Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles, 16 de octubre, 19:00 horas. Presentación del libro "Retazos" de Javier Ortiz Díaz, presentado por Restituto Núñez Cobos. Sede del Ateneo.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

César Vidal

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Cesar Vidal.jpg

César Vidal Manzanares (Madrid, 1958) es un escritor y periodista español, autor de numerosas obras de divulgación histórica, ensayos y novelas.

Durante varios años dirigió y presentó los programas La Linterna y Camino del Sur de la cadena radiofónica COPE. En la actualidad presenta Es la noche de César y Regreso al Camino del Sur en EsRadio y Corría el año... en Libertad Digital Televisión. También es articulista del diario La Razón. Además, colabora en las revistas Muy Interesante e Historia de Iberia Vieja, y en los periódicos digitales Libertad Digital y Protestante Digital. Tiempo atrás, participó también en las tertulias televisivas realizadas en los programas de María Teresa Campos en Telecinco y Antena. También ejerció de abogado durante un reducido período de su vida. Es hermano del periodista Gustavo Vidal Manzanares.

Como historiador, César Vidal se inscribe en las posturas de Ricardo de la Cierva y Pío Moa, aspecto que se aprecia sobre todo en sus aproximaciones a la historia de la España contemporánea y, en concreto, a todo lo que tiene que ver con la Guerra Civil (décadas previas y la dictadura).

Formación

Estudió bachillerato en las Escuelas Pías de San Antón, en Madrid. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, doctor en Historia con premio extraordinario fin de carrera por la UNED. También dice poseer doctorados en Teología y Filosofía por el Logos Christian College, una institución de estudios religiosos de los Estados Unidos que imparte educación privada a distancia con títulos académicos no acreditados. (Logos no cuenta con acreditación regional ni tiene la aprobación del Departamento Federal de Educación de los Estados Unidos, dicha institucion no otorga titulos en filosofia, sino el PhD (que Logos afirma en su página web que equivale a un doctorado norteamericano) en estudios bíblicos.

Temática

Vidal es, sobre todo en los últimos años, un escritor extraordinariamente prolífico: entre 2004 y 2007 ha editado más de sesenta publicaciones. Sus libros tratan temas muy variados: ha escrito volúmenes de curiosidades y anécdotas históricas, como la serie Nuevos enigmas históricos al descubierto, ensayos como España frente al Islam, libros infantiles o incluso alguna traducción. Esta capacidad de producción bibliográfica la explica en su soledad y en su capacidad organizativa:

Es una cuestión de organización. Hay precedentes aún más brillantes, como Lutero, que en sus últimos años escribió un libro cada 15 días. La clave está en el aprovechamiento del tiempo, el conocimiento de los asuntos sobre los que trabajas y el saber rentabilizar aspectos que van surgiendo en la investigación.

Posturas polémicas

César Vidal ha realizado obras sobre temas controvertidos como sectas, ocultismo, los ovnis, la masonería, el cristianismo primitivo, la guerra civil española, el pueblo judío, el bombardeo de Guernica, los orígenes ideológicos del nazismo, las Brigadas Internacionales, la Inquisición, las chekas, la cábala, el gnosticismo, la matanza de Paracuellos, o las teorías conspirativas. También ha escrito libros sobre personajes históricos polémicos como Durruti, José Antonio Primo de Rivera, Bin Laden, Isabel la Católica, Lutero o Judas. Sin embargo, existen numerosas críticas sobre su trabajo. Se le ha reprochado un manejo poco riguroso de la bibliografía: por un lado, las referencias no siempre serían precisas, y, por otro, citaría obras que no ha consultado, se inventaría fuentes o su contenido y realizaría traducciones erróneas. También se le ha acusado de plagios. En tal sentido, el historiador Eduardo González Calleja describe el método de Vidal de la siguiente forma:

[...] una porción de páginas de relleno que envuelve la inanidad total a la hora de tratar el tema que es presunto objeto de análisis
[...]; un aparato «crítico» repleto de notas improcedentes o de relleno, con siglas que quizá pertenezcan a fuentes ignotas, con una bibliografía contextual que se exhibe pero que no se emplea, trufada de títulos deliberadamente poco accesibles al lector español, que se citan de forma incompleta o que no aparecen en la relación final.

