Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Las Bodegas de Córdoba

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Desde este ático del noble y regio edificio de ABC se censuran como corresponde los dislates y abusos del poder local. El lector habitual -¡gracias, amigo mío!- lo sabe bien. Mas Córdoba no se construye únicamente desde la crítica, por fundada y atinada que esta resulte. Toda ciudad que se precie debe tomar buena nota de los excesos de sus gestores y de las carencias que la menoscaban, pero asimismo ha de tener conciencia clara de los luceros que iluminan su historia y realzan su esplendor.

En Córdoba, uno de esos lugares –y no precisamente de los que brillan con menor intensidad- se llama Bodegas Campos. Y en este 2008 cumple cien años. Estamos ante uno de nuestros templos culinarios, lo que no es decir poca cosa. Visitantes ilustres y desconocidos, procedentes de todos los confines del globo, pueden corroborarlo. Sin embargo, si ese fuera su único logro, a pesar de su relevancia no sería suficiente para sustentar el grado de admiración y respeto que concita. Lo que ha hecho de Bodegas Campos un referente inexcusable es su arraigo cordobés, el modo en que recoge en su seno las características más señeras de esta tierra. Sus patios y naves, un ejemplo palmario de lo que debiera ser una modélica restauración de nuestro patrimonio arquitectónico y cultural, han acogido toda suerte de eventos: enología, flamenco, arte e historia, cine... las disciplinas más dispares y los oradores más insignes han divulgado su saber con ausencia de ínfulas, con la llaneza y naturalidad que son consustanciales a Javier y José Campos.

El Ateneo, cuya incesante labor en pro de la cultura debiera servir de acicate a instituciones harto más pródigas en medios, ha sido el principal –que no el único- beneficiario de esa hospitalidad y apertura a la ciudad y sus habitantes. Los capiteles visigóticos del lugar han asistido al pálpito vivo de creadores y artistas, de empresarios y soñadores.

Por todo ello, y tantos otros motivos, levanto mi copa y brindo con gusto por un Centenario que es orgullo legítimo de Córdoba y sus buenas gentes.
Javier Ortega Posadillo (Escritor y ateneísta)
ABC Córdoba, (23 de marzo de 2008)