Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Encuentro de Ateneos de Andalucía en Córdoba

VIII ENCUENTRO ATENEOS.jpg


CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco


Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.








¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Martín Domínguez Esteban

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Martin Dominguez Esteban..jpg

Martín Domínguez Esteban (San Sebastián, 26 de diciembre de 1897 - Nueva York, 13 de septiembre de 1970). Arquitecto español.

Vida

Martín Domínguez nació en San Sebastián, España, el 26 de diciembre de 1897. Era hijo de Concepción Esteban Guerendián, donostiarra y del vigués Martín Domínguez Barrio.

Martín Domínguez, desde muy pequeño con seis y siete años comenzó a mostrar gran fascinación por el dibujo, de este modo se matriculará en la Escuela de Artes y Oficios de San Sebastián, a la cual asistía en horario nocturno mientras finalizaba el bachillerato. En cuanto obtuvo su título de bachiller, a los diecisiete años se desplazará hasta Madrid, completando el curso de la Escuela Superior de Arquitectura en el año 1922. En esta época, en la capital española decidió quedarse en la Residencia de Estudiantes, ubicada en la calle Pinar. Conocerá a personalidades como Miguel Prados, José Antonio Rubio Sacristán, José Moreno Villa y Federico García Lorca, con cuya familia mantuvo siempre una estrecha relación. En la época de la Institución Libre de Enseñanza, siendo esta una organización que experimentaba a base de nuevos métodos pedagógicos. Én la Residencia de Estudiantes, Martín Domínguez conoce a Carlos Arniches. Los estudiantes de aquella época se quejaban de las formas impartidas junto a lo retrógrado de la enseñanza, alejado totalmente de los problemas reales que debía resolver la arquitectura. Finalmente Martín Domínguez se titulará en 1924.

Durante el siglo XX no eran muchos los estudiantes de Arquitectura, de ahí que merezcan destacarse algunos compañeros de Martín Domínguez y personalidades importantes como lo serán José María Arrillaga, Fernando Salvador Carreras, Fernando de la Cuadra, Eduardo Figueroa, Eduardo Laforet Altolaguirre, Emiliano Castro Bonel, José Luis Durán de Cottes y Alfonso Jimeno, Félix Candela, Fernando Chueca Goitia, Manuel Múñoz Monasterio o Manuel Rodríguez Suárez. Aunque cabe destacar que cuando Martín Domínguez y su compañero Carlos Arniches empezaron a trabajar juntos siendo muy conocidos en la profesión, con casi todas estos profesionales siguieron en contacto y mantuvieron una estrecha relación. En este momento Martín Domínguez desarrollará su principal creencia, manteniendo cierta rivalidad entre los tecnócratas y los humanistas, ya que perjudicaría al desarrollo de una filosofía general aceptable.

En 1924 se implicará de manera extraordinaria en el panorama intelectual y artístico del Madrid de la época, empezará a trabajar con Secundino Zuazo, colaborando con su compañero y amigo el arquitecto Carlos Arniches, será durante este periodo cuando Martín Domínguez intente elaborar una nueva ley de vivienda en España, además de residencias y proyectos hoteleros.

En 1925 Martín Domínguez recibirá el encargo de retomar la planta baja del “Palace Hotel” de Madrid, con presencia de un insólito bar ubicado en la rotonda.

En 1928 participa, junto a que Carlos Arniches en el concurso convocado por el Patronato Nacional de Turismo para la construcción de Albergues de Carretera, concurso que ganan, y llegarán a construir 12 de ellos; esta asociación seguirá hasta el exilio de Martín Domínguez en el año 1936.

En 1928, Le Corbusier visitará la Residencia de Estudiantes, presentándose a Martín Domínguez, estos hablarán de los valores de la arquitectura vernácula española y será Martín Domínguez quién motive a Le Corbusier a visitar en verano el sur de España, para poder comprobar dichos valores. Al año siguiente ambos arquitectos cenarán junto a Pierre Jeanneret, primo y estrecho colaborador de Le Corbusier.

