Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Comienza una página

Marruecos en la obra y en la acción política de Antonio Jaén Morente

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Thumb

En 1932, Antonio Jaén publicó un libro dedicado a lo que él llamaba “el problema marroquí”1 en el que recogía sus intervenciones en las Cortes como diputado por Córdoba, primero en las filas de la Derecha Liberal Republicana y luego en las del Partido Radical Socialista, planteando el difícil encaje del territorio del Protectorado dentro del marco constitucional de la II República, preocupación que en su caso no era nueva ya que en alguno de los numerosos libros de texto que escribió se había ocupado de la cuestión2.

En efecto, ya en la década de los años veinte, en paralelo con su obsesión por desmontar la leyenda negra de la conquista y colonización de América, hay que situar su interés por las colonias españolas en África , primero para constatar el escaso interés de los españoles:”En la actualidad los territorios en pleno dominio y protectorado…son mirados con desdén y aún con indiferente hostilidad por un gran número de connacionales” Y eso a pesar de que España seguía siendo la octava potencia colonial con 350 mil km2. Para Jaén Morente, el colonialismo español estaba causado por “la absoluta necesidad, por no decaer como Nación, sobre todo tras el Desastre del 98, pero España no se siente colonialista. No hay una acción colectiva del país, una acción oficial”.

Esta situación no ha cambiado con la llegada de la República, que asumió el Protectorado sobre Marruecos y el resto de las colonias africanas como una herencia monárquica, un retazo del Imperio, sin apenas cambiar la situación de dominio colonialista ni por supuesto afirmar la igualdad jurídica entre españoles y marroquíes3, aunque si se intentó lo que se conocía como la republicanización de Marruecos, nombrando a personas de confianza del régimen republicano en los puestos de administración y gobierno, especialmente en la Alta Comisaria, donde personas civiles iban a sustituir a los militares. El nombre de Jaén Morente incluso sonó para el cargo, al menos sus adversarios políticos le censurarán que se postulara para el cargo:”Uno de los más asiduos visitantes del Protectorado fue Jaén Morente, que estuvo en 1932, rondando la Alta Comisaria, de la que en más de una ocasión creyó que sería beneficiario, y en 1936, ésta última en la Asociación Hispanohebrea”4. Y el mismo escribiría:”También he propugnado la autonomía de Marruecos, pero manteniendo la unidad espiritual y económica con España. Y creo que España y América y Marruecos darán cosas muy grandes al mundo. En este asunto me preocupo hace tiempo. Precisamente se me ha lanzado ahora el dardo en algún libro que yo quiero ser Alto Comisario en Marruecos. No lo creo un delito”5.

Sus intervenciones parlamentarias, aunque circunscritas a temas presupuestarios, plantean la necesidad de abordar la cuestión marroquí de forma integral .En Diciembre de 1931 “El Heraldo de Madrid” recoge unas declaraciones suyas sobre el tema que levantarían ampollas entre los militares africanistas que hasta ahora habían regido los destinos del territorio, el tema llegó incluso a los juzgados y presentará una protesta formal en las Cortes, pidiendo y consiguiendo que sea la jurisdicción civil y no la militar la que se ocupe del asunto6.

En la sesión del 29 de marzo de 1932 cuando se está discutiendo en las Cortes el Presupuesto de la acción en Marruecos, volverá a intervenir considerándolo continuista con los de tiempos atrás, criticando que la mayor partida sea para cuestiones militares y planteando que en la zona hay un ejército de 75 mil hombres, los mismos que los británicos tienen en la India para un territorio inmensamente mayor. Además pide más transparencia en la gestión de los asuntos marroquíes, que las Cortes puedan examinar todos los tratados, convenios y acuerdos suscritos por España hasta el momento y esto lo hace en nombre de un denominado” grupo hispanoafricano” de diputados interesados en la cuestión marroquí, criticando también los cuantiosos gastos de la Alta Comisaría. En definitiva, pide un cambio de la política colonial española denunciando como desde 1912 el país se ha gastado allí la friolera de 12 mil millones de pesetas y han muerto 70 mil personas en las guerras allí mantenidas. Pide un Ministerio propio para el gobierno de la zona y además que se constituya en las Cortes una Comisión que de un modo específico aborde la actuación política en el Protectorado.7

