Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Andrés González-Blanco

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Andres Gonzalez Blanco.jpg

Andrés González-Blanco (Cuenca, 21 de agosto de 1886 - Madrid, 21 de octubre de 1924), novelista, poeta y crítico literario español, hermano del filósofo, escritor y traductor Edmundo González-Blanco, del periodista y escritor Pedro González-Blanco y de la escritora Dolores González-Blanco.

Biografía

Nacido accidentalmente en Cuenca, como hijo de un inspector de enseñanza del mismo nombre que ejercía ahí (un profesor de instituto, gramático y escritor), su familia era asturiana y provenía de Luanco, donde pasó su primera infancia. El padre, maestro de escuela, se trasladó con su familia a Ciudad Real, donde falleció. Eso obligó a la madre y a sus ocho hijos a ir a Madrid. Algo después Andrés ingresó en el Seminario Conciliar de Oviedo, donde pasó diez años; lo abandonó en 1903 falto de vocación. Se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid y estuvo algún tiempo en París, donde trabajó para los hermanos Garnier, y en México con uno de sus hermanos, el periodista. Desempeñó diversos cargos en la sección de literatura del Ateneo madrileño y colaboró en las principales revistas literarias de la España de su época.

Fue un crítico generoso, pero minucioso e infatigable, de amplia pero algo desordenada erudición, y se preocupó de promocionar a los jóvenes españoles e hispanoamericanos. Destacó entre los principales de su tiempo, estudiando de forma equilibrada y con penetración muchos y diversos aspectos de la literatura española e hispanoamericana. Su obra principal y más recordada al respecto son los tres volúmenes de Los contemporáneos. También preparó ediciones antológicas de la obra de Ramón de Campoamor y Pío Baroja, y de las Obras completas de Rubén Darío (Madrid, Ediciones de la Librería Sucesores de Hernando, 1910). Contribuyó extraordinariamente a la difusión de la literatura portuguesa en España con estudios y traducciones (en especial de José Maria Eça de Queirós), y vertió al español la obra de Edgar Allan Poe y de Stendhal. Como poeta se inscribe en la estética del Modernismo, pero obtuvo sus mayores éxitos en la novela, donde no flaqueó ni en estilo, ni en lenguaje, ni en caracterizar a sus personajes, ni en invención, ni en estructura; permanece sin embargo injustamente olvidado. Compuso gran número de novelas cortas para las colecciones Los Contemporáneos, La Novela Semanal, La Novela de Bolsillo, La Novela Corta etcétera. Rafael Cansinos Asséns le retrató conmiserativa, pero tal vez algo envidiosamente en La novela de un literato:

Pobre Andresín, tan cortés, tan amable, tan cargado de erudición bajo su frivolidad aparente, tan laborioso, no obstante vérsele por todas partes cortejando modistillas y montando en los tiovivos de las verbenas… Cierto que lo hacía todo a la diabla, y escribía al correr de la pluma sin tiempo para corregir… y dialogando al par con los amigos en los cafés… De ahí que para muchos fuese un erudito a la violeta….

Jorge Luis Borges coincide en parte con ese retrato:

El sabihondo crítico, cuyos artículos incrustados de citas políglotas son el asombro de la grey literaria, el Menéndez Pelayo en agraz, es un chico simpático, amable, al que todo el mundo llama Andresito o Andresín (...) Un jovencito pequeño de estatura, que trata de empinarse y parecer persona mayor, pero que en el fondo conserva aires de adolescente y aun de niño. Luce un bigotillo negro, gasta bastón y guantes, cuello de pajarita, chalinas y sombrero blando. Para hablar se yergue a la altura de su interlocutor. Si en sus escritos puede parecer pedante, en su vida mundana afecta una elegante frivolidad.

Su archivo y biblioteca se encuentran en manos de su sobrina-nieta Dolores Díaz González-Blanco, quien planea abrirlos al público y a la investigación.

Obras

Novela

  • La eterna historia, 1910.
  • Doña Violante, 1910.
  • Matilde Rey, 1911.
  • Julieta rediviva, 1912.
  • El paraíso de los solteros, 1916.
  • Mademoiselle Milagros, 1918.
  • La sacrificada, 1918.
  • Las frívolas y las perversas, 1920.
  • Regalo de reyes, 1923.
  • María Jesús, casada y mártir, 1923.
  • Alma de monja. Novela de la vida provinciana, 1924.
  • Los postres del banquete.
  • La pobre Odette.
  • Flor de Cantabria.
  • El misterio de La Moncloa.
  • El crimen de la rue Pigalle.
  • La juerga triste.
  • El fado de Paco.
  • El veraneo de Luis Fanjul
  • Historia de un cuerpo bonito
  • El Castigo 1909
  • Brisas de ultramar, 1916
  • El americanín del automovil 1922
  • El Culpable, 1909
  • El fado del Paço d´Arcos

Poesía

  • Poemas de provincia y otros poemas (1910); reimpreso modernamente por Andrés Trapiello (Comares, 1999).
  • Horas de ausencia, inédito.

Crítica literaria

  • Los contemporáneos, 1907, 1910 y 1911, tres vols.
  • Los grandes maestros: Salvador Rueda y Rubén Darío, 1909.
  • Historia de la novela contemporánea en España desde el Romanticismo a nuestros días;, 1909, premio del Ateneo de Madrid.
  • Elogio de la crítica (ensayos diversos). Madrid: Librería de los Sucesores de Hernando, 1911.
  • Armando Palacio Valdés: juicio crítico de sus obras.
  • Marcelino Menéndez Pelayo, 1912.
  • Campoamor, estudio biográfico y crítico, 1912.
  • Los dramaturgos españoles contemporáneos, Valencia: Cervantes, 1917.

Bibliografía

  • José María Martínez Cachero, Andrés González Blanco: una vida para la literatura, Oviedo: Instituto de Estudios Asturianos, 1963.
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.