Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Luis Torres Cádiz "Joselero"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Joselero.JPG

El cantaor Luis Torres Cádiz, más conocido por su nombre artístico de Joselero, nació en La Puebla de Cazalla (Sevilla), en el año 1910, y murió en Morón de la Frontera (Sevilla), en el 1985. Hermano de Joselero de quien toma su apodo o El Niño de La Puebla, Joselero fue padre de El Andorrano y de Diego de Morón, perteneciente a una familia donde se cantaba, aunque en ella no hubiera profesionales. Su matrimonio con Amparo Amaya Flores, hermana de Diego del Gastor, fue providencial porque los dos hombres permanecieron muy unidos el resto de sus días. Diego acompañaba con su guitarra el cante de Joselero, y los dos formaban una pareja que se complementaba a la perfección. Joselero se movió fundamentalmente en las reuniones de aficionados.

Su trayectoria artística ha transcurrido principalmente actuando en reuniones y fiestas íntimas, hasta que en los años cincuenta inició sus participaciones en recitales, interviniendo en los cursos de la Cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera y en diversos festivales andaluces, salvo una corta temporada en la que formó parte del elenco de un tablao de Barcelona. Su repertorio estuvo basado en las soleares, siguiriyas, tangos y tientos, las cantiñas y las alboreás. Realizó grabaciones para la obra Archivo del cante flamenco.

La voz y el sentimiento de Joselero, quedará para siempre en el recuerdo de los buenos aficionados, junto a otros cantaores de su generación como Juan Talega y El Perrate, por ejemplo. Joselero, todo equilibrio y duende, es uno de esos intérpretes que merecen el calificativo de artífices. Entre los premios obtenidos por Joselero, destacan los siguientes: 1927, el de aficionados en Morón de la Frontera, otorgado por un jurado presidido por Manuel Vallejo; 1962, en Jerez de la Frontera, el premio La Serneta, para soleares y bulerías, y en 1972, en el Concurso del Cincuentenario del célebre concurso granadino de 1922, el galardón convocado a la memoria de El Tenazas.

Galería de imágenes

Fuente