Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Monumento Natural Cueva de los Murciélagos

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Cueva de los Murcielagos. Zuheros.jpg

Viaje al interior de la montaña

En la plazoleta del Santo, un indicador informa que a la Cueva de los Murciélagos hay cuatro kilómetros. Es una carretera ascendente –algunos de sus tramos presentan un desnivel del 14 por ciento- construida por la Diputación en los ya lejanos años sesenta para así hacer accesible al turismo la cueva de los Murciélagos, una cavidad natural que se abre en la cumbre del cerro del mismo nombre, de 1.004,5 metros de altitud, cuya apertura a la visita turística se demoró hasta el 21 de marzo de 1991.

La carretera de subida regala además algunas hermosas panorámicas del blanco caserío zuhereño, agazapado, en torno a su viejo castillo, a los pies de los tajos rocosos. A 350 metros se halla el punto de información y área recreativa del parque natural de las Sierras Subbéticas (“las Soviéticas”, pronuncia aquí la gente sencilla), instalado por la Agencia de Medio Ambiente, cuya explanada regala un hermoso y aún cercano panorama de tejados. En este lugar se halla la oficina de turismo y venta de entradas a la cueva, al precio de 400 pesetas los adultos y 200 los niños. Para grupos superiores a 30 personas estos precios sufren una bonificación del 25 %.

Cueva de los Murcielagos. Zuheros. Aspecto interior..jpg

Pero el mejor mirador, llamado de la Atalaya, está unos kilómetros más arriba, y ofrece una vista de Sueros de apariencia casi aérea. También la explanada de la cueva, o cañada de Malos Vientos, a 980 metros de altitud –es decir, 358 más arriba que el pueblo-, regala una vastísima panorámica de la Campiña cordobesa del Guadajoz y otras tierras circundantes, hasta el punto de que en días muy despejados se vislumbran numerosos pueblos de Córdoba y de la vecina Jaén.

La cueva abre los sábados, domingos y festivos de 10 a 12 por la mañana y de 16 a 18 por la tarde en invierno, 0 de 18 a 20 si es verano. Además, los martes y jueves se admiten grupos organizados. Por razones de buena conservación, el cupo máximo diario de visitantes es de 150, así que conviene hacer reserva telefónica en el Ayuntamiento. Según el concejal de Cultura, Antonio Caballero, en 1992 –primer año completo de apertura pública- visitaron la cueva 17.241 personas, de ellas, el 34 % procedentes de la capital, el 28 % del resto de la provincia, el 36 % de otras provincias, y el 2 % extranjeros. El mes más concurrido fue marzo, con 2589 visitantes, y el menos, julio, con 723.

La visita a la cueva dura una hora, y se hace en grupos de unas veinte personas encabezados por un guía autorizado que explica el origen de la formación y los sucesivos salones que se ven a lo largo del recorrido, llamados de las Formaciones –sin duda el más bello, con su vistosa decoración natural de estalactitas y estalagmitas-, del Órgano, del Fémur, de la Celosía y de los Estratos, donde se halló el depósito de cereal carbonizado.

La cueva, de gran belleza, es una gruta natural abierta bajo la montaña antes del plegamiento alpino, y ha sido embellecida desde entonces por las fantasías calcáreas que forma el carbonato de cal procedente de las filtraciones de agua. La zona visitable representa sólo el 25 % de la cueva, y tiene una longitud de 800 metros, con un pronunciado perfil descendente que baja 80 metros, salvados con 800 escalones labrados o construidos en la roca y dotados de pasamanos y barandillas para facilitar el descenso. Pese a ello, los guías aconsejan no bajar a las personas que padezcan claustrofobia o tengan problemas cardíacos. Pero el esfuerzo de los que deciden hacerlo encuentra suficiente compensación en la belleza y espectacularidad de la gruta, que parece ilustrar el “viaje al centro de la Tierra” imaginado por Verne.

Complementos culturales de la cueva son tanto el Museo local –que abre en una casita situada al inicio de la calle mirador, frente a la plaza de la Paz- como el propio Museo Arqueológico de Córdoba, cuya sala I ofrece diversos vestigios, entre ellos reproducciones de las pinturas rupestres originales, que, por razones de conservación, no se incluyen en el recorrido turístico de la cueva.

Cueva murcielagos.JPG

Declaración de Espacio Natural Protegido

  • Normativa de Declaración: Ley Decreto 226/2001, de 2 de octubre (BOJA 135, 22/11/2001)
  • Año de declaración: 2001

Geografía

  • Superficie: 32,45 hectáreas
  • Coordenadas Geográficas: 37º32' Norte y 04º18' Este

Enlaces externos

Referencia