Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Programa de la Semana Cultural "Córdoba de Gala"

Viernes, 27 de enero, 19:30 horas presentación del poemario "Entre perros y ángeles", de Luis María Pérez (Ganador del XXXVIII Premio Juan Bernier de poesía).
Presenta la ateneísta y poeta Pilar Sanabria.

Lunes, 30 de enero, 19:00 horas, presentación del libro "La Herida de Leopoldo de Luis en el Paraíso del Sur" de Juan Ignacio Trillo Huertas.
Intervendrán el autor y Jorge Urrutia (Catedrático Emérito de la Universidad de Madrid Carlos III). Presentará el acto el Vicepresidente del Ateneo y poeta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.

Martes, 1 de febrero, 19:30 horas se presentará el relato "Así, la vida" del narrador, escultor y poeta Ramón Rodríguez Pérez (Ganador del Premio X Concurso de Relatos "Rafael Mir").

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Manuel Fernández Cruz "Manolito de María"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Manolito de Maria.JPG

El cantaor gitano Manuel Fernández Cruz, conocido popularmente como Manolito de María, nació en Alcalá de Guadaira (Sevilla) el 14 de julio del año 1904 y murió en Sevilla el 25 de octubre de 1966. Su padre José Fernández Vargas, era hermano de Joaquín el de la Paula y Agustín Talega y de María Cruz La Fragua. Reunía en su persona los dos torrentes cantaores de las familias del Gordo de Alcalá y de los Cruz de Mairena. Era primo hermano de Antonio Mairena.

Fue su morada una cueva junto al castillo del Alcalá de Guadaira, cuna de grandes soleaeros, cuya población era mayoritariamente gitana. Manolito de Maria por su honradez y simpatía era respetado y querido por todos sus paisanos, fue jornalero de profesión, según su carné de identidad, El cante lo llevaba en la sangre de las más puras raíces gitanas que han existido.

Era un ser desamparado y a veces patético, no largo de repertorio, pero que daba a lo que cantaba un sentimiento casi religioso. Él decía que cantaba porque "se acordaba de lo que había vivido". En soleares y bulerías especialmente, tenía una queja desolada, aunque sin amargura ni desesperación.

Su cante era de mucha inspiración, con una voz muy gitana, profunda, clara y muy flamenca, destacando en los cantes por bulerías, martinetes y bulerias; por solea, especialmente en la solea de Alcalá de su tío Joaquín el de la Paula, interpretándola con matices propios y muy personal. También ponía su grandeza en los cantes por siguiriyas, tangos, fandangos y saetas. Grabó muy poco, más se dedico a la reuniones de amigos y fiestas.

Días antes de su muerte, intervino en la I Caracolá de Lebrija, celebrada el dia 9 de septiembre de 1966.

Fuente

Galería de imágenes