Las críticas abarcan desde la invención de fuentes a la tergiversación de traducciones, pasando por hacer pasar fuentes secundarias por investigación primaria por su parte. Por ejemplo, los historiadores Ian Gibson y Ángel Viñas han señalado que una cita que incluye en Paracuellos-Katyn. Un ensayo sobre el genocidio de la izquierda, atribuida a la edición del 3 de noviembre de 1936 del diario madrileño La Voz, usada como muestra de que, en los periódicos madrileños, el "exterminio no sólo no se ocultaba como objetivo fundamental, sino que incluso se pregonaba y originaba comentarios jactanciosos", no existe. La cita es la siguiente:

Hay que fusilar en Madrid a cien mil fascistas camuflados, unos en la retaguardia, otros en las cárceles. Que ni un quinta columna (sic) quede vivo para impedir que nos ataquen por la espalda. Hay que darles el tiro de gracia antes de que nos lo den ellos a nosotros.

Tanto Gibson como Viñas afirman haber consultado las hemerotecas y no haber encontrado ninguna frase similar en dicho periódico ni ese día ni los anteriores o posteriores. Sí se publicó, en cambio, un editorial (que Gibson reproduce prácticamente íntegro) en el que se puede leer:

Madrid será diezmado. De su millón de habitantes perecerá la décima parte.

Gibson concluye afirmando que "Lo menos que se puede pedir a un investigador es que compruebe sus fuentes y las cite correctamente". El juicio de Viñas es más duro: "Vidal se ha basado en la tergiversación y distorsión de documentos a sabiendas que muy pocos de sus lectores estarán en condiciones de comprobar sus afirmaciones. Si falsifica datos que cualquiera puede encontrar fácilmente en hemerotecas, ¿qué no hará cuando alega basarse en archivos menos asequibles?".

Un ejemplo de tergiversación de traducciones es el relativo a la obra de Felix Schlayer sobre las matanzas de Paracuellos, Diplomat im roten Madrid, también en Paracuellos-Katyn (el libro de Schlayer permaneció sin traducción al castellano hasta 2006, en que fue publicado por la editorial Áltera, bajo el título Matanzas en el Madrid republicano). De acuerdo a Vidal:

Durante la entrevista con Carrillo, Schlayer y el delegado de la Cruz Roja recibieron todo tipo de seguridades. Sin embargo, el diplomático noruego percibió en Carrillo «inseguridad» y «falta de sinceridad», especialmente porque insistía en que no sabía nada del traslado de los presos lo que, cierto es, resultaba poco verosímil.

Sin embargo, tal traducción es negada por, al menos, tres historiadores. Gibson —que trabajó con una traducción del libro de Schlayer entre finales de los setenta y principios de los ochenta que le había hecho su esposa—, ya en 1983, describe la narración de Schlayer sobre su entrevista con Carrillo la tarde del 7 de noviembre de un modo radicalmente diferente:

Schlayer, que, como hemos dicho, abandonó Madrid en julio de 1937 —según él bajo amenaza de muerte lanzada por el Gobierno rojo—, volvió a España al final de la guerra. El 7 de marzo de 1940 prestó declaración ante los jueces de la Causa General acerca de sus investigaciones sobre la matanza de presos. La declaración de Schlayer confirma el relato publicado en su libro en 1938, y no añade nada nuevo a éste. A pesar de ello, creemos oportuno citar su referencia a la conversación que sostuvo con Santiago Carrillo en el Ministerio de la Guerra aquella tarde del 7 de noviembre de 1936, cuando le contó a éste lo que había visto aquella mañana en la cárcel Modelo y le expresó su inquietud por la suerte de los presos políticos.

A continuación Gibson incluye la citada declaración de Schlayer en la Causa General acerca de la entrevista con Carrillo:

En su visita a Carillo, le denunció estos hechos y mantuvieron larga discusión porque Carrillo sostenía que había máxima seguridad. La situación en Madrid era tan anárquica que le consta que a pesar de haberse perpetrado ya a esa hora la mayor parte de los asesinatos, Carrillo no conocía los hechos. (Declaración de Schlayer ante la Causa General el 7 de marzo de 1940 (caja 1.527, «Embajadas», ff. 77-89, citado en (Gibson 2005: 138-139)

Por otra parte, el historiador Miguel Ángel Molinero ha acusado a Vidal de que la traducción de Manetón que éste publicó en 1993 no lo es del original griego, sino de la traducción inglesa presentada en la edición bilingüe inglesa de Manetón en la serie Loeb.

