Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco


Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.






¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Carlos Álvarez (barítono)

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Carlos Alvarez 01.jpg

Carlos Álvarez Rodríguez (Málaga; 12 de agosto de 1966), barítono español.

Biografía

Estudió en el colegio público Gibraljaire de Málaga, entrando a formar parte de su escolanía a los siete años.

Curso el B.U.P. en el Instituto Santa Rosa de Lima, también de Málaga, donde conoció a muchos de sus mejores amigos de la juventud, hasta el presente inclusive. Desde 1º B.U.P., hasta C.O.U. fue un estudiante destacado, aunque se le notaba su porvenir como barítono por su inconfundible timbre y su inigualable tono de voz. Cantó en la Coral Santa María de la Victoria y fue miembro fundador de la Coral Carmina Nova, integrándose en 1988, cuando se creó, en el Coro de la Ópera de Málaga, con el que empezó a interpretar papeles de comprimario en las representaciones operísticas de sus temporadas líricas. Estudió en el conservatorio de su ciudad natal, compatibilizándolo con sus estudios de Medicina. Finalmente, abandonó éstos y se dedicó profesionalmente al canto.

Trayectoria

Fue determinante su encuentro con su representante Alfonso García Leoz, a raíz de una de las mencionadas representaciones operísticas en el Teatro Cervantes. Representado por él, debutó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en 1990 con la zarzuela La del Manojo de Rosas, de Pablo Sorozábal. Comenzó como barítono mozartiano, rechazando la oferta de Riccardo Muti de cantar Rigoletto en La Scala por considerarse demasiado joven e inexperto para interpretarlo.

Carlos Álvarez ha cantado en los principales teatros del mundo. Así, en el Covent Garden de Londres, intervino en una destacada La Traviata (1994), con dirección de Georg Solti; Otello (1999), con la Orquesta Sinfónica de Londres y dirección de Colin Davis y Rigoletto (2003), con dirección de Maurizio Benini. En el Metropolitan Opera de Nueva York ha formado parte de: La Traviata (1996), Il Trovatore, Un baile de máscaras (Renato, 2005), Luisa Miller (2006, junto al tenor californiano de origen hispano Eduardo Villa) y Rigoletto (2006).

Sus mayores triunfos los ha obtenido cantando, a lo largo de varias temporadas, en la Staatsoper de Viena: debut en 1997 con el Rodrigo de la ópera de Verdi Don Carlo, Ernani (1998, dirigido por S. Ozawa), Don Giovanni (1999, dirigido por R. Muti), Roberto Devereux (2000), Las bodas de Fígaro (2001, dirigido por Muti y de nuevo en 2005-2006), La favorita (papel de Alfonso XI, 2003, 2004), Falstaff (papel de Ford, 2003, con dirección de Zubin Mehta), El barbero de Sevilla (2003, 2004, 2006). En esta plaza ha sido dirigido, además, por directores como Viotti o Fabio Luisi.

Igualmente, ha cantado en Zúrich (Roberto Devereux, 1997) y Ginebra (El elixir de amor, 1997; El trovador, 1998). Debutó en el Festival de Salzburgo, en un famoso Don Carlo (1998 y 1999), dirigido por Lorin Maazel, que ha sido su gran triunfo en esta plaza; también ha intervenido en un Otello. En Ámsterdam dio una versión de concierto de I Pagliacci (1999), dirigido por Riccardo Chailly, con la Koninklijk Concertgebouworkest, grabado por Decca. Don Giovanni fue el papel con el que debutó en La Scala en 1999, con dirección de Muti. En octubre de 2006 ha regresado con el mismo papel al teatro milanés, dirigido por Dudamel en producción de Mussbach, con éxito de público.

