Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 21 de octubre, 19:30 horas. Conferencia "La sexualidad vista por un etólogo", presentado por Antonio León Villaverde. Sede del Ateneo.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Amplía artículos

Julián Besteiro

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Julian Besteiro.jpg

Julián Besteiro Fernández (Madrid, 21 de septiembre de 1870 - Carmona, 27 de septiembre de 1940) fue un catedrático y político español.

Biografía

Formación

Hijo de un comerciante de ultramarinos de origen gallego, ingresa a los nueve años en la Institución Libre de Enseñanza, creada tres años antes por Giner de los Ríos, entre sus compañeros de clase se encontraban Fernando de los Ríos y Antonio Machado. Su paso por la Institución dejó una huella imborrable en su personalidad. En 1888 comienza sus estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid, con excelentes notas, consiguiendo el doctorado en 1895. En esta etapa universitaria conoce a Nicolás Salmerón y entra en contacto con las juventudes republicanas. En 1896 marcha a París para ampliar estudios en La Sorbona. En marzo de 1897 gana la cátedra de Psicología, Lógica y Ética del Instituto de Orense, pasando al año siguiente al de Toledo, donde ejerció la docencia entre 1899 y 1908 (con varios paréntesis por comisiones de servicio), permaneciendo en la plantilla hasta 1912. En este tiempo tradujo libros del francés y del inglés para completar sus ingresos. Inicio en la política

En 1903, Nicolás Salmerón y Alejandro Lerroux fundan la Unión Republicana, y Besteiro ingresa en ella. El 8 de noviembre de ese año es elegido concejal del Ayuntamiento de Toledo.

Al producirse, en 1908, la crisis en el seno de Unión Republicana entre Salmerón y Lerroux, y al fracasar en su intento de conciliar ambas facciones, toma partido por el sector lerrouxista el cual resulta derrotado en los comicios de ese año. Tras esta derrota Lerroux funda el Partido Republicano Radical, en el que ingresa Besteiro y en el que permanece hasta su vuelta de un viaje de ampliación de conocimientos por Alemania, donde visita Berlín, Múnich y Leipzig, logrando un dominio perfecto del alemán y tomando contacto con las tesis marxistas alemanas, identificándose con la corriente ortodoxa de Karl Kautsky, opuesta a la revisionista de Eduard Bernstein. En 1912 ganó la cátedra de Lógica de la Universidad de Madrid, en cuya Facultad de Filosofía y Letras fue profesor de varias generaciones.

Su actividad contra la guerra de Marruecos le llevó a la cárcel donde conoció a Andrés Saborit, a través del cual solicitó y obtuvo el ingreso en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y en su sindicato Unión General de Trabajadores (UGT).

En 1913 contrajo matrimonio con Dolores Cebrián Fernández de Villegas, profesora de Ciencias Físicas en la Escuela Normal de Maestros de Toledo, que sería la compañera constante de su vida. Este mismo año es elegido concejal del Ayuntamiento de Madrid, cargo para el que será reelegido repetidamente hasta el final de su vida. En 1914 era vocal del Comité Nacional de la UGT, y en el X Congreso del PSOE fue vicepresidente del Comité Nacional del partido.

El 9 de agosto de 1917, la UGT convoca una huelga general revolucionaria que no obtiene los resultados esperados y Besteiro, junto con los demás componentes del comité de huelga, es juzgado por un tribunal militar y condenado a cadena perpetua, siendo trasladado al penal de Cartagena. No permanecieron allí mucho tiempo, porque en las elecciones de febrero de 1918 todos los miembros del comité de huelga fueron elegidos diputados, y liberados tras una impresionante campaña, en la que participaron relevantes personalidades como Manuel García Morente, que promueve una suscripción para ofrecerle el sueldo de catedrático mientras estuviera encarcelado, Gumersindo de Azcárate o Gabriel Alomar.

En 1923, ante la dictadura del general Primo de Rivera, Besteiro, como moderado, es partidario de la colaboración ofrecida por el dictador a la UGT, con intención de anular al sindicato anarquista Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Esta colaboración no gozaba de la general aquiescencia dentro del partido, lo que le lleva a tener serias discrepancias con Prieto, e incluso con Largo Caballero, que aunque sí era partidario de la colaboración quería gestionarla de manera personal.

