Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Martes, 23 de enero, 17:30 en primera convocatoria y a las 18:00 horas en segunda convocatoria, se celebrará en el Ateneo de Córdoba la Asamblea General Ordinaria
y a continuación de la misma se celebrará la Asamblea General Extraordinaria.



FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo V Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

María del Valle Calderón

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Maria del Valle Calderon.jpg

Sólo contaba tres días el año 1996 cuando la ciudad de Córdoba perdió a una de sus mejores representantes en el Bell Canto: María del Valle Calderón Ostos. Desde este fatídico día mucho y merecidamente se ha escrito de esta gran cantante y no menos gran mujer. Todos los medios de comunicación se hicieron eco de tan dolorosa pérdida de la que aún familiares y amigos no se han recuperado. Nuestra ciudad tiene plena satisfacción y se siente orgullosa de haber recibido en sus patrios brazos, el 27 de noviembre de 1932, y acunar durante 63 años a esta distinguida artista. Hija del prestigioso abogado, que fuera alcalde de Córdoba entre 1933 y 1934, Pascual Calderón Uclés, María del Valle quedaría huérfana a los tres años de edad junto a sus tres hermanos varones, de los cuales ella era la benjamina.

Dadas las innatas y singulares aptitudes que poseía para la música inició su carrera artística siendo muy joven. Cursó estudios generales en el colegio Calasancio. Posteriormente, por su dedicación al estudio de la música, su formación académica se vio recompensada con el primer Premio Extraordinario de Piano, primer Premio de Música de Cámara y primer Premio de Canto que era su principal dedicación y vocación. En su deseo de superación en su tendencia musical amplía su formación en la Escuela de Música Sagrada de Madrid llegando a ser maestra en Dirección Coral y en Polifonía. Desde 1970 ejerció como profesora del Conservatorio Superior de Música de Córdoba.

La interpretación, la dirección de coros y la docencia, al igual que la dedicación y un entregado amor a su esposo Juan Miguel Moreno y sus cuatro hijos, han sido el eje de su vida. Hay que destacar que en su faceta de intérprete formó parte, desde su fundación en 1971, del Trío Vocal Clásico de Córdoba, siendo sus compañeras otras dos destacadas figuras del Bell Canto: Maruja Ruiz y Rafi Sánchez, y contando con la dirección del maestro Luis Bedmar Encinas. Dicho grupo vocal se entregó al noble empeño de difundir a nivel nacional e internacional la polifonía universal culta y, como no podía ser de otra forma, la música popular cordobesa, que entre los años 70 y 80 fue un hecho muy destacado en el ámbito musical de Córdoba, actividad ésta desarrollada al frente del Centro Filarmónico.

Regaló su extraordinaria voz a distintos eventos musicales de esta su ciudad, de igual modo fuera del panorama musical cordobés en importantes ciudades nacionales y extranjeras. También donó a todos su gran humanidad y su desbordante alegría, tanto que a pesar del padecimiento por su grave enfermedad de varios años, se armó de una extraordinaria entereza y nunca dio a entender a nadie lo que en verdad estaba soportando.

Esto es a grandes rasgos la semblanza de una mujer, de una artista de estilo, sensibilidad y aptitudes tan bellamente polícromas donde el color más apreciable y meloso se podía admirar cuando su voz de solista envolvía el espacio donde cantaba.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Mujeres de Córdoba de la colección Arca del Ateneo, escrita por Rafaela Sánchez Cano.