A fines de 1932 realiza un primer viaje a Marruecos tal y como queda reflejado en el diario catalán “La Vanguardia” de 4 de diciembre de 1932:” Nador. De Marruecos, Diputados a Cortes de viaje de estado por la zona Oriental. Ayer llegó en hidroavión el diputado Antonio Jaén Morente perteneciente al Partido Radical Socialista, director del instituto cordobés, que verificó el viaje en el Dornier 31 acompañado por el miembro del partido en Tetuán don Antonio Moreno Medina, el ingeniero Manuel del Río y el concejal del Ayuntamiento de Córdoba, don Antonio Fernández Vergara.

Fueron esperados en la base de hidros de Mar Chica por el general jefe de la circunscripción oriental Sr. García Boloix; varios jefes y oficiales del Estado Mayor, el Concejal Sr. Fernández en nombre del Ayuntamiento de Melilla, Presidente de la Cámara de Comercio. Presidente de la Comisión Instrucción Pública Sr. Navarro y varios catedráticos del instituto y maestros nacionales.

El Sr. Jaén Morente fue invitado por el General Jefe de la Circunscripción a su llegada trasladándose al cuartel de Regulares de Alhucemas en el coche del general con la bandera desplegada siendo recibido por el Jefe de dicha unidad teniente coronel Gorostegui y demás oficiales. Se celebró, acto seguido la ceremonia de la Promesa de la bandera que aquellos no habían efectuado todavía.

Pronunció un discurso el general al que contestó el Sr. Jaén resaltando la seguridad que tuvo siempre de la cooperación del Ejército para la consolidación de la República, terminando con vítores a España y a la República. Almorzó el Sr. Jaén con el General y con el presidente de la Agrupación local del Partido Radical Socialista Sr. Rivera, siendo cumplimentado en el local por el delegado gubernativo y el interventor general .Esta mañana sale el Sr. Jaén para Uxda, en la zona francesa ,donde pronunciará una conferencia en la Casa de España. El lunes regresará a la Península. Planelles”. De este viaje dará cuenta en una nueva sesión de las Cortes para aprobar el Presupuesto del Protectorado para el año siguiente, cuando se presenta como vocero de aquellos españoles que “esparcidos por sus 22.000 kilómetros cuadrados de la zona, me han mandado traiga a la Cámara sus aspiraciones, sus deseos y lo que piensan y sienten de la República”8.

Sus objetivos son reconciliar a Marruecos con el resto de España, denunciando el escaso conocimiento que se tiene de esta realidad geográfica e histórica, quizás por que” España no ha tenido de la zona más que la noción sangrienta de la guerra”. Él apuesta por la plena integración y se muestra contrario a conceder la independencia y en cambio habla de una acción similar a la desarrollada en la conquista y colonización de América: mestizaje “corporal y espiritual”, fusión e integración tanto del moro (sic) como del hebreo de los 150 mil españoles que se calcula que hay en el Protectorado.

Contrario al militarismo que hasta el momento ha impregnado la presencia colonial y del derroche de dinero, la para ´´el pasa por un nuevo equipo de personas que aborde la gestión de los asuntos marroquíes:”un equipo nuevo de hombres, llevando allí lo mejor y más espiritual de la Raza con un sentido eminentemente republicano”…”A Marruecos hay que llevar el sentido de la Constitución española”.

La educación, terreno en el que es todo un experto, puede ser el punto de partida. En concreto, la escuela unificada, “una escuela que albergue en sí lo propio de todas las razas, respetando todo lo que significan las escuelas coránicas y rabínicas” y estableciendo en Tetuán un gran centro cultural y educativo para “estudios de compenetración mora e hispana”.También será sensible a las reivindicaciones de la población judía, varias veces se dirigirá al gobierno para pedir que acelere los trámites de nacionalización de los sefarditas que ha solicitado[[Marruecos en la obra y en la acción política de Antonio Jaén Morente#Notas|]]. Denunciará las trabas burocráticas que se oponen a pedirá que la Sinagoga de Córdoba se convierta en centro de estudio talmúdicos y se permita su gestión por la comunidad judía. A ello volverá en su intervención en 1935 cuando en Córdoba se celebre el Milenario de Maimónides y en 1936 en la conferencia que impartirá a la comunidad hebrea de Larache. En sus intervenciones parlamentarias recoge propuestas y aspiraciones de la colonia española en la Argelia francesa, sin olvidar tampoco el malestar de los funcionarios españoles en el protectorado, sobre todo de los docentes de Ceuta y Melilla por no llegar las gratificaciones prometidas”.

