Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

14 al 20 de noviembre, se celebrará la I Semana Literaria 2017 del Ateneo de Córdoba.

Martes 1: Club de Lectura Café con Letras.
Miércoles 15:Tertulia Poética - Homenaje a Antonio Almeda.
Viernes 17: Presentación del Libro de relatos de Mª Teresa Morales titulado "La frontera impalpable".
Lunes 20: Ciclo "Poetas en el Ateneo", con Restituto Núñez Cobos.


Club de Lectura Café con Letras del Ateneo, próximo libro a comentar
para noviembre "La canción de Dorotea", de Rosa Regás.



FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo V Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

María Galvany

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Maria Galvany.jpg

La soprano ligera María Galvany, ve la luz en Granada el 2 de noviembre de 1878, no sabiéndose apenas nada acerca de sus comienzos en la lírica, salvo que estudia en el Conservatorio de Madrid. Contando diecinueve años aparece en escena por vez primera y lo hace con Lucía, en Cartagena.

Tras consolidar su rápida fama recorriendo diversas ciudades españolas, es llamada a Italia donde triunfa a pesar de la fuerte competencia de la "diva"Luisa Tetrazzini, aunque deba significarse que nunca cantó en La Scala.

Su carrera de soprano "coloratura" solamente abarca en plenitud, desde 1900 a 1918 y a lo largo de ella actúa en los principales teatros de Italia, Bélgica, Gran Bretaña, Holanda, Rusia (San Petersburgo) y los Estados Unidos de América, destacando de su repertorio las interpretaciones de La Sonnambula, I Puritani, Lucía de Lammermoor, Linda de Chamounix, Dinorah, Lakmé y, tal vez por encima de todas, Il barbiere di Siviglia. En 1911 impresiona numerosos discos para las casas Edison, G & T y Pathé Platen, acompañada de figuras como Francesco Marconi, Titta Ruffo y Perelló de Segurola, siendo de destacar la grabación de La reina de la noche perteneciente a Die Zauberflöte, todo un alarde de mecanismo vocal lo cual hubiera sido suficiente para asegurarle justa fama.

A partir de 1920, sus actuaciones disminuyen y los discos también, siendo sus últimos años singularmente tristes.

En la pobreza y en el olvido, se acoge a los sesenta años al Asilo de Ancianos de Río de Janeiro, en donde fallece el 14 de noviembre de 1949, sin un solo suelto de prensa que la recordara, no conociéndose su muerte hasta meses después, lo que origina discrepancias en cuanto a la fecha en que exactamente se produjo. Para la posteridad, y en los viejos discos de cera, quedó el legado de innumerables arias y dúos de belleza incuestionable y en los que se aprecia su técnica vocal impecable.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Manuel Muñoz Moya.