Posiciones destacadas

Miembro de las comisiones ejecutivas de la UGT y del PSOE desde 1914, en 1925 sucede a Pablo Iglesias al frente del PSOE. En los últimos tiempos de la dictadura se produce otro motivo de roce entre Besteiro y los otros líderes de su partido con motivo de la participación en el denominado Pacto de San Sebastián y la integración del partido socialista en el Comité revolucionario que se constituyó en la reunión de San Sebastián, ya que Besteiro se oponía a una ruptura brusca. Al triunfar las tesis contrarias, en la reunión del 22 de febrero de 1931, dimite de sus cargos del partido y del sindicato, seguido por varios de sus más inmediatos colaboradores.

El 14 de julio de 1931, recién proclamada la II República, Besteiro es elegido presidente de las Cortes Constituyentes, llevando sus deliberaciones con una neutralidad exquisita que todo el mundo reconoce así como su trato afable que le vale un homenaje por parte de la prensa acreditada en la cámara, cuya presidencia abandona finalmente en 1933.

Dentro de su línea moderada, se mantuvo al margen de la progresiva radicalización del PSOE, que llevó a la revolución de octubre de 1934 en Asturias, a la que siempre se opuso en el interior del partido.

Últimas actividades

Cuando estalla la guerra civil vuelve al ayuntamiento madrileño como presidente del llamado Comité de Reforma, Reconstrucción y Saneamiento en un Madrid machacado por las bombas del ejército sublevado. Discrepó abiertamente de los sucesivos Gobiernos republicanos mostrándose contrario a la preponderancia de los comunistas y partidario de intentar una paz negociada.

En los más difíciles momentos del cerco de Madrid, cuando el gobierno de la República se traslada a Valencia se niega a abandonar la ciudad, que en las elecciones de febrero de 1936 le había elegido diputado por más de 224.000 votos. Asimismo, se negaría a aceptar alguna de las embajadas que le serían ofrecidas en diversas ocasiones.

En mayo de 1937, Azaña, presidente de la República, le designó embajador en la coronación de Jorge VI de Inglaterra, con la misión específica de sondear los medios internacionales con vistas a una paz negociada. Para ello se entrevistó con Eden y Blum, gestiones que no obtuvieron resultados concretos.

Desde agosto de 1938, visto el giro negativo de la contienda, pareció Besteiro propicio a aceptar responsabilidades políticas que llevaran al fin de la guerra civil. Por ello se suma a la controvertida iniciativa del coronel Casado y forma parte del Consejo Nacional de Defensa que, el 6 de marzo de 1939, dio un golpe de estado contra la tambaleante legalidad republicana, representada por el gobierno presidido por Negrín, para iniciar unas negociaciones con el general Franco, con la mediación de Inglaterra. Negociaciones que no obtienen resultados por cuanto, a estas alturas de la guerra, Franco se niega a todo lo que no sea una rendición sin condiciones.

El 28 de marzo de 1939, Besteiro, en calidad de Consejero de Asuntos Exteriores del Consejo casadista, ya enfermo, es detenido en los sótanos del actual Ministerio de Hacienda, donde tenía su despacho, donde prácticamente vivía y desde donde se dirigía frecuentemente por radio a los madrileños. Sometido el 8 de julio de este año a un consejo de guerra por el Ejército sublevado, fue condenado a treinta años de prisión. Tras un breve paso por varias cárceles madrileñas es trasladado finalmente a la de Carmona (Sevilla) donde a pesar de las penosas circunstancias en que se encontraba demostró una enorme dignidad, allí murió debido, al parecer, a una septicemia y a las deficientes condiciones carcelarias.

Reconocimientos tras su muerte

  • En 2003 se inauguró la estación de Julián Besteiro en la Línea 12 del Metro de Madrid sita en Leganés. Dicha estación está situada frente al centro cultural homónimo.

Obras

  • Cartas desde la prisión. Madrid. Alianza, 1988.
  • Los Juicios Sintéticos A Priori desde el Punto de Vista Lógico, 1912.
  • Marxismo y antimarxismo, 1935.
  • Obras completas, edición de E. Lamo de Espinosa, Madrid 1983, Centro de Estudios Constitucionales.
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.