Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.

Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.

El canal está disponible en el enlace: https://youtu.be/H09BNMzeAJs

Actividades ya disponibles en el canal:

Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba

"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.

Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.

Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla

Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.

"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Desamortización

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

La desamortización fue un largo proceso histórico-económico iniciado en España a finales del siglo XVIII por Godoy (1798) y cerrado ya muy entrado el siglo XX (16 de diciembre de 1964), y consistió en poner en el mercado, mediante subasta pública, las tierras y bienes que estaban amortizados, es decir, que no se podían comprar ni vender. Estas tierras estaban en manos de la aristocracia, la Iglesia católica o las Órdenes religiosas y los municipios y el Estado.

Los objetivos de la desamortización eran: reformar la estructura de la propiedad, obtener recursos para la Hacienda y lograr el apoyo popular para la causa liberal. Estos objetivos se consiguieron plenamente, y por lo tanto las desamortizaciones fueron un éxito. En ningún caso fue el campesino que trabajaba la tierra, y que tenía derechos adquiridos, el beneficiario de las compras de la tierra, ya que al cambiar el concepto de propiedad el campesino perdió sus derechos tradicionales: la propiedad se hizo absoluta.

La cuarta parte de la superficie del país, que estaba amortizada como propiedad colectiva o institucional, se convirtió en propiedad particular libre. Aunque en muchas ocasiones se desamortizó sólo el dominio directo y no la titularidad. Quien compraba tierras desamortizadas tenía un compromiso con la revolución, para defender el dinero invertido, y por lo tanto apoyaba a los liberales en el gobierno.

Los beneficiarios de la desamortización serán los campesinos ricos y acomodados, la burguesía urbana especuladora y absentista, y la aristocracia terrateniente. Las tierras se subastan y se adjudican al mejor postor, con lo que su venta no implicó un cambio en las estructuras de la propiedad, aunque sí en la titularidad de la tierra y en su condición de bien vendible. Estas medidas suponen la desaparición de régimen señorial en el mundo rural, para lo que se hace un pacto tácito entre la burguesía y la aristocracia terrateniente. La abolición de los señoríos no significó un cambio en la titularidad de la tierra, pero sí implicó la supresión de las servidumbres a las que estaban sometidos los señoríos. Hay un «perfeccionamiento» de la propiedad las tierras, se podían comprar y vender. Se perdían los derechos señoriales, pero se suprimían las cargas jurisdiccionales, y se obtenía la tierra como indemnización por la abolición de los derechos. Todo un negocio para la aristocracia. La desvinculación era otra medida de «perfeccionamiento» de la propiedad, al hacerla un bien libre. Estas decisiones se toman entre 1808 y 1836.

En España hubo tres grandes desamortizaciones:

El material recogido en este artículo procede de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, bajo la licencia GFDL.