Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miercoles, 20 febrero, 19:30 horas. Homenaje a Antonio Machado con motivo del 80 aniversario de su fallecimiento. Introducción y lectura de poemas. Sede nueva del Ateneo en Calle Rodríguez Sánchez, 7 (Hermandades del Trabajo).

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Sociedad de Plateros de Córdoba

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Taberna de la Sociedad de Plateros en San Francisco, 2

El 17 de octubre del año 1868, se constituyó en Córdoba una de las instituciones más genuinas de la ciudad, la Sociedad de Plateros, que ha llegado hasta nuestros días vinculada a otra de las expresiones más clásicas del alma cordobesa, la taberna.

Corrían tiempos difíciles en aquel otoño de 1868. La revolución había expulsado a la Reina Isabel II tras la batalla de Alcolea, del 29 de septiembre de ese año, y aunque ese destronamiento era celebrado por la mayoría, la incertidumbre sobre el futuro era grande por la crisis política y económica que atravesaba el país. Por ello, para favorecer a los plateros más desfavorecidos, se creó la Asociación Mutua de Plateros de Córdoba, siendo la sociedad de previsión más antigua que existe en España.

A través de las actas de la Sociedad de Plateros, Manuel Carreño escribió hace años la historia de esta asociación. Por él sabemos que los plateros o joyeros cordobeses de entonces se agrupaban cerca de la calle Cardenal González, en el Arco de Platerías, y que por ello buscaron una sede para su sociedad en la vecina Carrera del Puente. Pronto, decidieron invertir sus ingresos en un despacho de bebidas, negocio que habría de ser definitivo y que incrementaría el mantenimiento económico de la Mutualidad.

La primera taberna nacería en abril de 1874 en la calle Sillería número 5, actual calle Romero Barros. Es la que hoy conocemos como Sociedad de Plateros San Francisco. La antigua casa conserva sus elementos esenciales, como el pequeño zaguán y un patio, claustrado en dos de sus lados. Éste se transforma, gracias a su techado de cristal, en luminoso salón rodeado de habitaciones, de gruesos muros encalados con oscuros artesonados de viejas maderas, que se abren a través de espaciosos arcos. Cerca de allí tuvo su sede en el final del franquismo el Círculo Cultural Juan XXIII, tolerada tribuna democrática.

En junio de 1880 la Sociedad alquila un granero en la plaza de Séneca y funda el segundo establecimiento de bebidas. Se ordena al dependiente que no use más vasos que los que acuerden la comisión. En este local desapareció, debido a una reforma, la habitación donde se reunían en los años veinte la Peña Los Legítimos, a la que asistían Julio Romero de Torres, Valle-Inclán, Azorín, Ortega y Gasset y Pío Baroja entre otros. Tras una reforma culminada en 2005, hoy junto a la taberna se incluye el Hotel Plateros.

La tercera taberna de Sociedad de Plateros de las existentes en la actualidad es la de la calle María Auxiliadora. Para albergar taberna y bodega fue adquirida una casa en esa calle en 1925. La bodega tiene su entrada por la calle Queso donde se pueden adquirir sus vinos por venta directa. Desde los años sesenta la Sociedad pone en venta en sus tabernas las especialidades Peseta, Platino y Oro Viejo, finos los dos primeros, amontillado el tercero, productos de la crianza de sus botas.

La taberna María Auxiliadora tiene una clientela compuesta por personas de cualquier parte de Córdoba. En sus salones ha acogido a muchas peñas como la Peña Los Bohemios, la Peña Excursionista Cordobesa o la más veterana de Córdoba, Los Romeros de la Paz, además de sociedades como Córdoba de Palomos Deportivos. Su especialidad son las tapas de bacalao, por ese motivo se la conoce también como “La Posada del Bacalao”.

Más avanzado el siglo XX, también se abrieron establecimientos en la avenida de Granada y en las calles Cruz Conde y Mayor de Santa Marina, que no han perdurado en la Sociedad de Plateros. Ésta, además de tabernas, se proveyó de una biblioteca y participó en la medida de sus posibilidades en actividades culturales de la ciudad, siempre dando ejemplo cívico y de cordobesismo. Por todo ello, en 1985, el Ayuntamiento le concedió la Medalla de Oro de la Ciudad de Córdoba y en 1993 logró la distinción de Cordobés del Año por votación popular.

Fuente

Véase también