Luces de Navidad.gif
EL ATENEO DE CÓRDOBA LES DESEA A TODOS FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO NUEVO



Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

11 de diciembre, miércoles. Tertulia poética. Sede Ateneo 19:00 horas.
12 de diciembre: Reunión Junta directiva. Sede Ateneo 18:30 horas.
12 de diciembre, jueves. Queimada navideña. Sede Ateneo 20:00 horas.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Francisco Franco

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Francisco Franco Bahamonde (Ferrol (La Coruña) el 4 de diciembre de 1892 - Madrid el 20 de noviembre de 1975. Dictador español.

180px-Retrato Oficial de Francisco Franco.jpg

Biografía

Nacido como Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco y Bahamonde Salgado Pardo en Ferrol (La Coruña), se graduó de la academia militar en la ciudad de Toledo. A la edad de 23 años, por nombramiento del Rey Alfonso XIII, se convirtió en el comandante más joven en el ejército español, por su desempeño en la guerra de Marruecos. En el año 1925 es ascendido a general de brigada por méritos de guerra, siendo el más joven en toda Europa con esa graduación.

Durante la Segunda República Española, tras el triunfo de la derecha en las elecciones de 1933, es ascendido a general de división. En 1934, durante el periodo de gobierno radical-cedista, como jefe de Estado Mayor y bajo instrucciones del ministro de la Guerra Diego Hidalgo, ordena las operaciones para reprimir la insurrección obrera de Asturias.

Guerra Civil Española

El 18 de julio de 1936 Franco está destinado en Santa Cruz de Tenerife como Comandante General de Canarias. Alegando, entre otros motivos, la situación de inseguridad y de crímenes políticos que el gobierno del Frente Popular no lograba controlar, así como el peligro de una intentona antidemocrática por parte de algunos grupos progubernamentales, participa activamente en los preparativos del golpe militar que se estaba gestando. La sublevación militar se inicia el 17 de julio, y se generaliza el 18 de julio. Este día Franco se traslada desde Las Palmas de Gran Canaria a Tetuán (Marruecos) para ponerse al frente de las tropas sublevadas. Llega a Tetuán en la mañana del día 19, tras una larga escala en Casablanca.

Durante el conflicto, tras la muerte o retirada a un segundo plano de otros pretendientes del mismo bando al cargo, fue nombrado por la Junta de Defensa Nacional Jefe de Estado y "Generalísimo" de los ejércitos nacionales de la zona controlada por los militares sublevados el 29 de septiembre de 1936. El 30 de enero de 1937 se constituyó en jefe de la Junta provisional de Burgos.

Su gobierno se orientó inicialmente al triunfo militar sobre la España republicana, y contó con el apoyo de los dos dictadores fascistas de Europa, Hitler y Mussolini. A semejanza de éstos, que se hacían llamar respectivamente Führer y Duce, Franco adoptó durante la contienda el título de caudillo, que junto con el de generalísimo fueron los títulos con los que se le denominó oficialmente.

La dictadura

Concluida la Guerra Civil el 1 de abril de 1939, se produjo el exilio de miles de españoles al extranjero y se desarrolló una amplia política de represión sobre los vencidos, con fusilamientos, encarcelamientos y condenas a trabajos forzados en obras hidráulicas como pantanos y canales de riego, ferrocarriles, construcción del monumento del Valle de los Caídos y otros.

En 1947, un referéndum nacional le ratificó en la jefatura vitalicia del Estado. El gobierno de Franco se caracterizó por la instauración de un régimen de tipo autoritario y pragmático. Sólo se permitían "sindicatos verticales" (que unían a patronos y obreros), y un único partido, Falange Española Tradicionalista y de las JONS, constituido por fusión de Falange Española, el carlismo y las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista. Así, el régimen estaba fundado en un ideario de ultraderecha, de confesión católica, basado en una economía capitalista que integraba proyectos sociales, como la Seguridad Social, sistema sanitario público que se desarrolló ampliamente durante la dictadura.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Franco evitó posicionarse abiertamente junto a Hitler y Mussolini, a pesar de las presiones que recibió en ese sentido por el hecho de que los dos dictadores europeos le habían apoyado durante la Guerra Civil. Permitió, sin embargo, que voluntarios españoles partiesen para apoyar a las potencias del Eje a través de la División Azul al frente ruso. Asimismo, existió una amplia tolerencia ante la actuación de los agentes del Eje, principalmente alemanes, en España.

Acabada la Segunda Guerra Mundial con el triunfo de las potencias aliadas, el pueblo español sufrió las consecuencias del aislamiento que le impusieron al régimen naciones como Gran Bretaña y Estados Unidos, que no veían con buenos ojos la pervivencia de un régimen fascista en Europa. Esta situación terminó en parte durante la Guerra Fría, cuando las necesidades geoestratégicas de Estados Unidos le hicieron colaborar con España, especialmente a partir de la firma del pacto de 1953 y la posterior visita de Eisenhower a Franco en 1959, para establecer bases militares estadounidenses en España.

En los años 1960, España asistió a un fuerte desarrollo económico, en el que tuvo mucho que ver el auge del turismo, creándose una nueva clase media que era bastante reducida hasta entonces. Es también en esa década cuando se produce la emigración de cientos de miles de españoles de las zonas más deprimidas de España hacia diferentes países de Europa, principalmente Alemania, Holanda, Suiza y Francia, lo que se traduce en una no despreciable fuente de ingreso de divisas. El desarrollo y el creciente contacto con los vecinos europeos (gracias al turismo y a la emigración) dieron lugar a nuevas tensiones sociales, si bien Franco no llegó a ver peligrar su poder, gracias a la unidad del ejército y a la inercia del sistema. En 1966 fue aprobada por referéndum su propuesta de Ley Orgánica del Estado, en la cual se preveia la separación de los cargos de Jefe del Estado y Jefe de gobierno.

En 1969 nombró al príncipe Juan Carlos como su sucesor a título de rey, lo cual implicaba la restauración de la monarquía en España.

Con el inicio de la actividad terrorista de grupos como ETA y el GRAPO llevó al cabo un último esfuerzo de represión que culminó con sentencias de muerte para once terroristas (ocho del FRAP y tres de ETA), de los que, finalmente, el 27 de septiembre de 1975, fueron ejecutados cinco, pues el gobierno, en una reunión presidida por Franco el día anterior, decidió no ejecutar a seis de los condenados a muerte, dos mujeres (por estar embarazadas) y cuatro hombres.

La noticia de las ejecuciones provocó una fuerte reacción internacional (antes de la misma, muchos gobiernos, y personalidades como el Papa Pablo VI, habían pedido clemencia). Quince paises europeos retiraron sus embajadores, fue asaltada la embajada española en Lisboa, se produjeron multitudinarias manifestaciones en las principales ciudades europeas y se cortaron las comunicaciones telefónicas y telegráficas con varios países.

Tras estos fusilamientos, que aislaron nuevamente a España del contexto europeo, Franco contrajo una enfermedad a consecuencia de la cual falleció tras una larga agonía, en Madrid, el 20 de noviembre de 1975. Juan Carlos asume la jefatura del estado y, en contra de lo planeado por el dictador, reinstaura la democracia en un proceso conocido como Transición Española.

El material recogido en este artículo procede de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, bajo la licencia GFDL.