Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Encuentro de Ateneos de Andalucía en Córdoba

VIII ENCUENTRO ATENEOS.jpg


CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco


Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.








¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Almería (de Ángeles Asensio)

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

La historia de Almería se remonta al Neolítico cuando se encontraron enterramientos y pinturas rupestres como el Indalo -que representa al hombre con su arco-, descubierto en la cueva de los Letreros en 1868, declarada Monumento Histórico Nacional en 1924, y Patrimonio de la Humanidad.

Del paleolítico hay pocos yacimientos, y se cree que fueron grupos reducidos de nómadas cazadores. Más tarde llegaron los fenicios creando ciudades, pero la historia de Almería sufre un verdadero cambio con la llegada de los árabes en el 713 que cambian el paisaje con su método agrícola. El siglo XVI es el de la era cristiana en la que sufrieron un retroceso debido al seísmo ocurrido en 1522 que fue de tal magnitud, que destruyó la ciudad y se salvaron sólo 700 habitantes. Cuenta con yacimientos de plomo plata y oro, tiene un buen legado cultural y artístico, elementos arquitectónicos que corresponden a la edad media, y finalmente llegó la industria del cine en los años 60, cuando rodaron las películas de “westerns” en el desierto de Tabernas, videos musicales,“spots” de T.V. y temas de cine, como Cleopatra, Indiana Jones etc. También cabe destacar el intenso cultivo de cereales en sus invernaderos, que aportan a la región una considerable riqueza y puestos de trabajo.

Lugares de interés:

  • Alcazaba
  • Catedral
  • Iglesia de Santiago
  • Museo Arqueológico
  • Barrio la Chanca
  • Pta. de Purchena
  • Cabo de Gata
  • Mini-Hollywood

Personajes

Entre algunos de sus personajes podemos destacar:

Gastronomía

  • Los gurullos
  • Guiso de habas
  • Olla de trigo

Poemas que nos la recuerdan:

Donde está el cabo de Gata tiene la costa Almería;
arrecife, acantilados y una Alpujarra con vistas.
Contrastan con su desierto montes, valles y campiñas,
almenas escalonadas en las torres se divisan.
Si tapeas hay júreles, delicioso pulpo y chirlas.
No encontrará lo que busca aquel que no la visita.
Ángeles Asensio
(Estrofa sacada del poema “ANDALUCÍA”)

Almería

(Para Antonio Zoído)

Como agua que viniera
de la Alhadra, llegamos
al aljibe de Jayrán
y detuviste el tiempo,
como sueles,
en la Medina,
buscando entre las sombras
de la Historia, San Juan
o el viejo zoco
o el espolón de piedra
de los muros de Jayrán,
otra vez, en la Alcazaba.
Mientras, la luz y el viento
jugaban a rizar el agua
del puerto donde un día
arribara el omeya
y por donde se fueron
la sangre y el oro de esta tierra. .
El agua de la Alhadra, ya no llega
al aljibe de Jayrán.
Francisco Basallote
(De su libro "LIBRETA DEL CAMINANTE")

Viva Almeria

Sol que brilla en los caireles
De mi alegre Andalucía
Manojito de claveles
En la tierra de Almería
Allí vi la luz primera
Y empecé a tararear
Y hasta el día en que me muera
Yo le tengo que cantar
ESTRIBILLO:
Almería, un inmenso coral
Es tu hermosa bahía
Almería, es tu Virgen Del Mar
Mi estrellita y mi guía
Almería, paraíso de amor
Tus mujeres son flores
Tu alcazaba de luz y tu embrujo andaluz
Reina mora eres tú para los españoles.
Son las uvas luceritos
Desprendidos de tu cielo
Que se van por todos sitios
Pregonando tu salero
Los metales de tu entraña
Son tu gloria y tu esplendor
Eres lo mejor de España
Almería de mi amor
(ESTRIBILLO)
Reina mora eres tú, Ay...
Reina mora eres tú para los españoles.
F. Almagro Villacañas

