Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

27 de marzo, miércoles, 19:30 horas. Día Mundial del Teatro, en Hermandades del Trabajo.

28 de marzo, jueves, 21:00 horas. JORNADAS FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA, en el Rincón del Cante.

Sábado 30 de marzo. Viaje cultural del Ateneo a Itálica y al Monasterio de San Isidoro del Campo. Salida a las 8:30 horas desde la glorieta de la Media Luna frente antiguo hotel Meliá. Precio del viaje 35€ por persona incluyendo traslados, visita guiada y comida. Se paga in situ. Fecha límite de inscripción 27 de marzo.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Totó

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Toto.jpg

Totò – nombre artístico de Antonio Griffo Focas Flavio Angelo Ducas Comneno De Curtis di Bisanzio Gagliardi (Nápoles, 15 de febrero de 1898 – Roma, 15 de abril de 1967), actor y poeta italiano.

Considerado uno de las figuras del espectáculo más importantes en la historia del cine italiano.

El arte de Totò se desarrolló en todos los géneros teatrales, desde las variedades hasta la gran revista. Participó en noventa y siete películas, interpretadas entre los años 1937 y 1967 y participó en nueve telefilms televisivos.

Es considerado un icono a la altura de Buster Keaton o Charles Chaplin.

Biografía

Nacimiento

Nació de una relación clandestina entre su madre Anna Clemente y Giuseppe De Curtis, que en principio se negó a reconocerlo. La ausencia de la figura paterna fue un determinante del carácter del actor. A pesar de los deseos paternos de que se hiciera sacerdote, el joven Antonio, estimulado por sus primeros éxitos sobre los escenarios infantiles en los que participó, fue atraído por el mundo del espectáculo, comenzando a fregar los pequeños teatros periféricos a Nápoles y participando en pequeños potologos, llamados en italiano macchiette. Fue en esa época cuando comenzó a utilizar el sexo. Fue precisamente en esos escenarios donde conoció a actores del calibre de Eduardo De Filippo y Peppino De Filippo. Después del servicio militar, realizado en Alejandría, durante la Primera Guerra Mundial, continuó con su carrera de macchietista, actuando en la Sala Napoli de la capital campana. Fue allí donde obtuvo su primer éxito, una parodia de la célebre canción “Vipera”, retitulada por él como “birolo”.

Los primeros éxitos

En 19kk se trasladó a Roma con su madre. En un final obtuvo papeles en compañías teatrales de bajo nivel, en las que se representaban farsas de la Comedia del Arte. Tras conocer a Giuseppe Jovinelli, propietario de un teatro, se internó en el mundo de los balets musicales cómicos, en los que obtivo un gran éxito. Llegó así hasta la Sala Umberto 1º, frecuentada por lo mejor de la sociedad romana. El éxito aumentaba.

A partir de 1927 comenzó a hacerse conocido a nivel nacional, saliendo de gira con diversos espectáculos por las principales ciudades italianas. Conoció a la actriz Liliana Castagnola, con la que tuvo una breve pero intensa historia de amor. Tras la decisión de Totò de poner fin a la relación, Liliana decidió acabar con su vida, ingiriendo una sobredosis de medicamentos. La impresión de Totò fue tal que decidió enterrarla en la capilla de los Curtis, en Nápoles. En 1937 Giuseppe De Curtis lo reconoció legalemente como su hijo. Totò comenzó entonces una cruzada para poder hacerse reconocer diversos títulos nobiliarios, aunque en la actualidad sabemos que en realidad no tenía ningún derecho a ellos. Sin embargo, gracias a la acción de expertos abogados consiguió ser reconocido en la mayoría.

El encuentro con el cine

Totò se adentró en el mundo del cine en el año 1930, con la llegada del sonoro, cuando Stefano Pittaluga, productor del 95% de las películas italianas de la época, decidió darle una oportunidad al joven actor que en ese momento trabajaba en los teatros de toda Italia. La película, titulada El ladrón desgraciado, no vio nunca la luz, pero la prueba de cámara realizada con Totò, encontrada y restaurada en 1995, sorprende por la modernidad y la soltura de movimientos propios de un campesino, realizados por el actor en plenas facultades físicas.

El verdadero debut de produjo bajo la supervisión de Gustavo Lombardo, el fundador de la empresa Titanus, que en 1937 produjo el primer film de Totò, Fermo con le mani! dirigido por Gero Zambuto, mediocre tentativa de ofrecer temas tocados por el personaje del personaje de Charlot. En una escena del film, bastante conocida, y extrañamente no censurada por las autoridades de la época llega a parodiar al mismísimo Mussolini. Antes de la guerra rodó otras cinco películas, con brillantes elementos surreales.

La Totò-manía

El periodo dorado del cómico se circunscribe entre el 1947 y el 1952, en cierto sentido el más libre, con parodias de gran éxito que contienen referencias satíricas bastante explícitas a la actualidad de la época: la posguerra, el mercado negro, los nuevos ricos, fueron víctimas de Totò, tanto en los escenarios como en el cine.

Sin embargo, en lo personal las cosas no andaban bien. Su mujer, de la que se había separado legalmente pero que seguía viviendo a su lado, conoció a un abogado con el que se casó. Al casarse también su hija en 1951 Totò se quedó solo. Fue en esa época cuando estuvo cortejando a la acriz Silvana Pampanini, que, sin embargo, le rechazó. La muerte cuando era un bebé de su hijo, en 1954, fruto de la relación del actor con Franca Faldini, con la que se había casado en Suiza ese mismo año, sumió al actor en una depresión de la que le costó bastante tiempo salir.

El último escenario

Totò experimentó en el año 1952, en su película Totò a colores, con el sistema Ferraniacolor y con el cine tridimensional en la obra El más cómico espectáculo del mundo, primer y único film italiano en ese formato. Tras alguna incursión en argumentos neorrealistas, desarrollados en películas de los años cincuenta, en 1956 Totò realizó su última revista, en el transcurso de la cual contrajo una broncopulmonía, de la que nunca llegaría a recuperarse. Llegó a perder incluso gran parte de la visión.

Los últimos años de vida estuvieron marcados no obstante por un trabajo incesante, a pesar de la enfermedad que el actor arrastraba. Murió, de forma repentina en su casa de Parioli. Su funeral en Nápoles fue un acontecimiento seguido por una masa de unas doscientas mil personas.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.