Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Encuentro de Ateneos de Andalucía en Córdoba

VIII ENCUENTRO ATENEOS.jpg


CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco


Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.








¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Miguel Primo de Rivera

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Miguel Primo de Rivera.jpg

Miguel Primo de Rivera y Orbaneja nació en Cádiz el 8 de enero de 1870. Ingresa en el Ejército en 1884 y participa en las campañas de Marruecos, Cuba y Filipinas, alcanzando el grado de teniente general por méritos de guerra en 1919. Ocupó importantes cargos militares como el de capitán general de Madrid.

El 13 de septiembre de 1923, Miguel Primo de Rivera, entonces capitán general de Cataluña, da un golpe de Estado con el consentimiento del rey Alfonso XIII y la colaboración de la burguesía catalana, ante la notable indiferencia del pueblo español. Una mayoría de fuerzas sociales y políticas aceptaron, pasivas, el golpe y algunas, como la CNT, que podían haberse opuesto, estaban bastante decaídas después de diez años de luchas intensas y escasos logros. El general anuncia la constitución de un "Directorio Inspector Militar" y sus primeras medidas fueron sobradamente anticonstitucionales: se concedió a sí mismo amplios poderes, entre los que figuraba la facultad de gobernar mediante decretos-ley, suspendió los derechos civiles, disolvió las Cortes y declaró el estado de guerra.

No desapareció del todo la inestabilidad precedente, pero se inició un periodo de paz social en el que desaparecen, casi por completo, atentados, huelgas revolucionarias y gran parte de los conflictos laborales. Cuestiones como el restablecimiento del orden público y el problema de Marruecos, que habían justificado la llegada de la Dictadura, fueron resueltas por Primo de Rivera con el aplauso general.

Pero serían los intelectuales, los universitarios y los ateneistas, quienes se enfrentarían a la Dictadura. en el invierno de 1924 -al mismo tiempo que se clausuraba el Ateneo de Madrid-, don Miguel de Unamuno, rector de la Universidad de Salamanca, era desterrado a Fuerteventura. Marañón, Ortega y Gasset, Jiménez de Asúa, Fernando de los Ríos,... entre otros muchos, forman un muro liberal de insospechadas consecuencias políticas por el que no podría pasar la soberbia del dictador.

En cambio la historia económica ha sido más benévola con Primo de Rivera. Surgieron nuevos instrumentos financieros como el Banco Exterior, la Caja para el Fomento de la Pequeña Propiedad y la reforma de los Bancos Hipotecarios, Industrial, etcétera. Montó de nueva planta el aparato administrativo, creando organismos técnicos para desarrollar vastos planes. Se construyeron cinco mil kilómetros de carreteras y otros nueve mil de caminos vecinales, siendo el primero de tal envergadura en la Historia de España.

Tras una serie de sucesos políticos y sociales que inducen al general a presentar su dimisión, la lleva a cabo el 28 de enero de 1930. El Rey encarga la formación de un nuevo Gobierno al general Berenguer, marchándose Primo de Rivera a París, ya con la salud muy quebrantada, donde fallece el 17 de marzo del mismo año. Fue padre del fundador de F.E. José Antonio Primo de Rivera.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Antonio Hens Porras.