Se le puede considerar como un pionero en sus planteamientos de interculturalidad, por su enorme interés en potenciar el conocimiento del otro, de su cultura, religión, historia, etc. Tanto en las aulas de los institutos, en los foros políticos, ante la opinión pública a través de la prensa o propugnando la puesta en marcha de instituciones como su proyecto, compartido con compañeros del claustro del instituto cordobés, de crear en su ciudad natal un centro de Estudios Andaluces (también llamado Centro de Estudios orientales) que actuara como una auténtica Universidad hispanoarfricana y que además pretendía incluir una biblioteca, residencia de estudiantes, museo, etc.

En su labor historiográfica también hará enfoques novedosos sobre lo que el llama el dualismo arábigo-hispano del Medievo hispano10, así en los manuales que prepara para el bachillerato se ocupa siempre de las relaciones entre Cristianismo e Islam en la historia española y en las relaciones entre la Península y el Norte de África.

En las Cortes llego a pedir que se Constituya una Provincia de África11, si bien con un carácter más simbólico que real, dentro de un hipotético Ministerio de Ultramar que quiere poner en marcha mostrándose de acuerdo con una propuesta formulada por Lerroux para atender a los “tres millones de españoles que hay en América lo exigen, y España no acaba en la Península. Sus límites espirituales son infinitamente superiores; donde llega al idioma, donde llegue la sangre, ahí están”.

Su africanismo le lleva a posturas contradictorias, como las declaraciones a la prensa de Lima en Agosto de 1933, cuando fracasó un intento de ocupación efectiva del territorio de Ifni (14) justificando incluso la acción militar para dominar la zona o a planteamientos de claro acercamiento al mundo musulmán, por ejemplo cuando en el calor del debate parlamentario llega a proponer que “la mezquita de Córdoba se convierta al culto musulmán”12


Notas

(1) Publicado en 1932 recoge los textos de sus intervenciones parlamentarias sobre el tema.

(2) ”España extrapeninsular. Marruecos. Sahara. Río de Oro. Guinea, Islas” Sevillas/a, 137 páginas. Es un estudio de geografía colonial para el alumnado de Bachillerato que además de ofrecer a los estudiantes conocimientos básicos de la Historia y geografía de las colonias españolas, le sirve para denunciar la que considera ineficaz gestión de estos territorios, especialmente si se comparaba con lo que estaban haciendo Francia o Gran Bretaña.

(3) PEREZ SERRANO J., y ARTEAGABULPE, J.M. ”La II República y el Protectorado marroquí: nuevo régimen político, viejas pautas coloniales” págs.,281-298, II Jornadas Niceto Alcalá Zamora y su época, Priego de Córdoba, 1998

(4) GARCÍA FIGUERAS, J. MARRUECOS, Madrid 1954,pág.262

(5) LA LECCIÓN DE AMÉRICA,pag.219-22

(6) Diario de sesiones de las Cortes Constituyentes de la República española, 12 de mayo de 1932, fol.5540, nº164

(7) Ibídem, 30 de Marzo de 1932, fol. 4862, nº 146

(8) Ibídem, 22 diciembre de 1932, fol. 10629-10630, nº 283

(9) Ibídem, 24 de junio de 1932, fol.6466, nº1

(10) HISTORIA DE ESPAÑA, Tomo I,”Los orígenes uy el dualismo hispano-arábigo. Edades antigua y media”, Sevilla 1932

(11) LA LECCIÓN DE AMÉRICA, págs. 63-65

(12) TORIBIO GARCÍA,M., “Estudio introductorio” LA LECCIÓN DE AMÉRICA, Córdoba, 2005,pag.49.


Autor: Manuel Toribio García.