Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Ricardo Baroja

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Ricardo Baroja.jpg

Ricardo Baroja y Nessi (Minas de Río Tinto, Huelva, 12 de enero de 1871 – Vera de Bidasoa, Navarra, 19 de diciembre de 1953) fue un pintor, grabador y escritor español, hermano del novelista Pío Baroja y tío del antropólogo Julio Caro Baroja y del director y guionista de cine Pío Caro Baroja. Su obra como grabador es importante y se le considera el sucesor de Goya.

Un año mayor que su hermano Pío, nació en Río Tinto por casualidad a causa de la profesión itinerante del padre, Serafín Baroja, que era ingeniero de minas, marchando enseguida toda la familia a San Sebastián. A los ocho años de edad (1879) fueron a Madrid.

Dos años después está en Pamplona y en 1886 en Bilbao. A los quince años ingresa en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Madrid, pero un amago de tuberculosis, enfermedad que ya había matado a su hermano Darío, alarmó a sus padres y les hizo desistir de que su hijo siguiera una carrera tan dura; al sanar más adelante, pues, guiado por su amor al arte, estudió entre 1888 y 1891 en la Escuela de Diplomática para pertenecer al Cuerpo de Archivos y Bibliotecas y asiste además a una academia de pintura donde recibe clases de Eugenio Vivó. También frecuenta los círculos artísticos de Málaga y Valencia, y le seduce la pintura de los viejos Francisco Domingo y Marqués e Ignacio Pinazo y Camarlench sobre todo, mientras que no sintoniza con el estilo entonces pujante de Joaquín Sorolla. Es en Valencia donde conoce al pintor Julio Peris Brell, con quien entabla una larga amistad. Ilustra mientras tanto los primeros libros de su hermano. Tras participar en oposiciones le destinan al final en 1897 al Archivo de Cáceres, pero renuncia o pide frecuentes excedencias y se le encuentra trabajando ocasionalmente durante cortos periodos en la biblioteca de Bilbao, en 1900 en los archivos de la Delegación de Hacienda de Teruel y en 1901 en la biblioteca provincial de Segovia, para abandonar allí definitivamente esta discontinua carrera funcionarial en 1902, pues lo que siempre había deseado era trabajar en un museo y lo único que había conseguido era solamente catalogar legajos, fuera de que su temperamento era viajero e inquieto por naturaleza.

Un año mayor que su hermano Pío, nació en Río Tinto por casualidad a causa de la profesión itinerante del padre, Serafín Baroja, que era ingeniero de minas, marchando enseguida toda la familia a San Sebastián. A los ocho años de edad (1879) fueron a Madrid.

Biografía

Un año mayor que su hermano Pío, nació en Río Tinto por casualidad a causa de la profesión itinerante del padre, Serafín Baroja, que era ingeniero de minas, marchando enseguida toda la familia a San Sebastián. A los ocho años de edad (1879) fueron a Madrid.

Dos años después está en Pamplona y en 1886 en Bilbao. A los quince años ingresa en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Madrid, pero un amago de tuberculosis, enfermedad que ya había matado a su hermano Darío, alarmó a sus padres y les hizo desistir de que su hijo siguiera una carrera tan dura; al sanar más adelante, pues, guiado por su amor al arte, estudió entre 1888 y 1891 en la Escuela de Diplomática para pertenecer al Cuerpo de Archivos y Bibliotecas y asiste además a una academia de pintura donde recibe clases de Eugenio Vivó. También frecuenta los círculos artísticos de Málaga y Valencia, y le seduce la pintura de los viejos Francisco Domingo y Marqués e Ignacio Pinazo sobre todo, mientras que no sintoniza con el estilo entonces pujante de Joaquín Sorolla. Es en Valencia donde conoce al pintor Julio Peris Brell, con quien entabla una larga amistad. Ilustra mientras tanto los primeros libros de su hermano. Tras participar en oposiciones le destinan al final en 1897 al Archivo de Cáceres, pero renuncia o pide frecuentes excedencias y se le encuentra trabajando ocasionalmente durante cortos periodos en la biblioteca de Bilbao, en 1900 en los archivos de la Delegación de Hacienda de Teruel y en 1901 en la biblioteca provincial de Segovia, para abandonar allí definitivamente esta discontinua carrera funcionarial en 1902, pues lo que siempre había deseado era trabajar en un museo y lo único que había conseguido era solamente catalogar legajos, fuera de que su temperamento era viajero e inquieto por naturaleza.

