Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Gladys Carmagnola de Medina

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Gladys Carmagnola de Medina.jpg

Gladys Carmagnola de Medina es una poeta y docente paraguaya. Es una de las escritoras más conocidas de su país, su obra está dedicada a un público muy amplio, comprendiendo obras para niños y adultos.

Nació en Guarambaré, ciudad del Departamento Central del Paraguay, el 2 de enero de 1939, donde falleció el 9 de julio de 2015. Hija de Ramona Herrera Udrizar y Carlos Carmagnola, descendiente de italianos.

Gladys compartió su infancia con sus hermanos Carlos, el mayor, Haydée y Selva. Ya en la adolescencia ha manifestado una inclinación natural hacia la poesía. Desde muy joven se dedicó a la docencia, desarrollando en forma simultánea su vocación poética.

Se casó con Julio Medina, abogado de profesión. Tuvo una hija: Cecilia Medina Carmagnola.

Trayectoria

Es cofundadora y miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay. También tuvo participación en la fundación de la agrupación de Escritoras Paraguayas Asociadas y del Pen Club del Paraguay. Forma parte de una generación de mujeres paraguayas que, a inicios de la década de los años 1960, dan a conocer su producción literaria, ocupando un espacio muy importante en la literatura paraguaya.

Sus primeros pasos en la producción poética, estaban dirigidos hacia el público infantil. De esa época datan sus primeras publicaciones de poesías para niños. Su primera obra: “Ojitos negros”, fue lanzada en abril de 1965. A más de sus tantos libros publicados, varios de sus poemas han sido incluidos en antologías y publicaciones literarias, tanto de su país como de otras naciones extranjeras.

Gladys es contemporánea de un prodigioso grupo de escritores que marcaron una nueva tendencia en la literatura del Paraguay. Entre ellos están: Eloy Fariña Núñez, Hérib Campos Cervera, Josefina Plá, Óscar Ferreiro, Elvio Romero, José Luis Appleyard, Ramiro Domínguez, José María Gómez Sanjurjo, Rubén Bareiro Saguier, Carlos Villagra Marsal, Jacobo Rauskin, Miguel Ángel Fernández, Roque Vallejos, Emilio Pérez Chaves, Susy Delgado y Mario Casartelli, entre otros. Su primera publicación data del año 1965, a partir de allí, se ha dedicado enteramente a la producción de obras poéticas, completando en total 20 títulos de su autoría.

Obras

Poesía Infantil
Poesía para adultos
  • Lazo esencial (1982)
  • A la intemperie. Obra en la que reúne algunos de sus primeros poemas de inicios de la década de los 60 (1984)
  • Igual que en las capueras (1989)
  • Depositaria infiel (1992)
  • Territorio esmeralda (1997)
  • Río blanco y antiguo (2002)
Libros inéditos
  • Para reconocernos como hermanos. Obra finalista en el concurso poético del Ateneo Casablanca de Córdoba, España (1986)
  • Ceniza y llamarada. Obra que obtuvo el accésit en el Concurso Quinto Centenario convocado por la Embajada de España en Paraguay (1990)
Premios y distinciones
  • 1981. Primer Premio de Poesía “Amigos del Arte” (Asunción)
  • 1985. Premio de Poesía “José María Heredia” de la Asociación de Críticos de Arte de Miami, EEUU por su obra Igual que en las capueras
  • 1989. Premio la Fiambrera de Plata” del Ateneo de Cultura Popular de Córdoba (España)
  • 1992. Premio (único) de Poesía del Instituto Cultural Paraguayo-Alemán por su obra Depositaria infiel.
  • 1994. Plaqueta y Homenaje Público del Festival del Lago Ypacaraí
  • 1995. Mención de honor del Premio Nacional de Literatura
  • 1996. Premio Municipal de Literatura

Estilo poético

Acerca de su predilección por las poesías infantiles, esta autora ha señalado: “…escribir para niños es mi gran compromiso y mi singular orgullo, además”. En el año 1979, Josefina Plá expresaba a cerca de la obra infantil de Gladys Carmagnola: “Hay en el libro ternura, mucha ternura, demasiada si no conociéramos a Gladys y no supiéramos que ella es pura ternura; que esa dulzura es su acento y de sus imágenes no es sacarina de recetario sino auténtica miel de las entretelas del corazón”.

Sus poesías infantiles tienen aquel sabor dulce y travieso que invita a quien los lee a sacar de adentro el alma de niño que todos tenemos dentro. Producen deleite y nos transporta a los tiempos de los ricos helados a la siesta y los juegos incansables con los amigos del barrio. También se ha hecho eco de su obra Piolín, la autora argentina María Elena Walsh, quien lo definió como “el transparente Piolín”, por su belleza y claridad literaria.

A partir de 1980, aflora una etapa de madurez como escritora, evolucionando su producción hacia un estilo vanguardista. Surgen en esta etapa, poemas que denotan una época íntimamente reflexiva de la poetisa y varios poemas de carácter amatorio. Su obra para adultos está planteada en un lenguaje claro y transparente que siente como una bocanada de aire fresco para los lectores.

Recibió la Fiambrera de Plata del año 1988 concedida por el Ateneo de Córdoba.
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.