Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Toná

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Hay una tradición andaluza que hace referencia a treinta y tres formas diferentes de toná. Otra habla de treinta y una. Y Machado Álvarez, que escribió asesorado por el cantaor Juanelo de Jerez, se refiere a veintiséis. Pero nada hay que garantice que -en el caso de que hayan existido- todas esas formas de toná fueran ya flamencas, y mucho menos fragüeras. Actualmente se conocen tres o cuatro modalidades perfectamente diferenciables, aparte las peculiaridades que cada voz cantaora aporta por su cuenta.

Archivo:01 Toná-Rafael López Recio.ogg
Ejemplo de Toná interpretada por Rafael López Recio en el disco "Manolo Rumí en el recuerdo". Al toque Ángel Mata. Pulsa para escucharlo

La toná es un cante sumamente difícil. Para cantarla se necesita poseer grandes facultades, sobre todo en lo referente a modulaciones de voz, y es, sin lugar a dudas, el más sobrio y primario de los estilos flamencos.

Por su temática desfilan toda clase de sentimientos y pasiones del alma humana, arrebatadas las más veces y cargadas de pesimismo: pobreza, trabajo, injusticia, cárcel y otras situaciones atroces y sin esperanza. Hay sin embargo cantaores jóvenes que intenta darle la vuelta en este sentido. Curro Lucena canta por tonás un fragmento de Las tierras de Alvargonzález, de Machado; y Morente, cambiando una sola palabra (tiempo por pueblo) a una letra de contenido conformista, consigue darle un cierto aire de rebeldía.

El metro propio de las letras de la toná es la cuarteta asonantada, y usa también el trístico irregular en algunos remates.

La variedad llamada carcelera sólo se diferencia de otras tonás por la temática de sus letras, referidas concretamente al presidio.

Cadena que me aprisionas,
calabozo, aquí me tienes:
Pague mi cuerpo el delito
y no padezcan mis bienes.

Fuente