Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Comienza una página

Juan Guerra Núñez "El Cascabel de Mairena"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
El Cascabel de Mairena.jpg

El cantaor Juan Guerra Núñez, más conocido en el mundo del cante flamenco con el nombre artístico de El Cascabel de Mairena, nació en Mairena del Alcor (Sevilla), el día 21 de enero de 1936, y muere en el mismo pueblo en accidente de tráfico al alborear el día 12 de diciembre de 1994, al cruzar el puente del arroyo Salado que dista de Mairena a unos dos kilómetros. Iba junto con un aficionado, “Molina”, que además era el conductor a tomar un café en la venta “Híspalis” situada en la autovía Sevilla- Málaga- Granada, después de una noche de “juerga” en el Casino de Mairena del Alcor.

Fue un hombre amable, simpático, agradable y, como no, un cantaor como la copa de un pino. Su forma de ser le traicionaría en multitud de ocasiones, ya que restaba méritos a su cante, y lo vendía por tanto y cuanto la copla, amén de hacer los más variados trabajos para poder comer, pues cuando cantaba, bien, pero si no, ¿de que comía? Fue el quinto de siete hermanos – Josefa, José, Dolores, Filomena, Juan, Antonio, y Araceli -, nacidos del matrimonio de Antonio y Trinidad, familia muy conocida en Mairena del Alcor por su dedicación a la venta de pescado, a la cual el bueno de Juan Guerra “Cascabel” - apodo proveniente de su querido padre que pregonaba el pescado por la calle y su voz sonaba como un cascabel -, ayudó en los años de adolescencia y juventud.

Pronto se traslada a Madrid y canta con los cantaores de la época y que por aquellos años de los sesenta, tuvieron que emigrar y buscarse la vida en la capital del reino, concretamente su intimo amigo y paisano Manuel Vallejo Romero “Manuel Vallejo”, quien tanto le ayudó y fue el principal causante del traslado.

Conoció, convivió y tuvo una gran amistad con la casa de los Mairena, concretamente con Antonio Mairena que dicho sea de paso le llamaba “Cascabelito”, con su hermano Curro, eran grandes amigos, con Juan que muere pronto pero que fue un gran aficionado y un menos con Manuel Mairena, pero todos le tenían gran aprecio y respeto, por su forma de cantar, ya que no siendo gitano, era su cante quien entre los aficionados de Mairena, más se acercaba.

Sus aficiones preferidas fueron, además del cante, las carreras, caza de conejos y cría de galgos en el campo, las mujeres y la barra de un bar. Para él, el flamenco no tenía secretos, pues se crió con los cantes de Antonio y Curro Mairena –casi ná- con los que pasó, como queda dicho antes, noches enteras de juerga, y aprendió los cantes básicos así como los cantes alfareros de Triana, por sus creadores). El cante de Rafael Ramos Antúnez "Niño Gloria" o “El Gloria”, donde llegó a cantar tan requetebién los fandangos que Antonio Mairena llegaría a decir: “Cascabelito, si el Gloria te escuchara se moriría de gusto”. Esto se lo dijo una noche en la Casa del Arte Flamenco “Antonio Mairena”, delante de un montón de buenos aficionados.

El éxito en Mairena –a pesar de gustar sobremanera su cante -, no le llegó en vida, más aún, ahora, después de muerto, es cuando verdaderamente le damos la importancia que su cante tenía y por supuesto tiene, aunque hay que recordar que compartió cartel con los grandes en el Festival de Cante Jondo “Antonio Mairena” 1966, Festival de Cante Jondo 1972. Poco se dio a respetar y su condición de “don nadie” que sin duda –y muy a mí pesar- tenía, lo hizo cantar en la final del Concurso de Aficionados como artista invitado y, por supuesto, cantaba mejor que los primeros premios otorgados, así como también en cualquier taberna, o fiesta donde hubiese algunas pesetillas.

Contrajo matrimonio con Rosario Ríos Jiménez, “La Geroma”, mujer gitana y nacida en Mairena, con quién no se llevaría bien, tanto es así, que cuando murió, estaban cada uno por su lado, separados, aunque no oficial ni jurídicamente; fue un matrimonio sin hijos y por supuesto sin historia. Enumerar el sin fin de primeros premios sería ardua tarea, por ello quiero dejar constancia que son múltiples. Grabó varios discos, entre los que destaca El Cascabel de Mairena, con la guitarra de Eduardo el de la Malena, grabado en LP con EMI REGAL. (Ref. J048- 20- 820) y otro de la misma casa y con el mismo título, pero pequeño (J016- 20- 203), amén de varias cintas de casett, que por la categoría de las casas grabadoras, están prácticamente desaparecidas o en manos de aficionados anónimos. Lo que si quedan son grabaciones domésticas. Sus palos fuertes –como queda dicho renglones atrás-, fueron el fandango de cualquier género, pero sobre todo y ante todo los del Niño Gloría, el cante por soleá, sobre todo los cantes de Triana y el cante por Saeta. Este fue y así fue un buen cantaor, Juan Guerra Núñez “El Cascabel de Mairena”.

Fuente