Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles, 20 de junio, 20:15 horas, reunión del Club de Lectura en la sede.
Se estudiará la obra del Primo Levi "La tregua".

Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.



FALLO DEL IV PREMIO DE RELATO RAFAEL MIR

FALLO DEL PREMIO AGUSTÍN GÓMEZ DE FLAMENCO

Entregadas las Fiambreras de Plata 2016. Reportaje fotográfico




¡Ayúdanos! Comienza una página

Pedro Blanco Rubio

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Pedro Blanco.jpg

Pedro Blanco Rubio nació en Alcolea del Río (Sevilla) el 24 de julio de 1947, pero sus recuerdos primeros vienen de la Tierra de Campos castellana. Su padre, secretario de Ayuntamiento, y su madre, maestra de escuela, se trasladaron a Villada (Palencia) cuando contaba 3 años de edad. A pesar de que siempre añoró el sur de donde venía, su padre solicitó la plaza del Ayuntamiento de Ortuella (Vizcaya) y a ese pueblo minero se trasladaron el matrimonio y sus cuatro hijos. Terminaron viviendo en Bilbao donde Pedro estudió Filosofía y Letras.

Trabajó, desde estudiante, en el populoso barrio de Recaldeberri dando clases a chicos que no tenían ocasión de estudiar en el Instituto y en el que se examinaban "por libre". Aquel grupo, heterogéneo y utópico, que colaboraban en el barrio, pensaban que la cultura era camino de transformación social. De aquellas inquietudes colectivas brotó una biblioteca, foco de otras muchas actividades: revistas, conferencias, excursiones. Finalmente de allí salió una Universidad Popular, una de las primeras después de la guerra, al terminar la dictadura. Pedro recuerda con alegría aquellos días y se siente orgulloso de ser uno de sus fundadores.

Mientras tanto, salía al extranjero. París, Londres. Atraído por la añoranza honda judía, subyugado por su poesía y por los sueños que en él despertaban su socialismo utópico, vivió en dos Kibuts durante tres meses. Aquella experiencia, aquel paisaje, aquellas gentes -judíos, drusos y palestinos- le impresionaron. Se licenció con una tesina que trataba sobre "el sentimiento judío ante la muerte a la luz de ocho endechas".

Con el tiempo notó que el viejo clima de colaboración de Bilbao empezaba a enrarecerse. Entonces sacó unas oposiciones a agregaduría de Instituto y se trasladó a León donde, en el pueblecito de Villaquilambre, ha vivido hasta ahora con su mujer y dos hijos.

Sigue pensando, como Antonio Machado, que defender y difundir la cultura son la misma cosa. Por eso estimula a los jóvenes a que saquen una revista. En el Instituto "Juan del Enzina" ha introducido la asignatura de Teatro, una de sus aficiones.

A mediados de los ochenta se unió a una brigada internacional de ayuda a Nicaragua y dio clase en la ciudad de Condega durante un verano. Mientras tanto, su mujer envió su libro La arcana arena a la I convocatoria del Premio de Poesía Juan Bernier, resultando finalista. En la IV convocatoria del premio (1988) se volvió a presentar con Los azores mudados, resultando nuevamente finalista.

Recibió un Accésit en el Premio de Poesía Juan Bernier en su IV Convocatoria.
Recibió la Fiambrera de Plata del año 1988 concedida por el Ateneo de Córdoba.