Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba
Paco del Cid canta una canción de Carlos Cano

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Encarnación Hurtado "La Malagueñita"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Encarnacion Hurtado.jpg

Encarnación Hurtado, bailaora internacionalmente del baile flamenco, más conocida en la historia del arte del baile con el nombre artístico de La Malagueñita, por nacer en Málaga en el siglo XIX, y murió en el siglo XX. Destaco en los cafés cantantes de su época, compitiendo con las figuras más sobresalientes en su género. En 1914, participaba en el elenco dominado El embrujo de Sevilla, gran espectáculo coreográfico, en el Teatro Alhambra de Londres, junto a La Argentina, Faíco, Antonio el de Bilbao, El maestro Realito y otros intérpretes.

Las primeras referencias que encontramos sobre esta artista, llamada Encarnación Hurtado aluden a su debut en el madrileño teatro de Novedades, el día 3 de enero de 1906. La prensa menciona a la artista como "Encarnación, la Malagueñita, bailaora gitana de tientos y tarantas" (Heraldo de Madrid, 1-1-1906) o "La Malagueñita, bailadora de tarantas" (La Época, 3-1-1906). En el cartel también figuran famosas cupletistas de la época, como La Fornarina o La Chelito.

Sin embargo, Encarnación no sólo destaca en el baile por tarantas. Unas semanas más tarde, en el mismo salón, se anuncia una nueva actuación de la "la notable bailarina española 'La Malagueñita'. Que es una especialidad en las danzas orientales y en los bailes gitanos" (La Correspondencia de España, 26-2-1906).

A finales de marzo, Encarnación Hurtado se presenta en el teatro de la Zarzuela, entre un nutrido elenco de artistas de variedades en el que también figura la Fornarina: y ya en el mes de abril marcha a Lisboa junto a la compañía de zarzuela cómica española, que debuta en el teatro de Doña Amelia. El cuerpo de baile lo completan las hermanas Esmeraldas, La Tarifeña y la Trianita.

Es cierto que la primera mención que conocemos de una farruca bailada tiene a Encarnación Hurtado la Malagueñita por protagonista, pero cuando vemos que no solo se atribuye la “creación” y “primera ejecución” de la farruca y el garrotín, dos bailes recién nacidos entonces, sino que lo hace también del tango y de la mariana, entendemos que estas atribuciones no son más que un reclamo publicitario al estilo de los que abundaban en su día. Porque, como iremos viendo, hubo otras “creadoras” de la farruca.

Lo que sí parece que le corresponde es la maternidad de la farruca como baile de mujer y, por supuesto, como a todas ellas, la creación de una farruca personal. Por otro lado, el hecho de que, empezando por ella misma, este estilo se haya bailado siempre con pantalón parece confirmar que fue un bailaor —Faíco— el que puso la primera piedra de este monumento.

La aludida mención que avala la primera conclusión es una gacetilla del Salón Concert Actualidades, aparecida el 3 de junio de 1906 en El Liberal de Madrid, y que dice así: esta semana debutará la notable Malagueñita, que se exhibirá en sus bailes gitanos La Farruca y El Garrotín.

Y, tres años después, es cuando vemos a esta singular bailaora anunciada en el Teatro Nacional de La Habana (Eco artístico, 25 de octubre de 1909) como “creadora del garrotín y la farruca”.

Desde luego, de lo que no cabe la menor duda es de que La Malagueñita era una mujer creativa que no necesitaba encomendarse a nadie para llevar a las tablas sus propias invenciones coreográficas. Unos meses antes de la gacetilla de El Liberal, anteriormente citada, se anunciaba en La Época de Madrid (3 de enero de 1906) como “bailaora de tarantas”. Un estilo que con la denominación de “taranto” pasarían 34 años y 9 días para que lo bailase, en el Carnegie Hall de Nueva York, Carmen Amaya, a quien se atribuye hoy su maternidad. Y en 1909, como veremos en breve, se anunciaban sus malagueñas y granaínas.

La Malagueñita es hoy casi una completa desconocida en el mundo del baile flamenco. Una injusticia más de las muchas que la historia ha cometido con una artista. En su época, sin embargo, llegó a ser una de las bailaoras más importantes, como años después nos diría Ramón Montoya en la entrevista que concedió en la Argentina en 1937, publicada el 11 de mayo de ese año en el periódico La Nación, de Buenos Aires. En ella, ante la pregunta: “¿Y de las "bailaoras", cuales recuerda como las mejores?”, responde: Mariquilla la Flamenca, en lo clásico, de la talla de la Macarrona, y Encarnación Hurtado la Malagueñita.

Fuente