Otros escenarios de ópera en los que ha cantado son: Rávena (1999, Don Giovanni y Las bodas de Fígaro), Chicago (1999, Linda de Chamounix y La Traviata; 2006, con Rigoletto dirigido por Jesús López Cobos), La Bastilla en París (2001, el Marqués de Posa en Don Carlo; 2002, Otello; y Simón Boccanegra en 2006 con dirección de S. Cambreling), Florencia (2003, Rigoletto) y Tokio (2005, en el papel de Carlo Gérard de Andrea Chénier, con dirección de Miguel Gómez-Martínez).

Además de estos escenarios internacionales, ha destacado en producciones en el Teatro Real de Madrid: Las bodas de Fígaro (1998), Ernani (en el personaje de Don Carlo, 2000), Rigoletto (octubre de 2001, por el que cosechó muy buenas críticas), Ildegonda de Emilio Arrieta (papel de Rolando Gualderano, en versión de concierto, 2004). En 2004, estrenó un Macbeth ambientado en la Primera Guerra Mundial, dirigido por López Cobos en la única ópera de Verdi que le quedaba por dirigir, y dirección de escena de Gerardo Vera. Al año siguiente, abrió la temporada del Real con Don Giovanni, con Víctor Pablo Pérez como director musical y Lluís Pasqual como director de escena que traslada la ópera a los oscuros años cuarenta de posguerra. Igualmente, ha actuado en varias temporadas del Gran Teatro Liceo de Barcelona: Don Carlo (2000), Sir Ricardo Forth en I Puritani de Vincenzo Bellini (2001), Giorgio Germont en La Traviata de Giuseppe Verdi (2001), Rigoletto y Macbeth (2004). En 2006 intervino junto a Montserrat Caballé, en el homenaje al barítono Manuel Ausensi en el Liceo, durante la fase final del Premio Manuel Ausensi y, como Sharpless, en Madama Butterfly, dirigido por Y. Abel. Carlos Álvarez, además, se prodiga en otros escenarios menores del teatro español. Así, ha cantado en Santander en 2000, junto con otros dos barítonos, Manuel Lanza y Carlos Chausson; en verano de 2001 actuó en el Festival Internacional de Santander con un programa dedicado a ópera (Verdi, Donizetti, Bizet) y zarzuela (El guitarrico de Agustín Pérez Soriano). Cabe reseñar también que nunca ha olvidado a su tierra natal, interviniendo en diferentes temporadas líricas del Teatro Cervantes de Málaga en montajes tales como "Eugenio Onegin", "Don Carlo", "Rigoletto", "La Hija del Regimiento", "Ernani" o "Macbeth", bajo la dirección, entre otros, de Miquel Pascual, Jorge Rubio, Daniel Lipton o Alexander Rahbari.

En 2013 debutó en el Teatro Colón de Buenos Aires en Otello junto a José Cura.

Caben destacar también sus trabajos junto a Plácido Domingo. El tenor español le invitó a interpretar el personaje de un cazador portugués, villano de la ópera O Guarani, del compositor brasileño Antônio Carlos Gomes, tanto en Bonn (1994) como en la ópera de Washington D.C., en la inauguración de la temporada de Domingo como Director Artístico (noviembre de 1996). Con Plácido Domingo ha cantado en lugares tan diversos como Fráncfort del Meno, Tokio, Hanóver, Berlín y Boston, además de en escenarios españoles.

Reconocimientos

Carlos Álvarez une a su voz, dotada de manera natural, sus expresividad como actor en el escenario. Se le concedió el Premio Nacional de Música, “por la proyección internacional, la apertura a géneros diversos y la atención a la música española, con una extraordinaria calidad vocal e interpretativa”. Poseedor de una técnica depurada, a su voz robusta y, a la vez, aterciopelada, une un perfecto dominio de la escena, pues concede al movimiento escénico una gran importancia. Es conocido sobre todo por su repertorio verdiano, que es el que le ha dado las mayores satisfacciones, según ha reconocido públicamente. Es considerado uno de los mejores barítonos verdianos de principios del siglo XXI.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.