Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Martes 25, 19:30 horas, recital poético es de Balbina Prior.Sede el Ateneo

Abierta la convocatoria para presentar candidaturas a las Fiambreras de Plata 2020. El plazo finaliza el 28 de febrero.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Juan Abad Díaz "Chilares"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Del cantaor Juan Abad Díaz "Chilares" se sabe que había nacido en Almería, en el barrio de Zapillo, en 1868. A los nueve años pierde a su madre, Carmen Díaz. Su padre, Miguel Abad, contrae de nuevo matrimonio; pero Juan no tiene suerte con su madrastra: durante el tiempo que vivió junto a sus padres sólo recibiría de ella malos tratos. Transcurridos algunos meses, su padre accede a que abandone su casa y se vaya a vivir al domicilio de un primo suyo, Gabriel Gomis Abad, sillero de oficio.

Pero a Juan le cuesta trabajo adaptarse al tipo de vida que tiene que llevar. Las horas fabricando o vendiendo sillas de anea se le hacen eternas; sólo respira cuando al atardecer se escapa a cantar en tabernas y burdeles. Allí no faltan clientes que le den algunas perras por oír sus coplas. Chilares es un chico que promete.

Un día visita Almería una troupe de saltimbanquis y titiriteros y Juan ve el cielo abierto: abandona las odiosas sillas y se marcha con ellos a recorrer mundo y a cantar. Sus nuevos compañeros le presentan por pueblos y aldeas como un niño prodigio. Años después aparece por Cartagena, donde conoce al Alpargatero. El Rojo vería en él parte de las peripecias que él mismo había vivido en su juventud y las mismas ansias de triunfar en el cante. Y le contrata para actuar en su café de La Unión. Chilares no tarda en hacerse famoso. Pronto los aficionados de la ciudad minera le consideran como un vecino más. Todavía se recuerda una copla que así lo atestigua:

En la villa de La Unión
no cantan los forasteros,
mientras vivan Chilares
y El Rojo el Alpargatero.

Pero Chilares es culo de mal asiento. Otro buen día desaparece de Cartagena. Juan Abad Díaz, Chilares, muere en Madrid en 1895, asesinado por el certero pistoletazo de un marido celoso.

Fuente