Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 21 de octubre, 19:30 horas. Conferencia "La sexualidad vista por un etólogo", presentado por Antonio León Villaverde. Sede del Ateneo.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Calixto Sánchez Marín

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Cantaor Calixto Sanchez.jpg

El cantaor Calixto Sánchez Marín nace en Mairena del Alcor (Sevilla) el 27 de julio de 1946. Combina sus inicios en el cante flamenco con sus estudios de Magisterio. Es su profesora quien le incita a presentarse al concurso de su tierra en 1965, cuando gana el primer premio de los estilos levantinos.

A partir de aquí comenzó una extensa carrera que le llevó a infinidad de festivales. En 1972 primer premio en el Festival de Granada. En 1974 gana el Premio Antonio Chacón en el Concurso Nacional de Córdoba, preludio del I Giraldillo del Cante que obtuvo en la Bienal de 1980, donde compitió con figuras como Fosforito, Curro Malena y José de la Tomasa.

Esto supuso su espaldarazo definitivo. Grabó varios discos, programó diversos espectáculos y colaboró como profesor de cante en la Fundación Cristina Heeren. En los 90 fue nombrado director del Centro Andaluz de Flamenco en Jerez de la Frontera, cargo que ha ocupado hasta 2001, y codirector del Seminario de Estudios Flamencos en la Escuela de Magisterio de Sevilla. Ha organizado e impartido cursos y talleres de flamenco y es coautor del libro Aproximación a una didáctica del flamenco, publicado por la Junta de Andalucía.

Muy interesado en adaptar los versos de poetas clásicos al flamenco, algo que ya ha hecho con la poesía de Antonio Machado, entre otros. Como cantaor está capacitado para casi todos los estilos y palos, que interpreta con una técnica irreprochable.

Calixto aprendió a cantar escuchando a Chacón y a Pastora Pavón. Después descubrió la discografía del Cojo de Málaga, de Vallejo y de Cayetano Muriel. Y se convirtió en un maestro del cante y, por supuesto, en un maestro del Cante de las Minas. Lo ha demostrado con creces. Su triunfo en la I Bienal del Arte Flamenco Ciudad de Sevilla no fue, ni mucho menos, una casualidad.

Calixto ha bebido en las mejores fuentes, pero no es un mero copista. Sus interpretaciones de los maestros del pasado son siempre una lucha titánica por engrandecer los modelos que revive. Y muchas veces lo consigue. Para ello, cuenta con las mejores armas: una voz limpia, unas facultades extraordinarias, un registro amplísimo, una enorme seguridad en los tonos bajos, un perfecto dominio de la técnica -uno de los pocos cantaores que dominan el secreto de la respiración, como lo hacía Tomás Pavón- y un exquisito sentido de la musicalidad. Calixto es un músico innato.

Su aportación al conocimiento y aprecio de los cantes mineros es importante. ahí está su primer trabajo discográfico con esas cartageneras dignas de la mejor antología; la clásica:

Minero, dile al minero
que no está pagao con ná,
¡ay! minero, dile al minero,
pasa los años enteros
¡ay! metío en la oscuridá
¡ay! de ese pozo traicionero.

Y la taranta cartagenera:

La vía...
y a fuerza de tropezar
es como enseña la vía,
que andando con la verdad
más grandes son las caías
y los palos que te dan.

No sólo las interpretaciones que Calixto hace de los cantes mineros son antológicas, sino que sus conocimientos y su repertorio de estilos riquísimo. Él ha recuperado la murciana de Vallejo; la cantó en Sevilla el 12 de junio de 1987, cuando se presentó al XXVII Festival de Cante de las Minas en la capital hispalense. Unos meses antes, como ilustración de una charla sobre los cantes mineros dictada con ocasión de las I Jornadas sobre la Investigación en el Flamenco, había hecho: la Taranta del Morato, las cartageneras Los pícaros tartaneros y Acaba, penita, acaba, la taranta cartagenera Si a la derecha te inclinas, el taranto de Manuel Torre, los fandangos de Cartagena En el golfo de León y En mi burro mando yo, la murciana del Cojo de Málaga y la de Vallejo, la taranta de la Gabriela, la levantica Toas las mañanas la llamo al estilo del Cojo de Málaga, y la minera de La Unión.

Calixto Sánchez es codirector del Seminario de Estudios Flamencos de la Escuela Universitaria de Magisterio de Sevilla, desde donde, como maestro de estilos que es, imparte sus conocimientos a cuantos desean aprender.

El 2 de marzo de 2010 participó en la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba impartiendo la lección magistral "La creatividad en el flamenco" (foto superior).

Galería fotográfica

Fuente

Enlaces externos