Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

13 de noviembre, miércoles. III SEMANA LITERARIA DEL ATENEO: Presentación Libro Homenaje a Soledad Zurera. Sede del Ateneo 20:00 horas.
14 de noviembre. Exposición de dibujos ANIMALES DE ENCAJE, de Elena Jiménez Pérez de Algaba. Sede del Ateneo. 19:30 horas.
19 de noviembre, martes. III SEMANA LITERARIA DEL ATENEO: Conferencia de Antonio Rodríguez Almodóvar:
“LA RECUPERACIÓN DE LOS CUENTOS POPULARES. TEORÍA DEL ARQUETIPO”. Sede del Ateneo 19:30 horas.
21 de noviembre, martes. III SEMANA LITERARIA DEL ATENEO: Presentación del libro “Siempre es demasiado (Evocación de María Zambrano)” de Mari Cruz Garrido. Presenta: Soledad Zurera. Sede Ateneo 19:30 horas.
27 de noviembre, miércoles. Tertulia poética.
28 de noviembre, jueves. Mesa redonda: “Asamblea de Córdoba, un siglo” en el Ateneo. Participantes: Isidoro Moreno, Pura Sánchez, AM Ramírez Ramos y Miguel Santiago. Sede del Ateneo 19:30 horas.
2 de diciembre, martes. Ciclo Poetas en el Ateneo. Interviene el poeta malagueño José Sarria. Presenta: Manuel Gahete. Sede Ateneo 19:30 horas.
11 de diciembre, miércoles. Tertulia poética. Sede Ateneo 19:00 horas.
12 de diciembre: Reunión Junta directiva. Sede Ateneo 18:30 horas.
12 de diciembre, jueves. Queimada navideña. Sede Ateneo 20:00 horas.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Jean-Jacques Rousseau

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Jean-Jacques Rousseau.jpg

Jean-Jacques Rousseau. Ginebra (Suiza) el 28 de junio de 1712 - Ermenonville (Francia) el 2 de julio de 1778. Escritor y filósofo.

Biografía

Huérfano de madre, abandonado por su padre a los diez años, adoptado y luego rechazado por la señora de Warens, Jean-Jacques Rousseau sufrió mucho por su situación familiar, su soledad y la incomprensión de su entorno, lo que lo llevó a su filosofía del hombre, basada en la libertad de conciencia del individuo y en una visión muy negativa de la sociedad, a la que acusa de corromperlo. Busca la felicidad del hombre a través de una mayor autenticidad (se siente próximo a la naturaleza) y de la armonía entre los individuos mediante un contrato social igualitario.

La discordia entre los hombres se debe, según él, a problemas lingüisticos (Ensayo sobre el origen de las lenguas, inacabado) y sobre todo políticos: Discurso sobre las ciencias y las artes en 1750, Discurso sobre el origen y los fundamentos de la inegualdad entre los hombres en 1755, Del contrato social en 1762.

Según Rousseau, la sociedad no respeta principios éticos básicos, tanto en la vida pública como en la vida privada. Esta preocupación aparece en todas sus obras sean éstas filosóficas, Emilio o la educación (Émile ou de l'éducation), autobiográficas (Las confesiones, póstumo), (Rêverie d'un promeneur solitaire, póstumo) o novelas: Julia o la nueva Eloísa (Julie ou la nouvelle Héloïse) (1761).

Jean-Jacques Rousseau participó en la Enciclopedia dirigida por Denis Diderot con artículos sobre la música.

Sus obras no fueron siempre bien acogidas. En particular, el parlamento de París condenó su libro Emilio o la educación que trata de la educación de los jóvenes, y Rousseau tuvo que huir a Suiza, y luego al territorio de Neuchâtel, propiedad del rey de Prusia. En 1765 el filósofo inglés David Hume le invita y acoge en Inglaterra.

Ideología

Rousseau plasma su ideología política en Discurso sobre el origen de la desigualdad, Emilio, El contrato social y Confesiones, entre otras muchas obras.

Según Rousseau, la sociedad es profundamente injusta y hace perverso al hombre. Es el mito del buen salvaje. Para Rousseau la sociedad ha perdido la libertad y hace que la pierda el hombre que vive en ella; debido a la existencia de la división del trabajo y de la propiedad privada, que provocan el dominio del hombre por el hombre.

Rousseau propone el modelo de contrato social, como modo de defenderse de los desastres naturales. En él se determinan los valores morales, el lenguaje, el derecho, etc., que son adquiridos por el hombre en sociedad; es decir, son normas inventadas, y por lo tanto se pueden cambiar. Sin embargo, y a pesar de todos los males de la sociedad, no es deseable volver a la situación primitiva, aunque se hace necesario restaurar en la sociedad la libertad individual y eliminar las desigualdades. El contrato social supone la entrega de todos los derechos a la comunidad, no a un soberano, por lo que la voluntad general busca siempre el bien común. La soberanía reside en la comunidad, el gobierno, la monarquía, la aristocracia o la democracia, han de hacer siempre lo que la voluntad general demande. Las leyes deben aprobarse en referéndum. Rousseau concibe la voluntad general como absoluta e infalible, pero para ello es necesaria la educación, para tener una moral social común. Si es necesario, se deben censurar las opiniones y la religión, para evitar la corrupción ideológica.

El Estado debe regular la actividad económica para evitar excesivas desigualdades, aunque las desigualdades sean inevitables.

Este tipo de sociedad se puede conseguir con la dirección de un grupo de ciudadanos virtuosos. Para Rousseau la libertad sigue teniendo su concepto clásico de participación en la res pública, no como libre albedrío.

Citas

  • "Renunciar a su libertad es renunciar a su cualidad de hombre".
  • "¡Conciencia! ¡Conciencia! Divino instinto".
  • "El hombre nace libre, pero en todas partes se encuentra encadenado". (Du Contrat social).
  • "A fuerza de ver sufrir se vuelven crueles los médicos y los curas". (Émile).