Martín Domínguez trabajará junto con Carlos Arniches entre 1924 y 1936, colaborando a su vez con Secundino Zuazo, destacan obras como el moderno y desaparecido Café “Záhara”, en la Gran Vía, 1930, junto a la Estación de Enlaces Ferroviarios de los Nuevos Ministerios 1932-1934, Madrid. Destacará también el Proyecto de Hotel Municipal, 1928 de Córdoba junto al Hipódromo de la Zarzuela y el medio desaparecido y transformado complejo de edificios de Segunda Enseñanza y Enseñanza Primaria o Párvulos del Instituto Escuela, 1926/1930-1935. El Hipódromo de la Zarzuela, 1934-1936: el Hipódromo Real, 1877-1888 según el Plan de S. Zuazo sería derribado como requería el desarrollo de Madrid hacia el Norte. El Gabinete Técnico de Accesos y extraordinario de Madrid convoca un concurso para construir otro en el término de la Zarzuela (Quinta de EL Prado). La obra de Carlos Arniches, Martín Domínguez y el ingeniero Eduardo Torroja será la obra premiada. Estos arquitectos intentarán integrar el conjunto en el entorno a través, de un calado cuerpo inferior a base de arcos fluidos y de una tribuna cubierta con visera lobulada. La cubierta alcanzará 12,8 metros de vuelo y 5 centímetros de espesor en sus extremos, se apoya en pilares separados a 5 centímetros y retraídos para no perturbar la visibilidad, estando perfectamente contrapesada por una visera más pequeña posterior junto a un voladizo del hall donde esta se ancla.

En 1930 proyectarán los Pabellones de segunda Enseñanza del Instituto Escuela, hoy día Instituto Ramiro de Maeztu (Madrid). Después de modificar la propuesta de 1926, adaptado al edificio de la Fundación Rockefeller recién concluido. Su planta estará formada por dos piezas en forma de U, articuladas por una escalera que unirá los elementos centrales. Será un conjunto simétrico, conduciendo al racionalismo a través de ese tratamiento de huecos y de superficies. Destacara el uso de ladrillo y recercado de piedra. A continuación abordarán el proyecto del edificio auditorio y biblioteca de la Residencia, 1931, hoy día desaparecido, presentando su fachada a la calle Serrano. Presentará un volumen compacto rompiendo ese esquema lineal, aunque su planta se desarrollará en torno a un patio o “claustro descubierto” ligeramente descentrado, cuyos frentes serán de una sola planta desplegando una serie de arcos de medio punto dispuestos sobre pilares cuadrados sin adornos. En 1933 se completará el pequeño “campus” con el proyecto del pabellón de párvulos, 1933, ocupando el espacio intermedio entre el auditorio y el pabellón formando una diagonal con ellos, recorrido en zigzag. Dicha relación se acentuará a través de la forma en L que presenta su planta, cuyo lado mayor es paralelo a la fachada trasera de la Fundación Rockefeller. El conjunto realizado entre 1913 y 1933 supone la concreción más exacta de un espíritu progresista impulsado por la Institución Libre de Enseñanza.

Teoría

En lo que respecta a su estilo Martín Domínguez se sentirá atraído por las atractivas ideas de Le Corbusier, buscando para ello a través de las tendencias más actuales. Rara vez aprobará algún proyecto que no estuviera respaldado por serios motivos, constituyendo en parte uno de los principios del racionalismo, no debiendo engañar, ya que las cosas debían ser lo que parecían. Para Martín Domínguez no serán tan importantes los elementos a emplear como la forma de combinarlos. Compartirá muchas de las teorías defendidas por Adolf Loos y por Tony Garnier, presentando en sus obras ese racionalismo lógico propio de Loos junto a la profunda preocupación por la sociedad y el entorno propio de Garnier. Destacará pues una personalidad muy técnica, progresista y científica, en donde la cultura y la tradición tenían un papel relevante que desempeñar en la modernidad, lejos de imposiciones y normas académicas.11 Fascinado por los impulsos dinámicos y estéticos, Martín Domínguez realizará su primer viaje a Estados Unidos en 1932-33 diseñando para ello decorados en Hollywood.12

Exilio

Martín Domínguez abandonará Madrid en 1937, ya que tuvo que exiliarse con la llegada de la Guerra Civil Española. Iniciará su camino hacia Francia, siendo su destino Valencia donde debía tomar un barco hasta Barcelona, cruzando la frontera a través de los Pirineos Catalanes. En este camino conocerá a Juan Negrín. En esta época conocerá a su mujer habanera Josefina Ruz casándose con ella y teniendo a su hijo Martín, también arquitecto. Aunque sus trabajos serán de carácter e influencia internacional, seguían manteniendo un espíritu esencialmente español.13

Comenzará a trabajar en obras en el territorio cubano, desde el año 1938 hasta aproximadamente 1943. Martín Domínguez quedará muy impresionado con la sociedad de esta ciudad junto a sus modos de vida, sus primeros meses de residencia en la ciudad habanera marcarán el resto de su carrera profesional. Por este tiempo trabajará para el Diario de la Marina, este hecho favorecerá la buena acogida social de Martín Domínguez en la isla caribeña. Con su participación en el Diario de la Marina asegurará que su verdadero interés radica en la arquitectura, presentando un compromiso más social que político y demostrando a su vez tal interés a través de la participación de numerosos proyectos de viviendas sociales.

