Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Comienza una página

Unión Progreso y Democracia

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Unión, Progreso y Democracia.png

Unión Progreso y Democracia (según sus estatutos, UPyD, aunque también es conocido como UPD) es un partido político español con representación parlamentaria. Fue inscrito en el registro de partidos del Ministerio del Interior el 26 de septiembre de 2007.

Entre sus promotores destacaron Rosa Díez, exeurodiputada; Mikel Buesa, catedrático y expresidente del Foro Ermua; y los filósofos Carlos Martínez Gorriarán y Fernando Savater. También ha recibido el apoyo del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa o del dramaturgo Albert Boadella.

En las elecciones generales de 2008 obtuvo un único diputado por la circunscripción de Madrid en la persona de su cabeza de lista y exdirigente del PSE-EE, Rosa Díez, obteniendo un total de 306.078 votos y convirtiéndose en la sexta fuerza política por número de votos de España. Consiguió un escaño en el Parlamento Vasco en las elecciones autonómicas de 2009 y un eurodiputado ese mismo año. En las elecciones municipales de 2011 se convirtió en el 5º partido más votado (el 4º entre los partidos de ámbito nacional), consiguiendo 152 concejales. En las elecciones generales de 2011 UPyD se convirtió en la cuarta fuerza política por número de votos y la sexta por número de diputados con 5 representantes, tras conseguir más de un millón de votos, siendo el partido político con mayor crecimiento.

Ideológicamente se declara como no nacionalista, transversal, laico, progresista y defensor de un modelo federalista en España y en Europa. También han basado su ideología en la regeneración democrática, la democracia deliberativa y la ciudadanía como vínculo de relación entre el Estado con sus ciudadanos. Dicha concepción coincide con el republicanismo moderno defendido por el filósofo Jurgen Habermas. Por tanto defiende el sistema de democracia liberal, Estado de derecho y laicidad religiosa, ideológica y de identidad de cada persona entendida de manera radical y demócrata-progresista para que todos los ciudadanos lo sean en igualdad.

Algunos medios de comunicación y grupos políticos definen a UPyD como un partido centralista, entre otras razones por su pretensión de devolver ciertas competencias al gobierno central, como sanidad o educación. Estos grupos califican al partido como "españolista", basándose en su propuesta de eliminar de la Constitución Española las referencias a las nacionalidades históricas de España y la protección de las lenguas regionales, a las que UPyD considera "un factor de discriminación". Desde el partido se argumenta que los ciudadanos tienen que elegir, sin políticas activas de protección de la lengua, las cuales considera "imposiciones".

Sin embargo, el modelo territorial que propugnan es un modelo descentralizado de corte federal cooperativo y simétrico. Además, defienden la cesión de competencias a la Unión Europea así como una Europa federal. Por otro lado, defienden que en las comunidades autónomas bilingües los ciudadanos deben poder elegir libremente en qué lengua de las oficiales quiere ser educado y tratado por la administración, así como asegurar el conocimiento de ambas lenguas a través del sistema educativo, aunque no a través de la inmersión lingüística obligatoria, la cual critica.

El partido considera que hay que dirigirse hacia un proceso constituyente de reforma del Estado en el que reorganizar las competencias de los distintos niveles administrativos, asegurando los mismos derechos fundamentales de ciudadanía a todos los españoles por igual vivan donde vivan. También opina que hay que "dotar de sentido al gobierno central", para que sea más eficaz y eficiente, por lo que en su I Congreso fundamenta la «unidad nacional» en los términos del «patriotismo constitucional» frente a concepciones nacionalistas, étnicas o míticas. Fue calificado por los periódicos británicos Financial Times y The Economist como un partido de centro.

Una nueva encuesta del periódico El País en el año 2013 , le dió a UPyD, un índice de voto del 13.7%, este partido ha aumentado el índice de votos considerablemente, ya que los demás partidos políticos españoles están inmiscuidos en diversos casos de corrupción.

