Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Amplía artículos

Roque Dalton

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Roque Dalton.jpg

Roque Antonio Dalton García nace el 14 de mayo de 1935 en San Salvador, la capital de El Salvador. Hijo natural de enfermera salvadoreña y millonario gringo, estudia Derecho y Antropología en El Salvador, Chile y México. Desde joven se dedica al periodismo y a la literatura y publica sus primeros poemas en la revista Hoja y en Diario Latino y funda el Círculo Literario Universitario. En 1957 entra en el Partido Comunista. Por su militancia política sufre cárceles y destierros y vive exiliado en Guatemala, México, Cuba, Checoslovaquia, Corea, Vietnam del Norte y otros países. Regresa a El Salvador en 1973 entrando a formar parte de la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo aunque es poco probable que entrara alguna vez en combate. Su nombre clandestino era Julio Dreyfus (en homenaje a Zola). Y así describe su incorporación a la lucha clandestina en el poema

:Buscándome Líos
La noche de mi primera reunión de célula llovía
mi manera de chorrear fue muy aplaudida por cuatro
o cinco personajes del dominio de Goya
todo el mundo ahí parecía levemente aburrido
tal vez de la persecución y hasta de la tortura diariamente soñada.
Fundadores de confederaciones y de huelgas mostraban
cierta ronquera y me dijeron que debía
escoger un seudónimo
que me iba a tocar pagar cinco pesos al mes
que quedábamos en que todos los miércoles
y que cómo iban mis estudios
y que por hoy íbamos a leer un folleto de Lenin
y que no era necesario decir a cada momento camarada.
Cuando salimos no llovía más
mi madre me riñó por llegar tarde a casa.

Muere asesinado por sus propios compañeros el 10 de mayo de 1975, cuatro días antes de cumplir los cuarenta años. Sería porque como dice Rafael Lara, “sólo al final el poeta cedió al partidario”. Él presentía su muerte. Así dice: “Usted sabe: me quedan algunos meses de vida. Los elegidos de los dioses seguimos estando a la izquierda del corazón. Debidamente condenados como herejes”.

Sobre su muerte, punto crucial en su figura y que aún sigue debatiéndose, escribe Miguel Huezo: “Para desentrañar la historia de su muerte se requiere de una máscara antigás, como la que él mismo propuso para ingresar en los palacios de la Iglesia”. Lo que parece seguro es que fue sacado con otro compañero (Pancho) de la colonia clandestina Málaga, próxima al barrio de Santa Anita, donde el propio ERP le recluyó por insubordinación, por varios compañeros (Vladimir Rogel y Joaquín Villalobos por orden de Alejandro Rivas Mira; Joaquín Villalobos que ahora es asesor del presidente Uribe de Colombia dijo 20 años más tarde que había sido un trágico error), y posteriormente fue fusilado cerca del volcán Quezaltepeque al norte de la capital. Sus restos nunca aparecieron. Se dice que el cadáver fue abandonado en un lugar conocido como El Playón, donde los escuadrones de la muerte abandonaban a los opositores muertos, y fue devorado por aves de rapiña y perros. Su muerte fue un punto y aparte en la guerrilla en la que se produce una escisión. También significó un callejón sin salida para la izquierda salvadoreña.

Las causas de su asesinato oscilan entre las desavenencias con su propio partido, la intervención de las autoridades cubanas con gran ascendencia sobre el ERP (en 1970 Dalton tuvo un importante incidente en La Habana), aunque en contradicción, el ERP no era ni castrista ni comunista, y también influyó seguramente la propia intervención gubernamental. Según Geovani Galeas, la suerte de Dalton estaba echada desde el momento mismo de su ingreso en la guerrilla porque “había sido un poeta que cantaba a la revolución, ahora era un intelectual que la pensaba”. Que la pensaba a su modo, con sentido del humor como en este poema:

:Es bello ser comunista,
aunque cause muchos dolores de cabeza.
Y es que el dolor de cabeza de los comunistas
se supone histórico, es decir
que no cede ante las tabletas analgésicas
sino sólo ante la realización del Paraíso en la tierra.
Así es la cosa.
Bajo el capitalismo nos duele la cabeza
y nos arrancan la cabeza.
En la lucha por la Revolución la cabeza es una bomba de retardo.
En la construcción socialista planificamos el dolor de cabeza
lo cual no lo hace escasear, sino todo lo contrario.
El comunismo será, entre otras cosas,
una aspirina del tamaño del sol.

Las justificaciones fueron que era agente de la CIA, que por cierto no se lo creyó nadie y era mentira, (la acusación de ser agente del enemigo era entonces lo más común y corriente), que había promovido el fraccionamiento del ERP, que era agente de la inteligencia cubana y que era un bohemio irresoluto. Estas tres últimas son más probables.

Obra publicada

Poesía
  • Dos puños por la tierra. Coautor Otto René Castillo (1955)
  • Vengo desde la URSS amaneciendo (1957)
  • Mía junto a los pájaros (1958)
  • La ventana en el rostro (1961)
  • El mar (1962)
  • El turno del ofendido (1962)
  • Los pequeños infiernos (1964)
  • Los testimonios (1964)
  • Poemas (Antología) (1968)
  • Cuba (1969)
  • Los hongos (1973)
  • Taberna y otros lugares. Premio Casa de las Américas (1969)
  • El amor me cae más mal que la primavera (1973)
Ensayo
  • Monografía sobre El Salvador (1963)
  • César Vallejo (1963)
  • México (1964)
  • El intelectual y la sociedad (1969)
  • ¿Revolución en la Revolución? y la crítica de derecha (1970)
  • La historia prohibida del Pulgarcito (1974)
Testimonio y novela
  • Miguel Mármol. Los sucesos de 1932 (1972)
Obras póstumas
  • Pobrecito poeta que era yo (1976)
  • Poemas clandestinos (1980)
  • Un libro rojo para Lenin (1986)
  • Libro levemente odioso (1988)
  • Contraataque (1988)

Referencias