Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

La vida secreta de las palabras

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
The Secret Life of Words
Título La vida secreta de las palabras
VI Muestra de Cine Internacional
VI Muestra de Cine Internacional

Ficha técnica
Dirección Isabel Coixet

Producción Agustín Almodóvar
Jaume Roures

Guión Isabel Coixet

Música Aitor Berenguer

Fotografía Jean Claude Larrieu

Montaje Irene Blecua

Vestuario Tatiana Hernández

Reparto Sarah Polley
Tim Robbins
Julie Christie
Javier Cámara
Leonor Watling

Datos y cifras
País(es) España
Año 2005
Género Drama
Duración 120 minutos

Compañías
Productora El Deseo S.A.

Premios y galardones

  • Goya 2006 a la mejor Película.

Reseña

La vida secreta de las palabras.jpg

Desde que conocí (es un decir) a Isabel Coixet tuve la certeza de que éste era un árbol en el que merecía la pena quedarse sentado, a su sombra, y esperar a que cayeran sus frutos cada vez más maduros. Escuché cosas agradables (no siempre) de su primera película, la casi inédita “Demasiado viejo para morir joven” (1988)... -de quién dices que es? -Sí hombre, esa que hace esos anuncios tan originales, tan coloridos. Pero tuvo que ser en 1995 cuando mi santa paciencia quedó recompensada: “Cosas que nunca te dije”. Sin que nos enterásemos, Isabel se había metido de lleno en cine USA, vertiente indie, y consiguió una joyita sin desperdicio, una crónica serena de los temas recurrentes del cine independiente americano: incomunicación, desamor, desencuentro, desesperanza… para contarlo de una forma muy de aquí, como solo ella sabe hacerlo. Imprescindible.

Dejamos a un lado ese ligero resbalón que supuso “A los que aman” (1998) y fijémonos en su reaparición con “Mi vida sin mí” (2002), tremendo alegato a favor de la vida a través de alguien que sabe que va a perderla. Y estos mundos heridos pero vitales provocaron la aparición de “La vida secreta de las palabras”; Un film más intimista si cabe, pero con la fuerza narrativa que en determinados momentos faltaba en los anteriores apoyado en un trabajo actoral que es una constante en sus obras. Si en “Cosas que…” era la actuación de la impagable Lili Taylor lo que constituía el eje gravitatorio, en “Mi vida sin mí” y en “La Vida secreta…” el peso recae sobre Sarah Polley (que nunca estará mejor dirigida) y un Tim Robbins seguro, fiable, un actor que nunca defrauda (ni haciendo de zumbao en “La Guerra de los Mundos). La historia del técnico de una plataforma petrolífera perdida en el océano que queda cegado tras un accidente y la enfermera que intentará sanarlo, nos traen el sabor del viejo melodrama de Frank Borzage, y nos muestra a dos personajes abandonados a la soledad exterior e interior, la soledad que produce la oscuridad y la que emana del silencio. En ambos casos son las palabras el único nexo que les queda con la vida. Las palabras del que no puede ver y necesita describir para palpar la realidad y las de quien, en su empeño por ayudarlo, deberá salir de ese silencio culpable en el que permanece. Es finalmente la historia de amor de dos personas que no tienen más lazos que aquello que se dicen. Palabras con vida propia, con pasado y, necesariamente, con futuro, que mostrarán su capacidad para redimir.

Película reproducida en la VI Muestra de Cine Internacional del año 2006.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba Cristóbal Domínguez Cantillo.