Origen

El sábado 19 de mayo de 2007 se reunieron 45 personas en San Sebastián con el objetivo de debatir sobre la necesidad y posibilidad de crear un nuevo partido político que hiciera frente a los dos principales partidos a nivel nacional: el PP y el PSOE. En la reunión, la mayoría de los presentes eran vascos, muchos de ellos con una larga experiencia en organizaciones políticas, sindicales y cívicas, en muchos casos procedentes del ámbito de la izquierda, pero también de tradición liberal y ciudadana. Después de dicha reunión, tomaron la decisión de poner en marcha un proyecto político de ámbito nacional.

Para ello lo primero que se hizo fue crear una asociación, Plataforma Pro. Para ello se dieron charlas de presentación del proyecto por toda España exponiendo los objetivos del partido que se crearía, entre los que destacaban:

  • la lucha contra ETA y cualquier tipo de terrorismo;
  • la regeneración de la democracia en España;
  • la oposición al nacionalismo obligatorio;
  • la reforma de la Constitución. Su objetivo sería reforzar las libertades ciudadanas y la igualdad, con independencia de la comunidad autónoma en la que se viviera, a su juicio amenazadas.

Entre los miembros o colaboradores de dicha Plataforma se encontraban el filósofo Fernando Savater, el portavoz de ¡Basta Ya!, Carlos Martínez Gorriarán, o la eurodiputada socialista Rosa Díez. Ésta última, anunció su abandono de las filas del PSOE en agosto de 2007 para involucrarse definitivamente en el proyecto. Otros grupos que manifestaron su apoyo a la Plataforma fueron la asociación Ciutadans de Catalunya, en especial sus miembros Arcadi Espada, Albert Boadella y Xavier Pericay, y la Iniciativa Ciudadana ¡Basta Ya!, de la que proceden muchos de sus promotores; asimismo también se integraron en ella unos cincuenta miembros de Socialistas en Positivo, una corriente crítica dentro del PSC.

A mediados de septiembre de 2007, el hasta entonces presidente del Foro Ermua Mikel Buesa anunció su propósito de participar en el partido político surgido de la Plataforma Pro.

Finalmente, en un acto público de presentación el 29 de septiembre de 2007 en el Teatro-Auditorio de la Casa de Campo de Madrid quedó constituido el nuevo partido. En dicho acto intervinieron el dramaturgo Albert Boadella, el filósofo Fernando Savater, el escritor Mario Vargas Llosa y Rosa Díez. Asistieron el periodista Arcadi Espada, los antropólogos Teresa Giménez Barbat y Félix Pérez Romera (los tres miembros promotores de Ciutadans de Catalunya), el historiador Antonio Elorza, el pintor Agustín Ibarrola y el exdirigente del Foro Ermua Mikel Buesa, el filósofo Carlos Martínez Gorriarán, los diputados de C's Albert Rivera y Antonio Robles, el catedrático de Filosofía Política y Moral de la Universidad del País Vasco Aurelio Arteta, el escritor peruano Fernando Iwasaki y el diputado autonómico vasco del Partido Popular Fernando Maura (este último finalmente se incorporó a UPyD el día 6 de noviembre de 2007, pasando a formar parte de su Consejo de Dirección).

Otras personalidades que se unieron al partido posteriormente fueron el escritor Álvaro Pombo, o el deportista Álvaro de Marichalar.

Ideología política

Ideológicamente, UPyD no se define como de izquierda o derecha. Como declara al comienzo de su Manifiesto Fundacional:

Ser considerados de izquierdas o derechas no nos parece el centro del problema, aunque nos apiadamos cordialmente de quien carece de mejores argumentos para descalificar al adversario [..], nosotros preferimos hablar de progresismo en vez de izquierda o derecha. Ser progresista es luchar contra las tiranías que pisotean la democracia formal, así como contra la miseria y la ignorancia que imposibilitan la democracia material. Y ni los actuales partidos de izquierda ni los de derechas tienen el monopolio del progresismo, aunque ambas tradiciones políticas han contribuido a él. A nosotros nos gustaría ser capaces de aprovechar los elementos positivos de unos y de otros, pero sin tener que cargar con sus prejuicios y resabios reaccionarios, que existen en los dos campos.

