Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles 22 de enero, a las 19:00 horas TertuliaP oética en la Sede del Ateneo.
Jueves 30 de enero, 18:00 horas. Convocatoria Asamblea Anual Ordinaria. Sede del Ateneo.
Jueves 30 de enero, 20:00 horas. Entrega del Jacobino de Oro a la ateneísta Milagros Páez Pérez. Sede del Ateneo.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Roberto Gerhard

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Roberto Gerhard.jpg

Robert Juan René Gerhard ( Valls, Tarragona, 25 de septiembre de 1896 - Cambridge, 5 de enero de 1970), quien desde 1921 firmaría como Roberto Gerhard, fue un compositor español. Hijo de padre suizo y madre francesa, de Alsacia, aunque se consideró siempre un compositor catalán. Muríó en el exilio al que le condenó el ascenso del régimen franquista. Roberto Gerhard es uno de los más grandes compositores españoles del siglo XX.

Biografía

Aunque recibió educación musical desde niño, su padre se opuso a que eligiera la música como profesión. Tras dos años de estudios comerciales en Suiza, retornó a su tierra para estudiar piano bajo la dirección de Enrique Granados y composición bajo la de Felipe Pedrell, maestro también de Albéniz, Falla y el propio Granados. A la muerte de Pedrell buscó sin éxito la tutela de Falla, para terminar bajo la de Arnold Schönberg, con el que pasó varios años en Viena y Berlín. De vuelta a Barcelona en 1928, dedicó todo su esfuerzo a la promoción de la música nueva, a través de los conciertos y también de sus artículos. Amigo de Joan Miró y de Casals, trajó a Schoenberg y a Antón Webern a Barcelona, y fue el alma del festival que allí celebró en 1936 la International Society for Contemporary Music (Sociedad Internacional de Música Contemporánea), y en el que se estrenó el concierto para violín de Alban Berg. A la vez realizaba una obra musicológica consistente sobre todo en la recolección, edición e interpretación de música antigua española, desde el Renacimiento hasta el siglo XVIII.

Identificado con la II República Española y la autonomía catalana, era asesor musical del gobierno de la Generalitat, el trinfo final de la rebelión franquista lo condujo al exilio, primero en Francia y luego en Cambridge. Mientras vivió Franco no volvió sino para visitas privadas y el régimen se ocupó mientras de que fuera ignorado en su país. A partir de su exilio empezó a usar militantemente la forma Roberto de su nombre de pila. Sus obras de los años 40 revelan, por sus temas explícitamente españoles y catalanes, una añoranza de la patria perdida; de 1940 es una sifonía en memoria de Felipe Pedrell, su maestro, y una primera versión del ballet don Quijote. Sus esfuerzos culminaron en la ópera The Duenna (La Dueña) sobre un texto inglés de Richard Brinsley Sheridan. A lo largo de los años 50 la influencia del serialismo de Schönberg, actuando como trasfondo en unas obras esencialmente nacionalistas, condujo a una aproximación cada vez más vanguardista a la composición, a la vez que a un extenso reconocimiento de su obra, que le llevó a enseñar también en Estados Unidos.

Desde esa misma época Gerhard empezó a manifestar el problema cardíaco que acabaría con su vida. Murió en Cambridge en 1970. Su demorado prestigio en España empezó con el estreno, póstumo y tan tardío de La Dueña en 1992, en Madrid y en Barcelona.

Obra

Las obras más significativas de Gerhard, aparte las mencionadas, incluyen cuatro sinfonías, un concierto para orquesta, conciertos para violín, piano y clavicordio, la cantata La peste (basada en la novela homónima de Albert Camus), los ballets Pandora y Veladas de Barcelona, así como distintas piezas para variados conjuntos de cámara, incluidas sardanas para ser interpretadas por cobla. Fue el primer compositor de música electrónica en Gran Bretaña, con la partitura que acompañó al montaje de 1955 de El rey Lear de la Royal Shakespeare Company. De la producción camerística de su último periodo destaca la trilogía de piezas sobre temas astrólógicos: Geminis, Leo y Libra. Es estas obras, como en su cuarta sinfonía, apuesta por un lenguaje de gran modernidad que sitúa a Gerhard a la cabeza de las inquietudes estéticas de su tiempo.

Enlaces externos

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.