Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Diego Fernández de Córdoba y Carrillo

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Diego Fernández de Córdoba nació en Córdoba en 1355 y falleció en esta ciudad el 15 de noviembre de 1435. Tercer hijo varón de Gonzalo Fernández de Córdoba y Biedma, señor de Aguilar, y de María García Carrillo y Lasso de la Vega, Diego Fernández de Córdoba fue el primer representante de la Casa de Baena y Cabra, última rama en desgajarse del linaje de los Fernández de Córdoba, que llegaría en algunos momentos del siglo XV a igualar e incluso superar la primacía de su rama central, la Casa de Aguilar, de la que se independizó en 1384. tuvo dos hijos de su primer matrimonio, con Sancha García de Rojas, y una hija de su segundo, con Inés de Ayala y Toledo.

Prestó importantes servicios a los monarcas Juan I, Enrique III y Juan II, los cuales le recompensaron con importantes donaciones y cargos. Fue mariscal de Castilla, dignidad creada por Juan I; alguacil mayor de Córdoba desde 1384, como sucesor de su padre, hasta su muerte; alfaqueque mayor, durante la regencia de don Fernando de Antequera; y ayo del príncipe, el futuro Juan II.

Recibió de su padre el territorio de Baena, consiguiendo del monarca Juan I el señorío de esta villa el 4 de mayo de 1386. Sin embargo, no pudo hacer efectiva su posesión –aunque se tituló I señor de Baena- por la oposición de sus habitantes, a pesar de ser confirmada dicha concesión por Enrique III el 5 de febrero de 1394 y 1401. Este rey incrementó su patrimonio al darle la tenencia de la villa y fortaleza de Cabra, de la que tomó posesión en 1405. Posteriormente, en 1415, Juan II le concedió la alcaidía del lugar de Doña Mencía, en término de Baena, con la facultad de poblarlo y edificar una fortaleza, surgiendo así la población actual.

Participó en diversas campañas militares llevadas a cabo contra Portugal –como ocurrió en la época de Juan I- y contra el reino de Granada. Significativas fueron sus intervenciones, acompañando al infante don Fernando, en las conquistas realizadas en 1407 y, sobre todo, en el cerco de Setenil, así como en la batalla de Albendín, librada después del sitio que los musulmanes hicieron sobre Alcaudete (1408). Unos años antes de su muerte acompañó también al condestable don Álvaro de Luna en una de sus incursiones por tierras granadinas (1431).

Diego Fernández de Córdoba estableció un mayorazgo, por autorización de Enrique III (1390), con los bienes castellanos de su primera esposa Sancha de Rojas a favor de su primogénito, Juan Rodríguez de Rojas, mientras que a su otro hijo, Pedro Fernández de Córdoba y Rojas, le cedió en vida su señorío de Baena (1427) y la tenencia de Cabra (1431), recibiendo también los cargos de mariscal de Castilla y alguacil mayor de Córdoba.

Falleció el 15 de noviembre de 1435, dos meses después de su hijo Pedro, a la edad de ochenta años, siendo enterrado en la iglesia de San Hipólito de Córdoba.


I Señor de Baena
1386-1427
Sucedido por:
Pedro Fernández de Córdoba y Rojas

Referencia

  • José Manuel Escobar Camacho. Los pueblos de Córdoba (Caja Provincial de Ahorros y Diario Córdoba, 1993).

Enlaces externos