UPyD se define como un partido progresista, más allá de otras etiquetas ideológicas. El partido se engloba en lo que se ha venido llamando en los últimos tiempos transversalidad: un partido que pretende englobar conceptos e ideas de ambos ejes políticos. Según declaró su portavoz Rosa Díez, la formación es «progresista y transversal», «tiene gente de izquierdas y liberales», asegurando que a su parecer «el centro es la nada». Afirman como señas de identidad adicionales el «constitucionalismo, definiéndolo como la defensa del Estado de derecho español bajo el amparo de la Constitución española de 1978; el laicismo, como defensa de un Estado neutral ante las creencias, en el que ninguna confesión religiosa ni identitaria goce de privilegios frente a las demás; y el «no nacionalismo», como rechazo y lucha contra la, a su vez, excesiva preponderancia de los partidos nacionalistas periféricos y separatistas en el sistema político español. Frente a estos, Rosa Díez define a UPyD como un partido «inequívocamente nacional, con un proyecto único para toda España».

Sus propuestas fundamentales, de acuerdo con su terminología, son las siguientes:

1. Reforma de la Constitución española de 1978, centrándose en tres ámbitos:
1. Cierre del modelo autonómico, definiendo las competencias fundamentalmente estatales y las autonómicas, clarificando cuáles son no delegables a las comunidades autónomas o municipios. Respecto a los conciertos económicos de Navarra y País Vasco, UPyD mantiene una postura no uniforme. Mientras que por un lado, proponen recalcular la cuantía del cupo vasco y la aportación navarra, de forma que se aumente la cuantía económica aportada por las haciendas forales a la central, tal como afirmaban en su programa electoral y en la intervención de Rosa Díez en la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero, otros miembros del partido sostienen que «los singulares procedimientos de financiación de Navarra y del País Vasco» deben ser rechazados, por considerarlos contrarios a la igualdad de todos los españoles. En la misma línea, durante la campaña electoral, la organización de UPyD en La Rioja llegó a defender en un comunicado la supresión de dichos conciertos económicos.
2. Mejora y refuerzo de los derechos y obligaciones individuales, definiéndolos estrictamente iguales para todos los ciudadanos del país, sin desigualdades territoriales, lingüísticas, ideológicas o religiosas. La «unidad de la Nación española» es «el único instrumento capaz de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos».
3. Mejora de la separación de poderes, reforzando la autonomía del poder judicial respecto al ejecutivo y el legislativo, consolidando la unidad del sistema judicial en todo el país, y buscando formas de garantizar la independencia y profesionalidad de los Tribunales y Órganos Reguladores de carácter económico, eliminando su dependencia del poder ejecutivo.
2. Hacer efectiva la laicidad del Estado.
3. Reforma de la Ley Electoral, para revisar las circunscripciones electorales, y por lo tanto el reparto de escaños entre todos los partidos políticos, tanto los grandes partidos nacionales (PP, PSOE) como los nacionalistas.
4. Reforzar y promover la calidad de la enseñanza pública, promoviendo el laicismo, combatiendo el fanatismo y la ignorancia, y promoviendo la investigación científica, así como defendiendo la ley en materia de la escolarización en la lengua materna, y la normalidad de la prevalencia de la lengua común sobre las particulares; si bien reconocidas, protegidas y empleadas en algunas regiones para garantizar el bilingüismo donde exista, se rechaza la imposición de una frente a la otra entre los ciudadanos por parte de la Administración.
5. Medidas de regeneración democrática: la posibilidad de introducir un sistema electoral de listas abiertas, la elección directa de cargos personales principales (presidencia, nacional y autonómica, o alcaldías), limitación de mandatos, e incompatibilidades entre el ejercicio de cargos públicos y negocios privados. Así como medidas que prevengan pactos poselectorales, que hagan más trasparente la financiación de los partidos políticos y mejoren independencia de los grandes poderes económicos.
6. Medidas para combatir el terrorismo, que pongan el énfasis en derrotar a ETA y demás organizaciones terroristas, combatiendo sus actos de violencia, persiguiendo su financiación e impidiendo su justificación política e ideológica.
7. Medidas económicas y sociales, que promuevan el desarrollo y la competitividad de la economía española, corrigiendo las desigualdades. El Estado ha de mejorar la educación, formación y seguridad de los trabajadores, propiciar las infraestructuras, favorecer la investigación e innovación empresarial, y garantizar la libertad económica y la competencia.
8. Política internacional, sensibilizada con las consecuencias de la globalización e integración mundial, incluyendo el fenómeno de la inmigración, con vistas a lograr el progreso de la humanidad y el libre desarrollo de la civilización y de los principios democráticos universales en todo el mundo; también se favorecerá el fortalecimiento de la Unión Europea.
9. Medidas racionales de política medioambiental, que hagan compatible el desarrollo económico y tecnológico con la protección del medio ambiente y la biodiversidad.

