Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Martes, 7 de mayo, 20:00 horas presentación del libro de Prudencio Salces "HÚMEDO AGOSTO".Sede Ateneo.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Nicolas Malebranche

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Nicolas Malebranche (París, 5 de agosto de 1638 - ídem; 13 de octubre de 1715); filósofo y teólogo francés.Pertenecía a una familia distinguida y tuvo siempre una salud muy precaria. Esto lo obligó a superar sufrimientos con multitud de cuidados. Sus primeros contactos con la filosofía los tuvo en el Collège de la Marche y se defraudó.

Biografía

Nicolas Malebranche.jpeg

Como señalamos, pertenecía a una familia acomodada de Paris. Su padre fue Nicolás Malebranche,funcionario de Richelieu-tesorero- y en 1658, secretario del rey Luis XIII de Francia.Su madre, Catherine de Lauzon, fue hermana de un virrey de Canadá. Malebranche era el último de diez o trece hijos(las fuentes difieren en esto) y mostró desde pequeño grandes dotes intelectuales, en un cuerpo sumamente débil. La educación elemental la recibió de un tutor privado. Estudió filosofía y, fundamentalmente o de modo casi exclusivo, teología en La Sorbona y tampoco le satisficieron los métodos intelectuales y en 1664 fue ordenado sacerdote. En 1699 fue nombrado miembro honorario de la Academia de las Ciencias, así como del célebre Oratorium Iesu, fundado por Bérulle en París. Malebranche pretendió la síntesis del cartesianismo y el agustinismo, que resolvió en una doctrina personal, el «ocasionalismo».

Filosofía

Según el ocasionalismo de Malebranche, en el que se encuentra el centro de su filosofía, Dios constituiría la única causa verdadera, siendo todas las demás «causas ocasionales». Por ello, el conocimiento no se debería a la interacción con los objetos, sino que las cosas serían «vistas en Dios». "Si no viésemos a Dios de alguna manera, no veríamos ninguna cosa"(Recherche de la verité, libro III,segunda parte, capítulo VI.) La dificultad estriba en la expresión de alguna manera. Dios es conocido no directamente, sino de modo indirecto, tal como reflejado en un espejo, en las cosas creadas. El hombre participa de Dios y participando de Dios, participa de las cosas. No hay ninguna interacción directa entre las sustancias cartesianas. La congruencia entre ambas es facilitada por la realidad divina. No soy yo quien percibe las cosas, sino que, en ocasión de un movimiento de la "res extensa", Dios provoca en mí, una cierta idea. Y con ocasión de una volición mía Dios mueve el cuerpo extenso que es mi brazo.La relación del espíritu del hombre con Dios y con las cosas solamente en él, es la solución decisiva. Así, la visión en Dios de todas las cosas resulta la condición necesaria de todos los saberes y verdades.

Las obras más importantes de Malebranche son De la recherche de la vérité (1674-1675), obra que fue ampliamente aumentada ante las numerosas críticas de sus coetáneos, y sus Méditations chrétiennes et métaphysiques (1683).

La idea de Dios cobra un peso propio en su sistema filosófico. Continuador de Descartes, a veces lo supera en cuanto a la radicalidad de su planteamiento. Para Malebranche, cuerpo y alma son entidades -o sustancias- inconexas e independientes, entre las que no existe comunicación directa de ningún tipo.

Destaquemos una vez más: es Dios quien realiza la función de comunicar ambas entidades y quien crea el conocimiento en el hombre; pues, al no haber contacto entre mente y cuerpo, el hombre por sí solo está imposibilitado para conocer el mundo. La presencia de Dios en el alma de los hombres suple su carencia para conocer otras entidades, pues el hombre -como dijimos- ve en Dios el resto de las cosas.

  • Ocasionalismo: Dios es la causa de todo influjo posible de una realidad, Lo que llamamos causa es solo una ocasión. La única causa es Dios: No es el Sol el que produce calor, luz y vida, solo es una ocasión; la causa es Dios y se vale y se toma como instrumento para realizar su acción causal.
  • Ontología: Precursor en la corriente ontológica en la cual el ser trascendente es el que esta más cercano a la causa de Dios.

Bibliografía en castellano

  • G. STIELER, Malebranche, Madrid, 1931
  • É. GILSON, La unidad de la experiencia filosófica, 2 ed. Madrid, 1966, caps. VI-VII
  • Este artículo incorpora texto de la Encyclopædia Britannica de 1911 (dominio público).
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.