Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 10 de enero, 19:30 horas, Conferencia Despoblación y reto demográfico en la España vacía, a cargo del ateneísta EDUARDO MOYANO ESTRADA. Sede del Ateneo.
Jueves, 13 de enero, 20:00 horas, presentación de los libros Letra de vuelta, de José Félix Olalla y Las estaciones, de Antonio Varo Baena. Sede del Ateneo.
Jueves, 20 de enero, 19:00 horas, presentación del libro El secreto tras los susurros, de Antonio Fernández Aguilar. Sede del Ateneo.
Viernes, 21 de enero, 17:30 horas. Convocatorias Asambleas ordinaria y extraordinaria. Sede del Ateneo.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
IX Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2020 y Extraordinarias 2021, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Manuel Cañete

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Manuel Cañete (Sevilla, 1822 - Madrid, 1891), escritor, crítico y periodista español.

Vida y obra

Fue hijo de actriz y de mozo fue apuntador del Teatro Principal de Sevilla. En 1839 está en Cádiz dirigiendo La Aureola. Se traslada en 1843 a Madrid, donde fue un activo periodista y crítico literario colaborando asiduamente en El Heraldo, el Diario de la Marina, El Manzanares, La Gaceta de Teatros, El Parlamento y, sobre todo, La Ilustración Española y Americana. Estrenó dramas históricos, entre los que sobresale El Duque de Alba (1845). Son estos El juglar (1838), Lo que alcanza una pasión (1841), Un rebato en Granada (1845), El conde de Porcellos (1848) y, en colaboración con Manuel Tamayo y Baus y Aureliano Fernández-Guerra, Un juramento. También cultivó la comedia con Miguel Ángel (1838), Los dos Foscaris (1846), El peluquero de su alteza (1853), La carmañola (1870). Adaptó la pieza homónima de Pedro Calderón de la Barca en En esta vida todo es verdad y es mentira (1879), en colaboración con José Campo-Arana. Zarzuelas suyas son Beltrán y la Pompadour (1845) y La flor de Besalú (1874).

Tuvo un cargo en el ministerio de Fomento que perdió con la revolución de 1868. Tuvo un par de duelos, uno con José Zorrilla y otro con Rubí, de quien después sería amigo.

Ingresó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la de la Historia y, en 1857, en la Real Academia Española, de la que fue censor. Defendió la ortodoxia católica monárquica. Dio un curso sobre literatura dramática en el Ateneo, institución de la que fue vicepresidente, y del cual nos queda su Discurso leído en el Ateneo de Madrid para inaugurar el curso anual de literatura dramática (1852), donde asienta las bases de recepción del teatro dieciochesco considerando a Leandro Fernández de Moratín "la lumbrera más brillante del clasicismo español". Publicó un tomo de Poesías en 1843, ampliadas en 1859, dentro del clasicismo de la escuela sevillana, aunque existen preocupaciones políticas. Destaca la balada "El árbol seco" y el romance "Recuerdos de la montaña". Su poesía fue, sin embargo, triturada por Antonio de Valbuena en sus Ripios académicos y se muestra algo deudora de Gallego y de Quintana.

Como crítico es más que notable su estudio sobre el teatro español anterior a Lope de Vega El teatro español del siglo XVI (1885). También se preocupó por la lengua de ese siglo en su Documentos curiosos para la lengua castellana en el siglo XVI. Editó con notas y prólogo las Farsas y églogas de Lucas Fernández (1887). Oras obras suyas son Sobre el drama religioso español antes y después de Lope de Vega (1862) y Escritores españoles e hispanoamericanos (1884), que incluye estudios sobre José Joaquín Olmedo y el Duque de Rivas. Se mostró inflexible con las innovaciones y su criterio clasicista le impulsó a atacar los excesos "inmorales" del neorromanticismo de José Echegaray junto con otros críticos como Luis Bustillos y Peregrín García Cadena. Hizo la edición, con un estudio preliminar importante, de las Obras inéditas de D.Manuel José Quintana, Madrid, Medina y Navarro, 1872, y también dedicó un estudio como prólogo al Gil Blas de Lesage.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.