Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Barrio

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Barrio
Título Barrio
Cine Social - 2005
Cine Social - 2005

Ficha técnica
Dirección Fernando León de Aranoa

Producción Elías Querejeta

Guión Fernando León de Aranoa

Reparto Críspulo Cabezas (Rai)
Timy Benito (Javi)
Eloi Yebra (Manu)
Marieta Orozco (Susi, hermana de Javi)
Alicia Sánchez (Carmen, madre de Javi)
Enrique Villén (Ricardo, padre de Javi)
Francisco Algora (Ángel, padre de Manu)
Chete Lera (inspector de policía)

Datos y cifras
País(es) España
Año 1998
Género Drama
Duración 94 minutos

Compañías
Distribución Warner Sogefilms S.A.

Reseña

Barrio.jpg

Antes de consagrarse definitivamente como uno de los directores de referencia en el panorama del cine español con Los lunes al sol, Fernando León de Aranoa ya había dado muestras de su talento con sus dos primeras películas -Familia (un drama con ribetes cómicos y tintes psicologistas) y Barrio-. Barrio ya apunta una preocupación en la mirada y una querencia en el retrato social que Los lunes al sol terminarían de apuntalar.

Barrio es un drama social barnizado de ternura, la ternura que emana de una comprensión profunda y cariñosa hacia sus tres personajes protagonistas (Rai, Manu y Javi), tres adolescentes situados junto a todas las fronteras: la de la edad, la de la condición social, la de las aspiraciones vitales y, sobre todo, aquella que separa la realidad (dura y difícil, aunque no esté instalada en una marginalidad manifiesta) de los sueños, unos sueños inocentes e imprecisos, y, aún así, tremendamente frágiles.

No es difícil simpatizar (empatizar, que diría un "inteligenciólogo emocional" al uso) con esos tres proyectos de persona, cada uno inmerso en sus muy particulares circunstancias, y cuyo único punto en común es el de la desesperanza a la que inducen: los trapicheos de Rai con la droga (que le acarrean su primera detención, una suerte de rito iniciático en su mundo); la inestabilidad afectiva de los padres de Javi; o la constatación por parte de Manu de que su único hermano, lejos de ser ese triunfador al que su padre siempre hace elogiosa referencia, se halla en las antípodas de tal situación, son las puertas de acceso que los tres han de franquear para acceder a ese áspero mundo que han de confrontar con sus anhelos, teñidos de un halo infantil, por no calificarlo de ingenuo o simplón.

No obstante, por encima de tales apuntes de dureza, prevalece, como elemento que marca el tono de la película, el clima de camaradería, simple y fraternal, que emana de la relación entre los tres muchachos; una relación que se nos muestra a través de episodios con un toque naif y hasta humorístico, lejos de cualquier glamour o pretenciosidad: interminables idas y venidas en metro, paseos por los descampados sórdidos y charlas interminables alrededor de una serie de temas recurrentes y abordados bajo la óptica y perspectiva adolescente que a su edad corresponde -el sexo, el futuro, la huida...-; estos chicos hablan y hablan, cual personajes röhmerianos, y tejen con su conversación una tupida red de diálogos divertidos, frescos y de un verismo impresionante.

Esos elementos -la ternura que emana de los personajes y la frescura y ligereza que impregnan el texto del guión- son el armazón y sustento básico sobre el que León de Aranoa nos brinda un retrato lúcido y verista de una España que, obviamente, no es toda la España existente, pero sí es una España (una de las múltiples caras que, como toda realidad compleja, ofrece ese prima poliédrico que es nuestro país) real, que podemos encontrar sin necesidad de escarbar mucho bajo superficies de cierto lustre. Y, además, una muestra de buen (y entretenido) cine; una muestra, en definitiva, de que cuando hay talento, divertir y sensibilizar no tienen por qué ser objetivos divergentes ni incompatibles.


Película reproducida en el Ciclo de Cine Social del año 2005.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba .