Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miercoles, 20 febrero, 19:30 horas. Homenaje a Antonio Machado con motivo del 80 aniversario de su fallecimiento. Introducción y lectura de poemas. Sede nueva del Ateneo en Calle Rodríguez Sánchez, 7 (Hermandades del Trabajo).

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

José Padilla

De Ateneo de Córdoba
(Redirigido desde «José Padilla Sánchez»)
Saltar a: navegación, buscar
Jose Padilla Sanchez.jpg

El músico José Padilla Sánchez nació en Almería el 1 de octubre de 1889 y murió en Madrid el 25 de octubre de 1960. Cursó estudios en el Conservatorio de Madrid y viajó a Italia en busca del éxito en el mundo de la zarzuela, pero este éxito tardó en llegar. Escribió varias obras de teatro bajo los títulos de Sol de Sevilla (1924), La Giralda y La bien amada (1925), de esta última formaba parte el famoso pasodoble titulado Valencia.

En revista sí logró un notable éxito con La hechicera de palacio, La chacha y Rodríguez y su padre. En 1950 estrenó la opereta Sinfonía portuguesa.

Pero fue su música, alegre y fácil, la que lo haría mundialmente famoso. Media Europa se emocionó con su tema El relicario, sensualmente interpretado por su compatriota Sara Montiel en El último cuplé y Charles Chaplin emocionó igualmente al mundo al elegir su melodía La violetera para su primer película sonora, la conocida Luces de la ciudad, estrenada en 1932. Estos poemas más que canciones, fueron compuestos por José Padilla cuando aún no había cumplido los 25 años.

La música de José Padilla ha sido declarada de Interés Universal en París por la UNESCO.

En su casa parisina el Ayuntamiento de la capital le rinde homenaje el 5 de diciembre de 2006 con una recepción y el descubrimiento de una placa conmemorativa en la que se recuerda cómo su música representa a París y a Francia en todo el mundo. En su discurso, Pierre Christian Taittinger expresa que José Padilla es el maravilloso lazo de unión entre España y Francia.

El Estado español ha emitido Sello de Correos de tirada internacional dedicado a José Padilla.

La Casa Museo José Padilla se inaugura al público en 1992 con motivo de la Capitalidad Europea de la Cultura de Madrid por la Familia Real, el Alcalde de Madrid y la UNESCO que descubren una placa conmorativa.

José Padilla compone en diferentes países para América, Inglaterra, Italia, España, Francia, estrenando en la Ópera de Marsella, en París donde vive, en el Champs Elysées, Théâtre de l’Avenue, Gaité Lyrique...

José Padilla es el autor de obras tan célebres como Valencia, La Violetera, El Relicario, Princesita, Ça c’est Paris llamada «La Marsellesa de los parisinos», Estudiantina portuguesa, cantada en la Revolución de los Claveles de Portugal, Fontane representación de la Italia más auténtica y gozosa, y tangos, El Taíta del Arrabal, Vieja Herida, Tango al Corazón.

Su música se encuentra en más de 300 películas y en series de países absolutamente distintos, expresión de su celebridad internacional y penetración en las sociedades y culturas más diversas: Estados Unidos, Japón, Rusia, Inglaterra, Italia, Alemania, Marruecos, Suecia, Brasil, México, Argentina, Holanda, Francia... con los más grandes directores: Ridley Scott, Martin Brest, Ermanno Olmi, Theo Angelopoulos, Woody Allen, Ernst Lubitsch, Federico Fellini, Arturo Ripstein, Cédric Klapisch, Tinto Brass, Eric Barbier... Y actores como Al Pacino, Jack Nicholson, Barbra Streisand, Gene Hackman, Rutger Hauer, Nicolas Cage.

Marcha a Argentina donde también logra el éxito estrenando en Buenos Aires continuamente en todos los teatros, Opera, Avenida, Comedia, Nacional, Coliseo, San Martín... gran número de obras como Teatro Nacional, texto de Miguel Álvarez, La Corte del Amor, La Europea, libreto de Antonio M. Viergol (Antonio Martínez Viérgol), El Taita del Arrabal, de Manuel Romero y Luis Bayón Herrera. Compone tangos, vidalitas y graba con Carlos Gardel.

