Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco


Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.






¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Teodora Lamadrid

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
TEODORA LAMADRID.JPG

Teodora Hervella Cano, conocida como Teodora Lamadrid (Zaragoza, 26 de noviembre de 1820 – Madrid, 21 de abril de 1896) fue una de las figuras más destacadas del panorama teatral de la España del siglo XIX.

Biografía

Actriz de amplio registro, tuvo ocasión a lo largo de su carrera de interpretar algunas de las más representativas piezas de teatro clásico, en prosa y en verso, y probar suerte también como cantante lírica de ópera y zarzuela.

Hermana de la también actriz Bárbara Lamadrid, pisó un escenario por primera vez a la corta edad de ocho años. En 1832 se trasladó a Madrid al ser contratada, junto a su hermana, por el empresario teatral Juan Grimaldi para trabajar en los teatros Príncipe y de la Cruz.

Sobre los escenarios madrileños fue consolidando su prestigio hasta que en 1851 interpretó uno de las obras cumbre de su carrera, Adriana Lecouvreur, que supondría su consagración definitiva. En años sucesivos, su repertorio se fue engrosando con obras como Locura de amor de Manuel Tamayo y Baus, El tanto por ciento, La campana de Almudaina, Lo positivo, Virginia, La villana de Vallecas, El desdén con el desdén, Don Juan Tenorio, Los amantes de Teruel o El trovador.

Su faceta como cantate lírica incluye una de las primeras óperas españolas, El novio y el concierto (1841), compuesta por su esposo Basilio Basili, y Los solitarios (1842), con música de Basili y textos de Bretón de los Herreros. Como era habitual en los actores de la época, realizó también una exitosa gira teatral por diversos países de Latinoamérica.

También se dedicó a la docencia, impartiendo clases en la Escuela Oficial de Declamación del Conservatorio de Madrid, entre otras personalidades, a la posteriormente figura del teatro español María Guerrero.

Coetánea de Matilde Díez, la otra gran figura del teatro español del momento, ambas mantuvieron cierta rivalidad a lo largo de los años. Su retrato figura, entre otros, en el telón del Teatro Principal de Zaragoza que data de 1877. Con carácter póstumo ha dado nombre a calles en varias ciudades españolas.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.