Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles 20 de marzo, 19:00 horas, tertulia poética: Lectura y comentarios sobre el poeta madrileño de la generación del 27 Pedro Salinas. Sede del Ateneo en calle Rodríguez Sánchez, 7

Sábado 30 de marzo. Viaje cultural del Ateneo a Itálica y al Monasterio de San Isidoro del Campo. Salida a las 8:30 horas desde la glorieta de la Media Luna frente antiguo hotel Meliá. Precio del viaje 35€ por persona incluyendo traslados, visita guiada y comida. Se paga in situ. Fecha límite de inscripción 27 de marzo.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Pío Baroja

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Pio Baroja2.jpg

El escritor Pío Baroja y Nessi nació en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872 y falleció en Madrid el 30 de octubre de 1956.

Cultivó preferentemente el género narrativo, y sólo de forma esporádica hizo incursiones en otros géneros.

El propio autor agrupó sus novelas en trilogías (alguna serie consta de cuatro títulos), aunque hay que señalar que las narraciones que las componen, en muchas ocasiones, tienen muy pocos elementos en común.

Entre 1913 y 1935 aparecieron los 22 volúmenes de una novela histórica, Memorias de un hombre de acción, basada en la vida del conspirador y aventurero Eugenio de Avinareta, antepasado del autor, en la que se reflejan acontecimientos de la vida española, desde la Guerra de la Independencia hasta la regencia de María Cristina.

Baroja publicó también cuentos, como los que recogió en Vidas sombrías (1900) e Idilios vascos (1902), libros autobiográficos y de memorias, biografías, ensayos, como El tablado de Arlequín (1904) o Divagaciones apasionadas, y algunas obras dramáticas.

Defensor de una novela abierta, ya que considera ésta como un fluir en sucesión («La novela en general es como la corriente de la historia: no tiene principio ni fin; empieza y acaba donde se quiera.»), componen sus obras a través de una serie de episodios dispersos, unidos, muchas veces, por la presencia de un personaje central. La mayor parte de los personajes barojianos son seres inadaptados, que se oponen al ambiente y la sociedad en la que viven, aunque impotentes, incapaces de demostrar energía suficiente para llevar lejos su lucha, acaban frustrados, vencidos y destruidos, en ocasiones físicamente, en muchas otras moralmente, y, en consecuencia, condenados a someterse al sistema que han rechazado.

El escepticismo barojiano, su idea de un mundo que carece de sentido, su falta de fe en el ser humano le llevan a rechazar cualquier posible solución vital, ya sea religiosa, política o filosófica y, por otro lado, le conducen a un marcado individualismo que podría calificarse de anarquizante.

A menudo se ha reprochado a Baroja su descuido en la forma de escribir. Antes de aceptar esta afirmación hay que examinar su estilo en relación con sus ideas sobre la novela y el hecho literario. La aparente pobreza de estilo tiene como fundamento la tendencia al antirretoricismo, que compartió con otros contemporáneos suyos, y el afán de crear lo que denomina una «retórica de tono menor», caracterizada por

1 el empleo del período corto,
2 la sencillez,
3 el deseo de exactitud y sobriedad, rasgos estilísticos que confieren la amenidad, el dinamismo y la sensación de naturalidad y vida que el escritor pretendía para sus novelas.

Obra literaria

Pio Baroja.jpg
  • La casa de Aizgorri (1900)
  • Vidas Sombrías (1900)
  • Aventuras, inventos y mixtificaciones de Silvestre Paradox (1901)
  • Camino de perfección (1902)
  • Idilios Vascos (1903)
  • El mayorazgo de Labraz (1903)
  • La lucha por la vida (1904), trilogía compuesta por:
La busca
Mala hierba
Aurora roja
  • La feria de los discretos (1905)
  • La dama errante (1908)
  • La ciudad de la niebla (1909)
  • Zalacaín el aventurero (1909)
  • El árbol de la ciencia (1911)
  • Memorias de un hombre de acción. Versión novelística de la figura de su antepasado Aviraneta, personaje de las guerras carlistas, que hace pensar en los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós.
  • Las memorias publicadas en sus últimos años, en siete volúmenes.
El material recogido en este artículo procede de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, bajo la licencia GFDL.