Se traslada a París donde reside prácticamente toda su vida. Alcanza el éxito una vez más de forma extraordinaria.

El estreno en París de su obra Symphonie Portugaise es acogida por la crítica con las siguientes palabras en la publicación especializada Opera: «Es la obra de un músico perfecto». Llega un momento en que todos los espectáculos de París llevan su música.

José Padilla es interpretado por los mejores artistas de todos los géneros: Tito Schipa, Mario Lanza, Titta Ruffo, Alfredo Kraus, Maurice Chevalier, Joséphine Baker, Mistinguett, Jean Gabin, Luis Mariano, Raquel Meller, Carmen Flores, La Goya, Pastora Imperio, Los Virtuosos de Moscú con Vladímir Spivakov, Tango Project o la Orquesta del Metropolitan Opera House.

A lo largo de su vida compone en los géneros más diversos: ópera, ballet, música religiosa, jazz, opereta, comedia musical, cine.

El Mediterráneo

A la presentación del disco Padilla Mediterráneo en el Teatro Real de Madrid asisten todos los Embajadores del Mediterráneo oriental, Egipto, Turquía, Túnez, Chipre... Este disco muestra como el Mediterráneo es elemento fundamental en la vida y la obra de José Padilla.

Dedica parte muy importante de su creación a la cultura, las ciudades y la magia que surgen en su entorno. Obras sinfónicas como Laurel de Atenas, Chipre, las uvas de la noche, Aldebarán, este corazón herido, Le jasmin, Les souks, El Amor eres Tú ... Obras teatrales como La Canción del Desierto, canciones como Fontane, "compuesta en una tarde de melancolía en Estambul", que se ha convertido en parte del acerbo cultural de Italia. Viaja por todas sus principales ciudades, y llega a residir de forma estable en alguna de ellas.

Precisamente, cuando Ridley Scott escucha El Amor eres Tú decide inmediatamente incluirla en la escena clave de su siguiente película Matchstick Men.

Los comienzos

Se cuenta que en el momento de nacer, una banda de música pasó bajo el balcón de su casa, situada en la almeriense plaza de San Pedro. Al parecer, la partera auguró que el niño sería músico, y acertó de pleno.

Con catorce años compone su primera obra y se traslada a Madrid convalidando en el Conservatorio sus estudios con sobresaliente. En 1906 estrena su primera zarzuela: El centurión. Conoce a Tomás Bretón, es amigo de su hijo, y otros autores, y comienza su carrera como pianista dando conciertos, por ejemplo en el Palacio de Vistahermosa, actual Museo Thyssen.

Dirige la orquesta del Teatro de la Zarzuela, donde estrena varias obras. Lleva a escena para recibir los aplausos del público a Caballero, ya mayor, acompañado por su hijo Mario.

José Padilla llena los carteles, teatro Apolo, teatro La Latina, teatro Martín, teatro Provisiones, teatro Barbieri... Se hace muy popular su pasodoble dedicado al torero almeriense Julio Gómez Cañete «Relampaguito».

Más adelante se traslada a Barcelona, donde el ambiente mediterráneo y la influencia de personajes como Picasso marcan sensiblemente su obra.

A su regreso de Argentina compone dos de sus obras más famosas, que popularizó Raquel Meller: El Relicario y La Violetera. La segunda fue incluida en una versión instrumental por Charles Chaplin en su película Luces de la ciudad, su primera película sonora. La autoría de José Padilla fue omitida en los créditos de la película por lo que puso y ganó el correspondiente pleito en París.

Compone zarzuelas, entre ellas La Bien Amada, Sol de Sevilla, La Mayorala, La Canción del Desierto, La Dama del Sol o La Bella Burlada.

No obstante, su gran popularidad le vino brindada por su amplio repertorio de canciones, entre las que destacan la famosa Valencia con tal éxito que en un año logra 25 millones de francos.

A la ciudad de Almería dedicó precisamente el Himno de Almería, con letra del poeta también almeriense José María Álvarez de Sotomayor.

En Madrid se han dedicado Jardines al compositor y una calle a La Violetera y un monumento igualmente dedicado a la música de José Padilla. Hay calles en Valencia y diferentes ciudades dedicadas al compositor.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Juan Miguel Moreno Calderón.