Apoyos

Desde su fundación UPyD ha recibido apoyos, tanto personales como colectivos, de intelectuales, periodistas y miembros del activismo ciudadano de España. Muchos de los promotores de UPyD son miembros de ¡Basta Ya!, como Rosa Díez y los filósofos Fernando Savater y Carlos Martínez Gorriarán.

También ha recibido desde su origen el apoyo de otras organizaciones como Ciutadans de Catalunya, con sus miembros Albert Boadella, Arcadi Espada (también miembro de ¡Basta Ya!), Teresa Giménez Barbat o Félix Pérez Romera a la cabeza (este último sin embargo abandonaría el partido poco después), o la Unificación Comunista de España (que también mostró su apoyo a C's).

Conocidos miembros del Foro Ermua también manifestaron su apoyo al partido, como su expresidente Vidal de Nicolás, el sindicalista Tomás Tueros, el escultor Agustín Ibarrola, Rubén Múgica (portavoz del Foro Ermua e hijo del asesinado Fernando Múgica) y Mikel Buesa (éste último abandonaría el partido en 2009).

Del entorno de la política UPyD ha recibido apoyo del exdiputado del PSOE Carlos Zayas, el cónsul general de España en Ginebra y exembajador en Finlandia Antonio García Abad y la exresponsable de Minorías Étnicas del Instituto de la Mujer de Madrid Pilar Heredia (aunque ésta se unió a los abandonos que se dieron tras el Congreso de 2009) y el exsecretario general de CCOO José María Fidalgo, El líder ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas también mostró su apoyo a UPyD, ya que según él sería "lo más parecido al auténtico falangismo”. A principios de julio de 2010 se anunció la incorporación al partido del exalcalde de Alcobendas durante 24 años José Caballero tras su abandono del PSOE.

Otras personalidades que han mostrado su apoyo a UPyD son, por ejemplo, el catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid Antonio Elorza, el catedrático de Filosofía Política y Moral de la Universidad del País Vasco Aurelio Arteta (éste último como candidato por Navarra al Congreso en las elecciones de 2008), el catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de León Francisco Sosa Wagner (cabeza de lista y eurodiputado electo en las elecciones de 2009), el escritor peruano Fernando Iwasaki, el escritor León Arsenal, el escritor y académico Álvaro Pombo (cabeza de lista al Senado en 2008), el director de teatro y guionista José Luis Alonso de Santos, el exdirector del Festival de Teatro Clásico de Mérida y realizador de cine y teatro Carlos Tristancho, el director de cine Alfonso Galletero (guionista del documental Trece entre mil), los actores Toni Cantó, Miguel Hermoso e Ignasi Vidal, el cirujano Francisco Javier Gabilondo (tercero por Vizcaya en la lista electoral al Congreso en 2008 y candidato al ayuntamiento de Bilbao en 2011), el pintor Rafael Canogar (el cual donó una de sus obras para la financiación de la campaña de las elecciones europeas de 2009), el deportista Álvaro de Marichalar (ambos candidatos por Soria en las elecciones de 2008), los escritores Mario Vargas Llosa y Carmen Resino, el profesor de la UB Francisco Caja y la periodista Irene Lozano. Asimismo la escritora Rosa Montero y los escritores Luis María Anson y Fernando Sánchez Dragó han mostrado su apoyo a Rosa Díez.

La canción del partido es obra del compositor Sabino Méndez, exmiembro de Loquillo y Trogloditas. Fuentes de UPyD llegaron a anunciar el apoyo del escritor y académico Antonio Muñoz Molina, hecho desmentido por este último.