Colabora como ilustrador en Alma Española, Arte Joven y Electra, a veces con el pseudónimo de «Juan Gualberto Nessi», y frecuenta las tertulias del Café Levante, con Valle-Inclán, y las de El Lion d'Or, Pombo y El Gato Negro, de lo que dejó testimonio en su famoso libro Gente del 98. Hizo además viajes por España con su hermano Pío y algunos mutuos amigos, en especial uno a Soria del que dejó recuerdo gráfico. Ambos hermanos son redactores de El Globo y en estas tareas les envían a Marruecos una temporada. Ricardo no descuida su vocación artística y lleva trabajos suyos a la Exposición de Arte Moderno de Bilbao (1900 y siguientes), y expone también en San Sebastián y Madrid. Entre 1900 y 1906 se da con preferencia a la técnica del aguafuerte y desde entonces concurre a las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de los años 1901, 1906, 1910, 1912, 1920, 1924, 1926, 1930 y 1936. Obtuvo una Segunda medalla en la de 1906 y la Primera en 1908. Cultiva preferentemente el retrato y las escenas de la vida popular, en un tono entre goyesco y romántico. Inventa, por otra parte, diversos artefactos. En 1903 funda con la colaboración de Pablo Picasso y Francisco de Asís y Soler el grupo de «Arte Joven» y en 1905 hace su primer viaje a París. En 1908 visitó Sevilla y en 1909 Toledo. En 1910 cofundó la Sociedad de Grabadores Españoles, después reagrupada como la denominación de Los 24, grupo que editó tres números de la revista de esta técnica La Estampa antes de que pasara a publicarla el Círculo de Bellas Artes. Aficionado al teatro (incluso trabajó como actor de cine en la película El sexto sentido), en 1915 estrena El Cometa con la Compañía de María Guerrero; en 1917 publica su primera novela, Aventuras del submarino alemán U... y comienza a asesorar a su cuñado el editor Rafael Caro Raggio en la colección Biblioteca de Arte que empieza a publicar. En 1920 publica Fernanda; en 1925 da una sonada conferencia en el Círculo de Bellas Artes donde, sin dar nombres, ataca a la crítica de arte del momento, en concreto a Juan de la Encina y José Francés, conferencia que tuvo mucha repercusión y que fue impresa; desde entonces la crítica le tendrá ojeriza; en 1926 publica El pedigrée.

En 1919 se casa al borde de la cincuentena con su fiel colaboradora y también pintora Carmen Monné, de familia norteamericana de origen francés, a la que había conocido en casa del pintor Zubiaurre y con la cual participaba activamente en los grupos de teatro de aficionados El mirlo blanco y El cántaro roto, este último disuelto por la dictadura, lo que originó sus protestas. En 1928 es nombrado profesor de la Escuela Nacional de Artes Gráficas y vuelve a dedicarse intensamente al grabado, que tenía abandonado desde 1912. Frecuenta las tertulias de la Cacharrería, la del Café la Granja del Henar, donde está Valle Inclán, y la del Café Varela, donde están Antonio Machado y su hermano Manuel. Al advenir la República se enemista con su antes amigo Manuel Azaña, director del Ateneo y en ese mismo año de 1931 pierde el ojo derecho en un accidente de automóvil en Navalcarnero y ello le obliga a dejar la pintura y el grabado y consagrarse a la literatura. Ganó el premio nacional de literatura en 1935 por su obra La Nao Capitana y ese mismo año empieza a escribir en Diario de Madrid los artículos sobre tertulias madrileñas que constituirán su libro Gente del 98 (1952). Co-fundador, junto con su mujer, el 11 de febrero de 1933 de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética, creada en unos tiempos en que la derecha sostenía un tono condenatorio a los relatos sobre las conquistas y los problemas del socialismo en la URSS.

Guerra Civil y postguerra

Poco a poco vuelve a pintar, pero ya no lo hace del natural. Al estallar la Guerra Civil, un bombardeo destruye la casa madrileña del matrimonio, perdiéndose en esa destrucción bastante de la obra literaria de Ricardo escrita hasta entonces, y él y su mujer Carmen permanecen en el caserío de Itzea en Vera de Bidasoa en medio de grandes estrecheces económicas, durante toda la guerra, pintando solamente durante los veranos y escribiendo. Durante la guerra pintó en Itzea setenta tablas con temas bélicos, tal vez la más extensa aportación de ningún artista a los desastres bélicos del 36. Asimismo escribió La tribu del balcón y el coleccionista de relámpagos (1940); Bienandanzas y fortunas, Pasan y se van (1941) y El Dorado (1942), ilustrado por él con setenta xilografías. A partir de 1940 expone de nuevo en San Sebastián, Bilbao y Madrid. Hombre inquieto y polifacético, incluso compone música. En 1949 expone dos veces en San Sebastián, en enero los aguafuertes y en agosto los óleos y funda en esta ciudad junto con Martiarena la Asociación Artística de Guipúzcoa. Todos sus cuadros se venden, por ejemplo en la exposición de 1952 en San Sebastián, cuando ya es octogenario y estaba casi ciego. Dos años después muere de cáncer en la lengua provocado por su desmedida afición al tabaco, que fumaba en pipa, en el caserío de Vera de Bidasoa, el día 19 de diciembre. En 1959 su viuda Carmen Monné organizó una exposición-homenaje de todas sus obras disponibles, pero murió antes de poder verla, aunque se logró realizar. Al contrario que su taciturno y agrio hermano, fue hombre de carácter alegre y polifacético. Su obra como grabador es importante y se le considera el sucesor de Goya. Ha dejado más de ciento treinta grabados, unos mil óleos y dos docenas de libros entre ensayos y novelas, así como gran obra dispersa de articulista en distintas revistas y periódicos.

Reconocimientos

Hoy cuenta con una Avenida con su nombre en Minas de Riotinto, gracias al trabajo del Concejal de Cultura de Izquierda Unida, y 2º Teniente de Alcalde el la legislatura 1995/1999, Manuel Díaz Salgado.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.