Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Carlos II de Navarra

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Carlos II de Navarra, llamado "el Malo" (Évreux, 10 de octubre de 1332 - Pamplona, 1 de enero de 1387), rey de Navarra (1349 - 1387).

Hijo y sucesor de Juana II y de Felipe III de Evreux.

Casado con Juana de Valois, reina de Navarra (1343 - 1373), hija de Juan II de Francia y de Bona de Luxemburgo. De este matrimonio nacieron:

Su reinado osciló entre una ambiciosa proyección sobre el conflicto anglo-francés y un proceso de organización y centralización interior en un contexto de crisis económica. Pretendió recuperar los condados de Champaña y Brie que, hasta 1274, habían pertenecido a los reyes de Navarra. Se alió con Inglaterra y apoyó la rebelión de Étienne Marcel (1358) para obtener el trono de Francia. Residió en Francia durante diez años, volviendo a Navarra en (1361).

Abordó un programa de reformas que incluyó el saneamiento de la administración, el reforzamiento de la nobleza como principal soporte de la monarquía y la reorganización de los recursos fiscales mediante la creación de la Cámara de Comptos (1364) como órgano financiero.

En el exterior, fue protagonista de una desmedida política internacional que desbordó los limitados recursos del reino.

Actuó como mediador en las luchas entre el Rey Pedro I de Castilla y el Rey Pedro IV de Aragón, luchas que tenían por objeto determinar cuál de los dos reinos se alzaba con la supremacía en la Península. El panorama se complicó al verse envuelta Castilla en una guerra civil por el enfrentamiento de Pedro I con sus hermanos bastardos, dirigidos por Enrique de Trastámara. Mercenarios ingleses y franceses acudieron en apoyo de ambos contendientes. Carlos II intentó sacar provecho de la situación aliándose sucesivamente con ambos bandos mediante complejas maniobras diplomáticas que terminaronn por enemistarle con todos. En 1369 Pedro fue apuñalado en Montiel por su hermano Enrique, quien, reconocido como Enrique II, inicia la dinastía de Trastámara en Castilla.

Este hecho marca el retroceso de Carlos II en todos los frentes. Tuvo que renunciar a algunas posesiones en el norte de Francia a cambio de un fugaz señorío sobre Montpellier (1372), así como devolver las plazas ocupadas en Castilla, obteniendo solo la entrega del Monasterio de Fitero (1373). Cuando intentó reaccionar en Francia, su hijo Carlos fue apresado y le fueron confiscadas todas sus posesiones (1378). El ejército castellano cerca Pamplona viéndose Carlos obligado a firmar el Tratado de Briones (1373 y 1379) que permite a Castilla retener durante casi una década una quincena de plazas navarras que había conquistado en la guerra, lo que supuso el final de las ambiciones políticas de Carlos.

Esta política oscilante e incoherente se explica por la necesidad de mantener un precario equilibrio con las potencias que rodeaban Navarra -Castilla, Gascuña inglesa (salidas al mar), Aragón y Francia-, todas y cada una capaces por sí mismas de anexionarse el pequeño reino de Navarra.

El sobrenombre de "el Malo" le fue puesto por cronistas franceses. A pesar de tener que convivir con sucesivas oleadas de la peste negra, extrajo abunndantes recursos del reino para financiar sus campañas militares, fortaleció la administración y modernizó el sistema fiscal. Durante su reinado emergió una nueva nobleza, en la que los linajes de Ultrapuertos tuvieron un protagonismo especial.

Mandó erigir la iglesia gótica de Ujué y rodear la iglesia de pasos de ronda y torres almenadas. También pensó en dotar a Ujué de una universidad o Estudio General. Con este fin se iniciaron las obras que posteriormente se abandonarían por falta de recursos económicos.

Su muerte se produjo en el palacio de San Pedro o del Obispo, en Pamplona, estando ensombrecida por legendarias circunstancias dramáticas.Al parecer,para paliar la aflicción que padecía el rey,su doctor le recetó ser vendado de cuerpo entero en sudarios o gasas inmersas en vino de cognac.La doncella encargada de hacerlo,al llegar al cuello y fijar la venda,en vez de rematar el hilo con sus tijeras lo hizo con la vela prendiéndole fuego a todo de inmediato,y asustada por todo huyó,abandonando al rey que ardió vivo en su cámara. El infante se encontraba en Castilla, quedando de gobernadores el obispo de Bayona, García de Eugui y el alférez de Navarra, Carlos de Beaumont.

Cumpliendo su voluntad, su cadáver fue confíado a Samuel Trigo, judío de Zaragoza, quien extrajo su corazón e intestinos y embalsamó su cuerpo. Las vísceras fueron puestas en dos picheles de estaño soldados por Juan "el estañero". Su cuerpo recibió sepultura en la catedral de Pamplona, las entrañas en Roncesvalles, y el pichel con el corazón fue llevado a Ujué, donde se celebraron solemnes exequias en mayo. Mirando al altar, en una oquedad de la pared de la izquierda se encuentra en una pequeña arqueta con el corazón de este rey.

Véase también

Bibliografía

  • Jose Mª Lacarra, "Historia política del reino de Navarra, desde sus orígenes hasta su incorporación a Castilla", CAN, Pamplona, 1973 [tomo III].
  • Luis Miguel Villar García, Carlos II, el Malo. Editorial Mintzoa, S.L. Pamplona, 1987. (ISBN 84-85891-36-8) [Parte de obra completa: T. 14]
  • María Teresa Ruiz San Pedro, Archivo General de Navarra (1349-1387) I: Documentación Real de Carlos II (1349-1361). Editorial Eusko Ikaskuntza, S.A. Sociedad de Estudios Vascos. San Sebastián, 1997. (ISBN 84-89516-37-5)
  • María Teresa Ruiz San Pedro, Archivo General de Navarra (1349-1387) II: Documentación Real de Carlos II (1362-1363). Editorial Eusko Ikaskuntza, S.A. Sociedad de Estudios Vascos. San Sebastián, 1998 (ISBN 84-89516-70-7)
  • María Teresa Ruiz San Pedro, Archivo General de Navarra (1349-1387) III: Documentación Real de Carlos II (1364-1365). Editorial Eusko Ikaskuntza, S.A. Sociedad de Estudios Vascos. San Sebastián, 1999. (ISBN 84-89516-98-7)
  • María Teresa Ruiz San Pedro, Archivo General de Navarra (1349-1387) IV: Documentación Real de Carlos II (1366-1367). Editorial Eusko Ikaskuntza, S.A. Sociedad de Estudios Vascos. San Sebastián, 2001. (ISBN 84-8419-969-X)
  • María Teresa Ruiz San Pedro, Archivo General de Navarra (1349-1387) V: Documentación Real de Carlos II (1368-1369). Editorial Eusko Ikaskuntza, S.A. Sociedad de Estudios Vascos. San Sebastián, 2003. (ISBN 84-8419-918-5)
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.