Por otro lado, el diario El Mundo pidió el voto para el Partido Popular y UPyD tres días antes de las elecciones generales de 2008. El periodista y humorista Javier Capitán participó en el acto de inicio de la campaña de las elecciones generales de 2011, mientras que el escritor premio Planeta 2011 Javier Moro y el humorista Félix Álvarez Felisuco manifestaron su intención de votar a UPyD en dichas elecciones. Para esas mismas elecciones, el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa escribió un artículo de opinión en el periódico El País anunciando su intención de votar a UPyD. En él pidió el voto para esta formación, calificando a Rosa Díez como una "política de convicción".

Semanas antes de la convocatoria anticipada de las elecciones autonómicas del País Vasco de 2012, intervino en el acto de presentación de los candidatos de UPyD, Consuelo Ordóñez, hermana del asesinado Gregorio Ordóñez y portavoz de COVITE. En dicho acto respaldó la candidatura de Gorka Maneiro a la lehendakaritza para que "se oiga la voz de las víctimas del terrorismo en el Parlamento Vasco".

Controversia

Desde su fundación, el partido ha suscitado controversia y críticas. Algunos ejemplos:

El politólogo Ignacio Sánchez-Cuenca, profesor titular de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, postuló que UPyD pretende combatir «el nacionalismo vasco y catalán no con argumentos, sino con una buena dosis de nacionalismo español», les reprochó su ideología «centralista» o que pretendan suprimir la presencia de los partidos nacionalistas periféricos del Congreso de los Diputados, lo que, a su juicio, significaría «sacrificar los elementos más esenciales de nuestra democracia». Sánchez-Cuenca concluye: «...el caso del partido de Díez y Savater, su mercancía ideológica parece claramente averiada». Estas críticas fueron rechazadas por Carlos Martínez Gorriarán, que achacó las críticas de Sánchez-Cuenca a la «tergiversación» y a «atribuir (a UPyD) alegremente lo que a él le gustaría que dijera nuestro partido, no lo que realmente dice».

El periodista Javier Ortiz, fallecido en 2009, cofundador del diario El Mundo jefe de su sección de opinión entre 1992 y 2000, organizador de El Mundo del País Vasco y, hasta su muerte, columnista del diario Público, se autodefinió como federalista y afirmó que UPyD era una iniciativa «nacionalista española».

Desde el Partido Popular, Ignacio González, aún admitiendo su coincidencia en temas como la política antiterrorista y la "integridad territorial", ha situado a UPyD en la ultraizquierda en el resto de cuestiones, en tanto que Gotzone Mora, que tras militar en el PSE-EE pasó a pedir el voto para el PP, afirmó que "los postulados de UPyD ya los defiende el PP" acusando a UPyD de ser un "submarino" del PSOE.

UPyD ha sido también calificado de populista por el discurso, actuación y personalismo de su líder, calificaciones que han generado la respuesta del partido. Por parte de otras formaciones ha levantado simpatías por extremos del espectro político, desde la Falange Auténtica hasta Unificación Comunista de España.

El responsable de lengua del BNG, Bieito Lobeira, reclamó el 28 de febrero de 2010 reprobar las declaraciones de Rosa Díez por haber utilizado el término gallego algo que calificó de «impropio» de cualquier persona, máxime «si ostenta un cargo de responsabilidad pública». Sin embargo Rosa Díez alega que no utilizó el término gallego de forma peyorativa alguna, sino que refiriéndose al presidente del gobierno como una persona que «nadie sabe muy bien si sube o baja, o sea, lo que va hacer o dejar de hacer».

La Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) expulsó a UPyD del Orgullo Gay, ya que critica que el Partido no haya votado a favor de una resolución para forzar a Lituania a reformar la ley que criminaliza la homosexualidad y la bisexualidad. Si bien el partido alegó que su parlamentario se confundió de botón al votar, y enseguida inició los procesos de rectificación para que quedara constancia de su apoyo a favor de la resolución. Otra asociación del colectivo homosexual, COLEGAS; rechazó dicha expulsión por considerar la decisión propia de «inquisidores rosas» En cualquier caso, UPyD se ha posicionado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo y de su regulación legal tal y como ahora está en España, así como ha participado en las celebraciones del Día del Orgullo LGTB desde su creación en varias ciudades españolas, incluyendo las Marchas del Orgullo de Madrid, en las que ha llegado a participar su portavoz nacional, Rosa Díez. También ha pedido al PP que retire la demanda de inconstitucionalidad de la Ley de 2005 que permite en España los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Organización

El partido se organiza a través de cuatro órganos de gobierno y varias comisiones auxiliares.