Martín Domínguez debía trabajar siempre como colaborador de otros arquitectos, ya que no había revalidado su título de arquitecto, de este modo todas sus publicaciones llevarán el siguiente texto de presentación:14

"Director: Martín Domínguez, Arquitecto graduado en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid." En la Habana colaborará en tres equipos cubanos. Primero trabajará con Honorato Colete entre 1938 y 1943. Y después lo hará con Miguel Gastón y Emilio del Junco entre 1943 y 1948, aunque desde ese año colaborará sólo con Gastón hasta 1952. Y por último, con Ernesto Gómez Sampera15 y Mercedes Díaz entre 1952 y 1960, año que debe tener un segundo exilio, hacia Estados Unidos.

Con Colete realiza la casa Gil Plá, los apartamentos La Sortija y el Teatro Favorito en La Habana (1938), y tres viviendas para la familia Gómez Mena en Varadero (1940). Con Junco y Gastón, construirá cuatro casas en la playa de Bocanegra, las casas Enríquez, Roca y Prío en Marbella, las casas Prat y Grau en La Habana, dos edificios de apartamentos en Miramar y Alturas de Miramar (1946), el edificio Radiocentro CMQ (1947), que fue un hito en la arquitectura habanera porque fue el primer edificio de arquitectura moderna,,16 los Teatros Prado y Récord, el edificio Miralda, la Oficina Expreso Aéreo, y la vivienda del Presidente Grau San Martín en Varadero (1948), además del Plan de la Playa de Jibacoa. Con Gastón realiza el Teatro y Centro Comercial Miramar (1949), el Plano Regulador de Marianao (1950), el Plan de la Playa de Santa María del Mar, los Teatros Miramar y Atlantic, un edificio Municipal y el Auditorio al aire libre en Marianao, el Balneario San Diego y la vivienda para el Presidente Prío Socarrás (1950) cerca de La Habana.

La colaboración con Ernesto Gómez-Sampera y su esposa, Mercedes Díaz, se inicia con el edificio del Ministerio de Comunicaciones (1951-1954), con una sociedad al cincuenta por ciento que se mantendría hasta 1960, en la que estaría presente el ingeniero Bartolomé Bestard y, en último término, Ysrael Seynuk. De esta misma época son los Talleres Ambar Motor, en Vía Blanca y el edificio para los Estudios del Canal 4 de televisión, que les abriría las puertas para otras instalaciones de radio y televisión en la isla. La gran obra de esta etapa será el edificio FOCSA (1952-1956), que se convertiría en el edificio más alto de La Habana con 39 plantas.

En 1960, tras su segundo exilio, le contratan como profesor en Department of Architecture [2], en la Universidad de Cornell, Estados Unidos, viajando a Canadá para poder conocer esos nuevos complejos comerciales y urbanos, también viajará a América del Sur para asesorar diferentes gobiernos y agencias de vivienda. Martín Domínguez será consultor de la Fundación Ford enfocado a proyectos de colegios para la Universidad de Chile, colaborando con el B.D.I formando estudio con Peter Cohen en Rochester, Nueva York, redactando el proyecto de remodelación del Tercer Distrito de la ciudad y el diseño de 28 escuelas. A partir de 1965 Martín Domínguez será miembro de la The American Institute of Architects (A.I.A), su trayectoria se reconocerá en este país a través de una exposición monográfica realizada en 1962, en el Andrew Dickson White Museum of Art.17

Martín Domínguez murió en Nueva York el 13 de septiembre de 1970, a los 72 años, se celebró un funeral en esa misma ciudad, aunque será enterrado en San Sebastián, España. El 19 de octubre se celebró una misa en su honor en la Universidad de Cornell, donde pasó los últimos diez años de su vida dedicado a la enseñanza.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.