Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Joaquín García-Hidalgo Villanueva

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
JOAQUI1.JPG

Joaquín García-Hidalgo Villanueva nace el 28 de octubre de 1890 en Puente Genil. Periodista y político.

Inicia su actividad periodística en los años veinte en el periódico La Voz. Diario de información gráfica, llegando a ser fundador del diario Política cercano al pensamiento socialista. Mediante este órgano informativo Joaquín García Hidalgo contribuyó a crear en la opinión pública cordobesa un ambiente decisivo y favorable hacia la implantación de la II República.

Activista en política, llegada la Dictadura de Primo de Rivera estuvo deportado en Salamanca y Gerona, levantada ésta, vuelve a Córdoba donde es nuevamente arrestado en 1930 por la policía, -según se recoge en el diario La Voz del 10 de mayo de 1930- ya que fue sorprendido a las cuatro de la madrugada junto a Antonio Hidalgo Cabrera, Enrique Moreno Rodríguez llamado el "Fenómeno" y Fernando Vázquez Ocaña cuando estaban intentando destruir el rótulo de la calle José Cruz Conde.

Masón, iniciado en 1922 con el nombre simbólico de "Betis" perteneció a las logias "Turdetania" N° 15 de Córdoba, "18 Brumario" de Puente Genil y "Danton" N° 7 de Madrid, alcanzando el grado 3°.

Diputado al Congreso por Córdoba en las Elecciones de junio de 1931 por el Partido Socialista. Se le quitó la militancia del mismo siendo expulsado en 1933; llegó a presentarse como independiente en la candidatura del Partido Comunista en las Elecciones de noviembre-diciembre de 1933 sin alcanzar escaño.

En los acontecimientos de octubre de 1934 fue nuevamente detenido junto a otros como el comunista Bautista Garcés Granell o el socialista Antonio Bujalance López.

En la tarde del 18 de julio de 1936 estuvo en Gobierno Civil junto a José Guerra Lozano, presidente de la Diputación, Manuel Sánchez Badajoz, alcalde de Córdoba, los diputados Manuel Castro Molina y Vicente Martín Romera para persuadir al gobernador Antonio Rodríguez de León de que no entregara el Gobierno Civil a lo sublevados. Hay referencias de que García Hidalgo llegó a amenazar al gobernador con una pistola si hacía dejación de su cargo. La resistencia no pudo llevarse a cabo, siendo apresado juntos a otros. Compartió calabozo con los diputados malagueños del PSOE Luis Dorado Luque y Antonio Acuña Carballar, más el también diputado comunista Bautista Garcés Granell, todos ellos fusilados en días posteriores.

Murió en el Cuartel del Regimiento nº1 de Artillería de Córdoba el 28 de julio de 1936, en circunstancias poco aclaradas, ya que hay diversas versiones sobre la misma, unos dijeron que fue como consecuencia de "una paliza" recibida en la celda que ocupaba. El expediente realizado por los sublevados -llamado Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo- dice que la causa de la muerte fue "un ataque cardíaco", pero fuentes cercanas a sus familiares insinuaron que fue un "coma diabético" provocado al obligarle a comer dulces, ya que padecía de diabetes.

Muy conocido en los carnavales tenía como apodo El Príncipe del Carnaval. Cuentan que cuando cargaron su cuerpo yacente en un camión, un grupo de derechista se congratulaban diciendo : ¡Ahí va tieso el príncipe del Carnaval!.

Las circunstancias que le llevaron a la muerte están recogidas en el capítulo cuarto ("El caso García-Hidalgo Villanueva, una muerte Natural en la Córdoba del coronel Cascajo") del libro "La Justicia de QUEIPO" que tiene como autor Francisco Espinosa.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Cordobapedia, bajo licencia CC-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) y/o la licencia GFDL.