Proclive a expresar públicamente sin prejuicios su condición de cristiano protestante, son causa también de controversia algunas de sus opiniones sobre temas científicos y sociales, como, por ejemplo su afirmación24 contraria a la actual teoría de la evolución:

No creo en ella sinceramente porque me parece que tiene demasiadas lagunas y que su defensa no deriva tantos de bases científicas como metafísicas de que no existen pruebas de la macroevolución, es decir, que existe evolución dentro de las especies pero que no está probado que unas especies hayan evolucionado desde otras.

César Vidal ha calificado al euskera, en su programa de radio, de lengua "muy primitiva". También ha calificado al catalán de "dialecto" del provenzal, afirmando que no concita "el menor interés" para aprenderlo porque "es una lengua pequeña". Afirma, también, que el valenciano es una lengua distinta del catalán.

Asimismo, y también en contra del criterio establecido actualmente, ha negado la existencia del asturleonés como grupo lingüístico autónomo y con entidad propia, calificando el asturiano de "dialecto del castellano", caracterizado únicamente "por finalizar las palabras en u".

Ha acusado a Sánchez Dragó de antisemitismo:

El Holocausto no fue culpa real ni total de los nazis, lo planearon los rabinos que decidieron la Segunda Guerra Mundial y lo mejor que podrían hacer los no-judíos es aferrarse a la cruz gamada de las banderas hitlerianas. Por extraño que pueda parecer estas líneas no pertenecen a un neo-nazi -al menos confeso- ni tampoco a un "revisionista", es decir, a un miembro del conjunto de autores que niega la realidad del Holocausto. Aparecen en las páginas 39 y 40 de la obra "Gárgoris y Habidis" y surgieron de la pluma de alguien que afirma haberse convertido "en adalid, en punta de lanza, en cabeza visible, junto a otras personas, de eso que se llama la Nueva Era en España" y que encandila a curas y beatas con el bulo de una supuesta conversión al catolicismo. Nos referimos, claro está, a Fernando Sánchez Dragó. Conocido polemista y miembro continuado de tertulias en radio y televisión, finalista y ganador del Premio Planeta por obras en las que esgrime su pensamiento estilo "New Age", Sánchez Dragó posee una cara oculta que resulta imperativo sacar a la luz.

Premios

  • Ha sido galardonado con diversos premios, como el Premio Humanismo de la Fundación Hebraica, y ha sido reconocido por su labor en defensa de los derechos humanos por organizaciones como Yad Vashem, Supervivientes del Holocausto (Venezuela), ORT (México), Jóvenes Contra la Intolerancia o la Asociación Víctimas del Terrorismo.
  • Premio de novela histórica Ciudad de Cartagena (2000) por «La mandrágora de las doce lunas»
  • Premio de biografía "Las Luces" (2002) por «Lincoln»
  • "Premio Jaén" (2004) por «El último tren a Zurich»
  • Premio "CCEI" (2005) por la obra anterior,
  • "Premio Espiritualidad" (2004) con la obra «El testamento del pescador», el libro de temática espiritual más vendido en España en 2004 a excepción de La Biblia.
  • "Premio de Ciencias Sociales" (2005) de la Academia de ciencias, tecnología, educación y humanidades
  • Premio de Novela Ciudad de Torrevieja (septiembre de 2005) con «Los hijos de la luz» y el seudónimo Jesse James. Durante la noche de la entrega, José Manuel Caballero Bonald, miembro del jurado, descalificó el libro al que calificó como "ideológicamente detestable", a pesar de reconocerle una gran calidad literaria. César Vidal reclamó que los calificativos de Bonald apareciesen en la faja del libro.
  • Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio (2006), con la obra El fuego del cielo
  • Premio Algaba de Biografía, Autobiografía, Memorias e Investigaciones Históricas (2006), por la obra Pablo, el judío de Tarso.
  • II Premio Finis Terrae por El caso Lutero.
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.