Canto a Almería

Yo recogí mis cantares
de labriegos y pastores;
los aromé con las flores
de olorosos tomillares;
y en santo amor a mis lares
hice las cuerdas vibrar
de mi lira, por trovar
a mi tierra idolatrada
que de Murcia hasta Granada
van sus fronteras al mar.
Apenas para consuelo
sobre leguas de baldío,
vierte la noche en rocío
su llanto sobre tu suelo.
Y allá, rasgando del cielo
las matinales neblinas,
sobre cerros y colinas
en recinto de hondas cavas,
se alzan torres de alcazabas
y palacios en ruinas.
Por eso, en tono bravío
con rudeza de breñales
y sopores de eriales
que añoran aguas de un río,
lanzo notas al vacío
de salvaje melodía
con sabor a serranía.
¡Que más que fértiles tierras,
abundan agrestes sierras
en los campos de Almería!
Mas con tan pobres ropajes,
bien puedes galas lucir
orgullosa, con fruncir
a tu falda los encajes
de tus blandos oleajes;
dorarte la cabellera
con tu sol de primavera,
y hasta ceñir a tus sienes
plata del raudal que tienes
en tus minas de Almagrera.
Puedes también en los valles
de tu Andarax y Almanzora,
de su extensa y rica flora
cubrir de pomos tus talles.
Y así que hermosa te halles,
dí, que sin ser altanera
tienes fe y eres guerrera,
en áureo nimbo de luz
mostrando al pecho la cruz
de tu escudo y tu bandera.
Para que sepan que eres
de los cielos elegida,
muestra la belleza en vida
de blancos amaneceres
en tu corte de mujeres;
que siguiéndote triunfales
entre esbeltos palmerales,
guardan del sol su hermosura
bajo el patio de frescura
de tus extensos parrales.
Y con manto de matrona
junto con tus siete hermanas
-que ellas también soberanas
ciñeron regia corona -
rompe el silencio y pregona
tu abolengo secular.
Pues tú empezaste a luchar
por España, desde el día
que en tus playas a porfía
batió sus olas el mar.
Tú impusiste en el Oriente
tu comercio y tus riquezas
y te hicieron tus proezas
la Sultana de Occidente.
Y como luz refulgente
tu fama al mundo invadía,
cuando el puerto de Almería
era almotacén de España,
codicia de gente extraña
y orgullo de Andalucía.
Mas rendida de victoria
sobre trofeos y laureles,
la estela de tus bajeles
fue sepultando tu gloria.
¿Quién resurgirá tu historia?
¡qué vate hará despertar
la raza, para borrar
de los modernos anales
los Boabdiles y Zagales
que sólo saben llorar!
Sevilla os llama, Almería;
es vuestra hermana mayor
que celebra en nuestro honor
La Fiesta de la Poesía.
A sus hijas, ésta mía
llévales como presente.
Y a Sevilla, reverente,
plegando al suelo tu falda,
¡das un beso en su Giralda
para besarle la frente!
José María Álvarez de Sotomayor

También la sierra te envía

Un beso en la brisa leve
y su blancura de nieve
te va envolviendo, Almería.
Aunque la tenaz sequía
te produce sinsabores,
a costa de tus sudores,
que la tierra va empapando,
vas tus frutos madurando
y vas recogiendo flores.
Antonio Roldan
(Estrofa sacada de su poema “CANTO A ANDALUCÍA”)

Almería

En el espejo de tu mar tranquila
la mole secular de la Alcazaba,
como en el fondo azul de una pupila,
su morisca silueta recortaba.
En el áureo fluir del mediodía,
reclinada en mi seno su cabeza,
hinchaba el pecho y la pupila
abría para aspirar tu cálida belleza.
Y había besos y cánticos y risas
en su boca, en mi boca y en tus brisas...
Pasó el ensueño de la juventud...
Y, enlutado y sin fe, surco tus olas
en negra barca, con mi pena a solas,
¡igual que un muerto sobre un ataúd!
Francisco Villaespesa


autora: Ángeles Asensio: Blog de Ángeles Asensio