Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 17 de septiembre, 20:00 horas, presentación del libro TODO ES UN INSTANTE,
del ateneísta Fernando Sánchez Mayo, en la Delegación de Cultura, C/. Capitulares 2.

Miércoles, 19 septiembre, 19:00 horas, se reanuda la Tertulia Poética con el ciclo
"Tertulianos de honor", en este caso sobre Francisco Carrasco, presenta Javier Ortiz.

Jueves, 20 septiembre, 20:00 horas,Teatro en el Ateneo con la obra "Crítica de la Razón Pura", de Antonio Varo Baena.

Sábado, seis de octubre, se celebrará en Dos Hermanas (Sevilla) el IX Encuentro de Ateneos de Andalucía, la asistencia tiene un coste de 30 euros, con comida y desplazamiento. Plazo hasta el 25 septiembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Pastora Rojas Monje "Pastora Imperio"

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Pastora Imperio.jpg

La bailaora Pastora Rojas Monje de nombre artístico Pastora Imperio nació en Sevilla el 16 de marzo de 1889 y murió en Madrid el 14 de septiembre de 1979. Hija de La Mejorana, que no quiso enseñarla por lo que le dio clases Isabel Santos. Durante un año, casada con Rafael el Gallo. Desde los diez actuó con los nombres de Pastora Monje, Pastora Rojas y definitivamente a los trece años como Pastora Imperio, porque el empresario del Salón Japonés de Madrid, en donde actuaba con una niña de su edad, Mariquita La Roteña, les puso el nombre de las Hermanas Imperio. Sus actuaciones eran múltiples, recitaba, cantaba y bailaba desde jotas hasta el vito. En el Actualidades interpretaba una farruca y un garrotín creación de La Malagueñita. A lo largo de su carrera artística, este garrotín y unas soleares fueron los bailes que más interpretó. Madrid fue la ciudad que más la vio bailar, desde que en 1912 actuara en el Teatro Romea y poco después en el Maravillas donde aparece con La Argentinita. Después de Madrid es en Sevilla, en el Salón Imperial, donde más actúa.

Recorre todas las capitales españolas en gira. La prensa no deja de ocuparse de ella siempre para ensalzarla. En 1914, viaja por primera vez a París, y a continuación embarca para América: Cuba, Argentina, México... El 15 de abril de 1915 reaparece en el Teatro Lara de Madrid para estrenar el Amor Brujo que Falla había compuesto para ella. Más tarde, en 1934, haría una segunda versión, en el Teatro Español, junto a La Argentinita, Vicente Escudero y Miguel de Molina. Sus brazos eran lo más característico de ella. Los elevaba al estilo de su madre, con giros suaves y forma redondeada de las manos; quedaron como modelo de fino braceo flamenco. Acostumbra a bailar con bata de cola y generaliza su uso. Desde 1928 hasta 1934 permanece retirada de la vida artística. Reaparece dando unos recitales de canciones y danzas gitanas en el Palacio de la Música de Madrid. Por este tiempo trabaja también en el Coliseum. De 1942 a 1954 regenta y trabaja en la venta La Capitana, propiedad de su yerno Gitanillo de Triana. Hace un paréntesis en 1946 para bailar con la compañía de Pilar López. En 1958 se despide del público de Madrid en el espectáculo Te espero en Eslava, y en 1959 lo hace en Barcelona. A raíz de su retirada dirigió el tablao El Duende de Madrid y, en 1964, otro llamado Los Monteros, en Marbella. Pasa la vejez en familia y muere en Madrid a los 90 años. "Pastora Imperio -como dijo Tomás Borrás- es la pasión de una raza.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Agustín Gómez Pérez.