Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Manuel Ocaña Jiménez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Manuel Ocana Jimenez.jpg

El arabista Manuel Ocaña Jiménez nace en Córdoba, un 21 de febrero de 1914, e ingresa a los doce años en la Escuela de Artes y Oficios de esta capital, realizando posteriormente labores de delineante en el estudio del arquitecto Félix Hernández Giménez, con quien trabajó durante décadas en las excavaciones de Medina Azahara. Su destreza en el dibujo le llevó a interesarse por los epígrafes contenidos en los restos arqueológicos hallados en este yacimiento, y así comenzó el autoaprendizaje de la lengua árabe y el estudio de la historiografía hasta entonces realizada sobre al-Andalus.

En los años anteriores a la Guerra Civil simultanea la ampliación de los estudios técnicos con su actividad investigadora en el campo de la epigrafía y la arqueología árabes, que desarrolla en la recién creada Escuela de Estudios Árabes de Granada, bajo el magisterio de Emilio García Gómez. En la Alhambra trabaja con Leopoldo Torres Balbás, por aquel entonces conservador del monumento nazarí, y tras la contienda nacional regresa a Córdoba. Ingresa como delineante en la Constructora Nacional de Maquinaria Eléctrica-CENEMESA y es trasladado a Madrid, donde desarrolla una importante actividad investigadora, plasmada en diversos trabajos sobre epigrafía andalusí publicados en la prestigiosa revista "Al-Andalus", a cuyo consejo de redacción perteneció desde el año 1940. En 1956 fue trasladado definitivamente a Córdoba. En esta ciudad, durante la década de los 70, fue pionero de la enseñanza del árabe en los estudios universitarios, labor que aún no ha sido reconocida en justicia.

Entre sus muchas publicaciones, todas de gran interés, destaca su contribución en L'Encyclopédie de l'Islam y en la revista "Al-Andalus". Especialmente importantes son sus libros El cúfico hispano y su evolución (Madrid, 1970), verdadero manual de epigrafía árabe, que aún hoy es tenido como modelo insuperado, las Tablas de conversión de datas islámicas a cristianas y viceversa (Madrid-Granada 1946, reed. Madrid, 1981), de uso imprescindible, así como su Repertorio de Inscripciones árabes de Almería (Madrid-Granada, 1964). La faceta arabista de Ocaña no se limitó a la epigrafía, ya que sus conocimientos arqueológicos, unidos al dominio del idioma árabe, le llevaron a estudiar aspectos relacionados con el pasado histórico-artístico, topográfico y arqueológico de Córdoba. Sus excelentes dotes de dibujante han quedado plasmadas en innumerables logotipos, cartelas e inscripciones conmemorativas.

Sus dotes intelectuales, sencillez y extrema generosidad, no siempre correspondida, hicieron de él punto de referencia obligado para muchos arabistas españoles y extranjeros. Entre sus distinciones oficiales hay que destacar que fue académico de número de la Real Academia de Córdoba (1971), y correspondiente de la Real Academia de la Historia (1984). Igualmente obtuvo la medalla de oro al Mérito de Córdoba (1969), ciudad a la que siempre estuvo física y emotivamente unido y que en 1994 le dedicó a título póstumo una calle de nueva creación. Había fallecido el 18 de enero de 1991.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Rafael Pinilla Melguizo.
El material recogido en este artículo procede de una entrada de Cordobapedia, bajo licencia GFDL, previamente cedido por el Ateneo de Córdoba para su edición en Cordobapedia.