Congreso

Es el órgano soberano del partido, se reúne de manera ordinaria con una periodicidad de tres a cuatro años; o de forma extraordinaria por acuerdo del Consejo de Dirección. Todos los afiliados a UPyD pueden formular enmiendas a las correspondientes Ponencias y presentarse a delegados sin necesidad de avales. Los miembros del Consejo de Dirección son delegados natos, el resto hasta un máximo de 500 son elegidos mediante listas abiertas; el número de delegados correspondientes a cada provincia se asigna en función de la afiliación.

El Congreso define los fines y objetivos del partido, aprueba las modificaciones estatutarias, examina la gestión de los órganos de dirección del partido y elige mediante listas abiertas y voto secreto a los nuevos miembros de los distintos órganos, excepto el Consejo de Dirección que es elegido por todos los afiliados.

Consejo de Dirección

Es el máximo órgano de dirección política del partido entre congresos.

Está formado por el/la Portavoz y 20 miembros más elegidos por todos los afiliados en candidaturas completas y cerradas. Todos los afiliados pueden presentar candidaturas sin necesidad de avales, ni cuotas territoriales. Composición del Consejo de Dirección de UPyD elegido en el I Congreso (2009):

  • Rosa Díez González, portavoz.
  • Carlos Martínez Gorriarán, responsable de Programa y Acción Política.
  • Juan Luis Fabo Ordónez, responsable de Organización.
  • Jose Ignacio Prendes Prendes, responsable de Acción Institucional.
  • Manuel Hernández Iglesias, responsable de Educación.
  • Álvaro Anchuelo Greco, responsable de Economía.
  • Francisco Pimentel Igea, responsable de Acción Electoral.
  • Antonio Ballesteros Santiago, responsable de Expansión y Nuevas Tecnologías.
  • Beatriz Becerra Basterrechea, responsable de Comunicación.
  • David Andina Martínez.
  • Ana Falomir Faus (desde noviembre de 2009 hasta diciembre de 2011)
  • Elvira García Piñeiro.
  • Katy Gutiérrez Muñoz.
  • Pilar López Marco.
  • Ramón de Venciana Batlle.
  • Gorka Maneiro Labayen.
  • Ramón Marcos Allo.
  • Fernando Maura Barandiaran.
  • David Ortega Gutiérrez.
  • Luis de Velasco Rami.
  • María Victoria Fernández Savater.
  • Andrés Herzog Sánchez (desde diciembre de 2011, elegido por el Consejo de Dirección en sustitución de Ana Falomir Faus y ratificado por el Consejo Político).

Consejo Político

Es un órgano de deliberación política y encargado del control último del resto de órganos del partido, así como de sus cargos públicos. Está formado por 150 miembros, 110 elegidos en listas abiertas por los delegados del Congreso, los 21 miembros del Consejo de Dirección y los 19 Coordinadores Territoriales. Cualquier afiliado puede presentar su candidatura sin necesidad de avales, ni cuotas territoriales. Cualquier afiliado puede promover para su debate y deliberación en el Consejo Político cuestiones de política general que resulten de interés general y actualidad, y sobre las que el partido no se haya pronunciado con anterioridad.

Agrupaciones territoriales

Existe una por cada Comunidad Autónoma, y una más por cada Ciudad Autónoma de Ceuta y Melilla. A cada una pertenecen los afiliados que residen en esa Comunidad, que se reúnen al menos una vez al año en Asamblea Territorial, que es el órgano máximo de la Agrupación Territorial.

Al frente de cada Agrupación Territorial esta el Consejo Territorial que es el encargado de dirigir la acción política del partido en esa Comunidad. El Consejo Territorial, incluido el Coordinador Territorial, es elegido por los afiliados de cada Comunidad en listas cerradas.

Enlaces externos

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.